Categorías
Embarazo Ser Pareja

Los papás también suben de peso en el embarazo

Los papás también suben de peso en el embarazo

El aumento de peso durante el embarazo no es un problema totalmente femenino.

Los papás también suben de peso en el embarazo

Si te convertirás en padre primerizo este año, te recomendamos que leas esta nota. El embarazo, en cuanto a los cambios que provoca en el cuerpo de la mamá, no solo pasa factura a las mujeres, sino también a los hombres, esto lo confirmaría un reciente estudio científico.

Consulta a tu doctor, mira…

Ejercicios para evitar ganar peso en el embarazo

Los papás también engordan durante el embarazo y esto lo abalan los investigadores del Centro Médico Flinders, responsables del estudio que ha analizado a 300 hombres, de entre 18 a 40 años, durante tres años, confirmando que los hombres también suben de peso durante el embarazo de sus parejas, 16 kilos para ser exactos.

El peso promedio que aumentaron los hombres durante el embarazo equivalía a un incremento de 5 centímetros en la cintura. Y un 25% de los encuestados se vio obligado a comprar ropa de «paternidad».

Te interesa…

Un bebé deseado y querido es más inteligente y creativo

De hecho, el 20% de los futuros padres se dio cuenta de que había aumentado de peso cuando la ropa ya no le quedaba.

Es preciso mencionar que miles de personas aseguran que los papás llevan cargan con los síntomas del embarazo, como los vómitos, náuseas, apetito, entro otros, ya que se sienten más compenetrados con su pareja.

¿Así le pasó a tu pareja?

Foto: Getty Images

¿Tienes mucha hambre?

Bocadillos saludables en el embarazo

Categorías
Nutrición

6 snacks saludables que te ayudarán a evitar el picoteo

¿Te ocurre que en vacaciones sueles tener más antojos, hambre nerviosa, comer cualquier cosa, perder tus hábitos saludables…? Para estos días, que no son pocos, los snacks saludables son un buen recurso para evitar el picoteo que suele ocasionar el tiempo libre en casa. 

La experta, Ana María González, nutrióloga certificada del Colegio Mexicano de Nutriólogos nos da los siguientes tips:

Snacks saludables que te ayudarán a evitar el picoteo

Prepara tus alimentos favoritos con un toque de imaginación y salud.

Puedes hacer una “pizza” con pan integral tostado o tortillas de harina en lugar de la masa tradicional. La porción será ideal y puedes agregarle todos los ingredientes que tendría una pizza: queso bajo en grasa, y de preferencia alguna o varias verduras que les gusten a tus pequeños.

Un delicioso smoothie.

Estos alimentos están de moda y pueden ser una buena opción también para tu hijo, especialmente en época de calor. Para elaborarlo puedes utilizar leche descremada o la bebida vegetal (almendra, coco, arroz o soya) que más les guste. Agregar por lo menos dos frutas y si es posible prueba con alguna verdura.

Frutas congeladas.

Las uvas son ideales, pero también puedes utilizar fresas, frambuesas, blueberries y cualquier fruta de tamaño pequeño. Mételas al congelador y disfruta de su refrescante y helado sabor en una tarde de calor.

Pastelitos de arroz inflado.

Estas botanas son ideales para acompañarlas de aguacate y salsa, crema de cacahuate, queso crema y pepinos rebanados, y muchas ideas más. Por su sabor neutro, son una excelente opción para echar a volar la imaginación y tienen un tamaño perfecto para tu hijo.

Galletas hechas en casa.

Cocinar con los niños es una gran manera de enseñarles a escoger los alimentos de manera correcta. Prepara unas ricas galletas de avena con quinoa y naranja y enséñales lo importante de es, que su alimentación tenga variedad de ingredientes.

Mezcla de frutos secos y nueces.

Puedes también elaborarlo en casa incluyendo tus ingredientes favoritos; incluso puedes agregar un poco de chispas de chocolate amargo para que tenga más sabor. Recuerda que las nueces son alimentos llenos de nutrimentos importantes, pero debes cuidar que la porción no sea mayor a un puñado.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Tips para que sigas cuidando tu salud en vacaciones

 

Categorías
Belleza

6 tips para no subir de peso estas vacaciones

¿Estás por salir de vacaciones o ya las estás disfrutando? En vacaciones es un hecho que se come más, hay más antojos y más tiempo libre para gozar de las delicias gastronómicas. Estos consejos te ayudarán a controlar esto y no subir de peso, ¡tanto!

Ana María González, nutrióloga certificada por el Colegio Mexicano de Nutriólogas, te comparte algunos prácticos consejos para que logres adoptar un estilo de vida más saludable y, al mismo tiempo, consigas perder un poco de peso este verano.

Establece pequeñas metas.

Aprovecha estas vacaciones para bajar de peso. Por ejemplo, si quieres bajar 10 kilos, comienza con el objetivo de bajar dos. Una vez que hayas alcanzado esta primera meta, establece un nuevo reto. Busca alguna clase o ejercicio que se acople a tus actividades de vacaciones. O bien, descarga alguna aplicación que te ayude a establecer rutinas que puedas realizar en casa.

Revisa tu refrigerador y tu alacena.

¿Los alimentos que tienes son parte del plan? Pon hasta adelante aquellos que son bajos en grasa, azúcar y calorías, ya que, si son los primeros que ves, será más fácil elegirlos. También ten siempre en el refrigerador tus frutas y verduras ya picadas o incluso congeladas.

Haz cambios inteligentes.

Muchas de las calorías que llegan a tu cuerpo las consumes sin saberlo, debido a los ingredientes que puedes utilizar al cocinar. Una excelente opción es sustituir algunos ingredientes para hacer las recetas bajas en calorías, como el aceite de canola por el aceite de coco o aguacate; los lácteos por sus versiones descremadas o bajas en grasa y los endulzantes tradicionales por sustitutos de azúcar como estevia o sucralosa.

Muévete un poco más.

En este plan no puede faltar el ejercicio, ya que es la otra parte de la balanza en el equilibrio entre lo que comemos y lo que gastamos. Realizar 30 minutos de ejercicio al día te ayudará también a mejorar tu estado de ánimo y tener más energía. Las vacaciones pueden ser un momento ideal para empezar este buen hábito porque tienen más tiempo libre. Busca algo que te guste y asesórate adecuadamente.

Mantén tu cuerpo hidratado y tu mente ocupada.

En ocasiones, la sed y el ocio pueden hacernos comer sin realmente tener hambre. Ten siempre a la mano una botella de agua. Si optas por bebidas preparadas, escoge las que no contienen azúcar o son bajas en calorías. Haz conciencia de tus señales de hambre y saciedad. Los antojos son pasajeros. Si logras distraerte durante 15 minutos es muy probable que lo olvides.

Piensa a largo plazo.

No hay nada peor que alcanzar tu meta para verte bien solo durante una semana o un par de meses. Aprovecha esta motivación haciendo cambios con los que puedas vivir a largo plazo. De esta forma, podrás disfrutar de los resultados de forma permanente.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Ideas para disfrutar las vacaciones en casa con tu hijo

 

Categorías
Embarazo

¿Estás embarazada y sueles tener antojo de helado de chocolate?

Dicen los expertos que los antojos durante el embarazo son la manifestación de que tu organismo necesita compensar los cambios metabólicos y hormonales de la etapa. Así que… si estás embarazada y sueles tener antojo de helado de chocolate… ¿qué te querrá decir tu cuerpo?

Antojo de helado de chocolate, ¡yummy, yummy!

¿Sabías que es el antojo que la mayoría de las embarazadas tiene? También antes y después del embarazo. Es una señal de que existe una carencia de magnesio.

De hecho, desde el momento en que te quedas embarazada debes asegurar una cantidad mínima de muchos minerales y vitaminas para asegurar el correcto desarrollo del feto y del embarazo, como el ácido fólico, el yodo, el hierro y, justamente, el magnesio.

Te interesa: 12 sabores de helado para este verano

¿En qué te ayuda el magnesio?

  • Te evita los calambres en las piernas, te da energía y mejora tu motilidad intestinal.
  • Ayuda a  la formación de los tejidos del bebé in utero, de sus huesos, dientes y uñas; previene el bajo peso.
  • Mantiene la concentración de glucosa en sangre, contribuyendo a controlar la glucemia.
  • Contribuye a la formación de elastina y colágeno, lo que evita la formación de estrías tras el parto.

Para disminuir este antojo insaciable de chocolate, puedes sustituir el chocolate por semillas de girasol.

Aquí te compartimos más beneficios del chocolate

¿Y, porqué en helado? 

Ocurre que el frío del helado podría calmar algunos síntomas de tu embarazo, como las náuseas. Quizá sea esta la razón de que tu cuerpo te pida un delicioso helado de chocolate.

Los expertos sugieren satisfacer los antojos durante el embarazo, pero sin descuidar la alimentación sana necesaria para este periodo de gestación.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer: 

Tengo muchos antojos, ¿y ahora qué?

Categorías
Belleza

13 tips para prevenir las várices

Con la llegada del calor y la primavera viene la época de sacar las faldas y vestidos, sigue estos 13 tips para prevenir las várices y lucir unas piernas bonitas.

¿Qué son?

Son venas que se hinchan en la zona de las piernas, debido a una acumulación de sangre que no es normal.

¿Qué las causa?

Durante el embarazo, diferentes hormonas aumentan el volumen de la sangre que circula en el cuerpo e incrementan la presión intravenosa. Durante la gestación realizas menos actividad física y tu bebé presiona la pelvis, lo que dificulta el regreso de la sangre desde las piernas a tu corazón.

Señales para detectar várices

• Sientes ardor, comezón, hormigueo, dolor o piernas muy cansadas

• Tienes los tobillos y piernas hinchadas

• Se eleva tu temperatura corporal, en especial en las venas

• Percibes pequeñas venas rojizas o azules (como ramificaciones) en las piernas

• Observas cambios en la coloración de tu piel

• Te dan fuertes calambres nocturnos

Várices y embarazo

Durante el embarazo hay mayor riesgo de que aparezcan o aumenten las várices porque los vasos sanguíneos de las piernas se sobrecargan por el peso creciente del bebé.

Sigue estos 13 tips para prevenir las várices y también para aliviar un poco las molestias:

  1. Cuando tengas que permanecer mucho tiempo sentada procura mantener siempre las piernas un poco elevadas o de vez en cuando realiza movimientos rotatorios con los pies en un sentido y al otro.
  2. Consulta a tu médico para ver si puedes practicar ejercicios para favorecer la circulación, como el pedaleo de bicicleta acostada boca arriba y caminar.
  3. Báñate con agua tibia para tonificar los vasos sanguíneos, deja que el chorro de agua caiga sobre tus piernas.
  4. No subas demasiado de peso en el embarazo para no sobrecargar todavía más tus piernas. Consume alimentos ricos en fibra y evita las grasas.
  5. Practica regularmente algún ejercicio físico suave: caminar, nadar, pilates, yoga… Siempre y cuando tu médico te lo recomiende, te ayudará a que la sangre circule mejor.
  6. Si ya tienes várices o pasas mucho tiempo de pie, podrías utilizar medias de compresión. Tu médico puede recetártelas. Aliviarán mucho la pesadez y también ayudarán a que no empeoren las varices. Evita los calcetines apretados y procura que no se marque el elástico en tu piel.
  7. Para favorecer la eliminación de líquidos (en el embarazo se retienen más por los cambios hormonales), es aconsejable beber bastante agua; de todos modos, consulta a tu médico.
  8. No uses ropa entallada: prefiere la ancha y cómoda, tanto interior como exterior.
  9. Date masajes suaves en los tobillos (del tobillo al muslo) con alguna crema especial para piernas cansadas.
  10. Evita las posturas que dificultan la circulación, como cruzar las piernas. Consulta a tu médico para ver si puedes sentarte unos minutos por las tardes y elevar un poco los pies sobre una pared o banco.
  11. Usa calzado cómodo y deja los tacones o zapatos apretados.
  12. Consulta con tu médico si puedes dormir con las piernas más altas que la postura de tu cabeza y por cuánto tiempo lo recomienda.
  13. Evita bañarte con agua muy caliente, depilarte con cera caliente y exponerte al sol por periodos prolongados.

Si las tratas a tiempo, puedes prevenir las várices con un buen tratamiento, aunque si tienes factor hereditario, es probable que se presenten en alguna etapa de tu vida.

¿Te han salido várices? Recomiéndanos un tip.