Categorías
Salud Ser Pareja

Peleas de pareja ocasionan problemas intestinales

Peleas de pareja ocasionan problemas intestinales

Por Rodrigo González y Mayra Martínez

Los problemas de pareja pueden derivar en enfermedades intestinales.

Peleas de pareja ocasionan problemas intestinales

Según una investigación reciente realizada por el Centro Médico Wexner de la Universidad Estatal de Ohio, EUA, las personas casadas que pelean a menudo son más propensas a sufrir de intestino permeable.

La razón

En las peleas se liberan bacterias en la sangre y esto puede elevar la inflamación causando esta enfermedad intestinal.

Este es el primer estudio que muestra las consecuencias para la salud de las peleas conyugales.

Esto podría servirte…

Consejos para mejorar tu autoestima ¡y la de tu hija!

Cambios fisiológicos

Esta angustia conyugal cotidiana, al menos para algunas personas, está causando cambios en el intestino que conducen a la inflamación y, potencialmente, a la enfermedad.

El estudio

Los investigadores de Ohio State reclutaron a 43 matrimonios sanos, los encuestaron sobre sus relaciones y luego los animaron a discutir y tratar de resolver un conflicto que probablemente provocaría un fuerte desacuerdo. Los temas delicados incluyeron el dinero y la relación con los suegros.

¿Te suena conocido?

¿Tus suegros insisten en decirte cómo educar a tu hijo?

Los investigadores dejaron solos a las parejas para estas discusiones, grabaron las interacciones de 20 minutos y luego vieron cómo peleaban las parejas. Clasificaron sus comportamientos de luchas verbales y no verbales, con especial interés en la hostilidad, cosas como los ojos dramáticos o la crítica de la pareja.

Después los investigadores compararon la sangre obtenida antes de la pelea con sangre extraída después de la pelea. Los hombres y mujeres que demostraron comportamientos más hostiles durante las discusiones observadas tenían niveles más altos de un biomarcador para el intestino permeable (proteína de unión a LPS) que sus pares más menos hostiles.

Trastornos del estado de ánimo

La evidencia de intestino permeable fue aún mayor en los participantes del estudio que tuvieron interacciones particularmente hostiles con su cónyuge y una historia de depresión u otro trastorno del estado de ánimo.

Los participantes tenían entre 24 y 61 años de edad y habían estado casados por lo menos tres años.

Las parejas también fueron parte de otro estudio del estado de Ohio que analiza cómo las interacciones entre la hostilidad matrimonial y la depresión pueden conducir a la obesidad.

¿Peleas mucho con tu pareja?

Foto: Getty Images

¿Tus hijos también pelean?

Cómo evitar peleas entre tus hijos

Categorías
Ser Familia

¿Tu suegra tiene «hijitis»?

Cuando alguien o algo rompe la intimidad de la pareja o la dinámica de la familia, significa un problema al cual hay que ponerle un alto inmediato. Si tu suegra suele llamar por teléfono a cada hora, no sale de tu casa, los acompaña a todos lados y por lo general, se queja de alguna enfermedad para «garantizar» su compañía, mira estos consejos de la experta.

Lorena Mendoza Sosa, terapeuta infantil y juvenil en NeuroIngenia explica que si tu suegra habla varias veces al día para saber cómo está su hijo o hija pero a ninguno de los dos les ocasiona molestia no hay mayor problema; para ustedes es una dinámica familiar normal.

Pero si sientes que sus llamadas diarias te sacan de tus casillas porque son una constante interrupción (tu pareja no pone atención en las charlas contigo por estar en el chat con su mamá, no pueden terminar de ver una película juntos porque debe constestar las llamadas…), sí necesitas arreglarlo. Porque la intimidad de la pareja es importante para afianzar sus lazos emocionales y crecerlos.

Mira lo que una pareja necesita para tener una familia estable y feliz

TU TAREA: nunca pongas a tu pareja a elegir un bando: o tu familia o nosotros. Aunque no te guste, ellos siempre van a ser su familia, sean como sean, con ellos creció.
Pedirle lealtades lo pone entre la espada y la pared; esto no es sano ni para él ni para la relación. Evita darle esta mala experiencia. Prefiere acordar, hablar, empatizar y
aceptar; es mejor siempre arreglar cualquier situación juntos que separados.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos también a leer: 

3 preguntas para saber si tu relación de pareja sigue fuerte

 

Categorías
Ser Familia

¿Tus suegros insisten en decirte cómo educar a tu hijo?

Suelen presionarte, criticarte, exigirte, limitarte… Sin duda, cuando los suegros se entrometen en como educas a tu hijo crea una relación familiar un tanto compleja. ¿Qué puedes hacer, cómo puedes crear y mantener con ellos (y tu pareja) una buena relación familiar?

Lo mejor es hablar. Es el consejo que todo mundo da, sin embargo, es normal que nos dé pena, ocurre que no queremos problemas ni herir susceptibilidades. No te angusties tanto, la verdad es que el resultado depende mucho de cómo pidas las cosas y de que antes de hablar, escuches y empatices con tus suegros.

Por ejemplo, suele pasar que cuando los abuelitos, por ejemplo, te dicen: “No lo regañes, déjalo ir a jugar, no está bien que le des de comer eso…”, no son conscientes de que la crianza te corresponde a ti (y a tu pareja) y de que están invalidando tu autoridad, de hecho, quizá ellos piensan que están haciendo un bien a su nieto.

En tanto, bajo este mismo ejemplo, quizá los papás no comprenden que cuando los abuelos cuidan de su hijo, también deben ser una figura de autoridad frente a ellos.

En caso de que ellos no cuiden a tu hijo y aún así suelan entrometerse en como tú lo educas, lo más recomendable es que hables con tu pareja para que sea él quien delimite los límites a sus papás, finalmente, recuerda que él los conoce mejor que tú y sabrá cómo acercarse a ellos sin causar conflictos o malos entendidos.

TU TAREA: ponerte de acuerdo. Siéntate a platicar con tus suegros, junto con tu pareja, y entre todos definan las pautas de la disciplina (pueden hacer un plan de tareas,
permisos y límites a seguir); lo más importante es establecer qué le toca hacer a mamá, a papá y a los abuelos para lograr estas pautas (y también anótenlo).

Asesoría: Mtra. Lorena Mendoza Sosa, Terapeuta infantil y juvenil en NeuroIngenia.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

Cuando tu pareja (o tú) tienen «mamitis», ¿qué hacer?