Categorías
Embarazo

Razones para NO usar cigarros electrónicos en el embarazo

Quieres dejar de fumar para no dañar la salud de tu bebé con el tabaco y te han recomendado usar los cigarros electrónicos en el embarazo y la lactancia, pero… ¿te preguntas si realmente no causarán daño a tu futuro bebé? 

Cigarros electrónicos en el embarazo

Los cigarrillos electrónicos también se conocen como e-hookah, e-bolígrafos, plumas vape o tanques. Son cigarrillos que funcionan con baterías que convierten los productos químicos (los aceites) en un vapor que se inhala igual que el cigarro tradicional de tabaco.

Pero, son perjudiciales o saludables para tu salud y la de tu bebé durante el embarazo y después. Te dejamos estos datos:

  1. Los cigarrillos electrónicos no están regulados, por lo que no puedes saber qué tipos o cantidades de productos químicos contienen: nicotina, saborizantes y otros. Los estudios al respecto han revelado que el vapor contiene sustancias cancerígenas y productos químicos tóxicos, al igual que nanopartículas de metales potencialmente tóxicos provenientes del dispositivo.
  2. No existen estudios conocidos que han documentado su seguridad y la FDA (agencia norteamericana encargada de proteger la salud pública mediante la regulación de los medicamentos de uso humano y veterinario), no los ha aprobado como una ayuda para dejar de fumar. De hecho, las investigaciones apuntan más a sus riesgos.
  3. Contiene nicotina, en cantidades desconocidas, sustancia adictiva y tóxica para el correcto desarrollo del cerebro fetal. También puede afectar el desarrollo pulmonar fetal y aumentar el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante.
  4. La nicotina se absorbe rápidamente en la corriente sanguínea, lo que estimula las glándulas suprarrenales para que liberen la hormona epinefrina (adrenalina), ésta alterna el sistema nervioso central y aumenta la presión arterial, el ritmo respiratorio y la frecuencia cardíaca. Además, como sustancia adictiva aumenta los niveles de  dopamina, el cual afecta las áreas del cerebro que controlan la recompensa, es decir, el placer. Por lo que es más difícil abandonar el hábito adictivo.

Si bien el cigarro electrónico ha demostrado ser eficiente para abandonar el tabaco, la nicotina es una sustancia adictiva e igualmente dañina para ti y tu futuro bebé. 

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

El tabaco y este otro hábito son lo peor para salud

Categorías
Salud

El tabaco y este otro hábito son lo peor para salud

El tabaquismo es uno de los hábitos catalogados como más dañinos para la salud,  sin embargo, de acuerdo a la ciencia, el tabaco y este otro hábito que te diremos son lo que más puede dañar la salud; por lo que, de cambiarlo, reduciría el riesgo de padecer enfermedades graves.

Lo peor para la salud

Un estudio reciente reveló que la vida sedentaria puede ser incluso peor que fumar tabaco, pese a que cada año se diagnostican numerosas enfermedades y miles de muertes a causa del mismo.

La investigación liderada por el doctor Wael Jeber de la Clínica de Cleveland, evaluó la asociación entre la mortalidad y la capacidad cardiorrespiratoria de diversos pacientes sometidos a pruebas de esfuerzo físico.

“No ser apto para una caminadora o una prueba de esfuerzo con ejercicio tiene un peor pronóstico, en cuanto a la muerte, que ser hipertenso, ser diabético o ser un fumador actual”, explicó Jaber a CNN.

No ser apto para el esfuerzo físico es un grave factor de riesgo que, incluso, supera al de la hipertensión, la diabetes y el tabaquismo, y es necesario tratarlo como una enfermedad cuya única solución es hacer deporte.

El mismo reveló que una buena condición física lleva a tener una vida más larga, y no es necesario poner ningún límite al ejercicio físico ya que el exceso tampoco crea ningún riesgo, ni es perjudicial.

Por Odeth Figueroa

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

Esta es la enfermedad que desarrollan los bebés fumadores pasivos

 

Categorías
Ser Bebé

Esta es la enfermedad que desarrollan los bebés fumadores pasivos

Los bebés en fase de lactancia son muy sensibles al humo del tabaco y uno de los grupos más afectados por el tabaquismo pasivo. Conoce la enfermedad que desarrollan los bebés cuando son fumadores pasivos. 

La exposición de los lactantes al humo del tabaco multiplica por cuatro el riesgo de sufrir infecciones respiratorias por virus respiratorio sincitial, el principal causante de bronquiolitis.

Una de las principales causas de consulta médica y hospitalización en la infancia son las enfermedades respiratorias, que en la mayoría de casos se deben a infecciones por virus.

Dentro de los factores de riesgo, el humo del tabaco es determinante; de hecho, la exposición a éste multiplica por cuatro el riesgo de sufrir una infección por el virus respiratorio sincitial. Este virus es el causante de más del 90% de los casos de bronquiolitis.

Existen numerosos estudios científicos que revelan los riesgos de exponer a los bebés al humo del tabaco y demuestran que la exposición prenatal al mismo se relaciona con mayor riesgo de hospitalización por infecciones respiratorias, especialmente en el segundo año de vida.

Además, la exposición posnatal se asocia con la aparición de sibilancias, que son sonidos que indican algún tipo de problema respiratorio, y aumenta la probabilidad de diagnóstico de asma a los cuatro años.

Recientes investigaciones sugieren que el 32.9% de los bebés ingresados por bronquiolitis tenía al menos un papá fumador. Además, los autores encontraron una elevada incidencia de fumadores en hogares donde se convive con niños pequeños, hasta un 41% en hogares con niños afectos de bronquiolitis y/o asma.

Frente a este problema, lo mejor es la prevención. Los expertos recuerdan que el momento de ser padres es ideal para dejar de fumar: de esta forma se evitarán muchos problemas, tanto para los adultos como para los bebés.

Por Berenice Villatoro

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

El tabaco y este otro hábito son lo peor para salud

 

Categorías
Salud

10 tips para ayudar a tu hijo a aliviar el asma

10 tips para ayudar a tu hijo a aliviar el asma y evitarte sustos.

El asma es una dificultad respiratoria causada por la inflamación y la obstrucción de los bronquio, entonces el aire no puede entrar. El asma es la enfermedad crónica más frecuente entre los niños, afecta al 10% de la población infantil a nivel mundial.

Síntomas

En las crisis de asma se agudizan los síntomas, se presenta:
  • Asfixia
  • Agitación
  • Cara roja
  • Dificultad para emitir sonidos

10 tips para ayudar a tu hijo a aliviar el asma

  1. Evita que tu hijo esté en contacto con lo que la desencadena.
  2. Elimina cosas irritantes dentro de tu hogar (pelo de algún animal, pólen, ácaros, mohos…). Un hogar limpio es el mejor regalo para tu hijo asmático.
  3. Reduce el número de objetos para facilitar la limpieza de tu casa.
  4. Ten menos cuadros, adornos y objetos decorativos.
  5. Evita que tu hijo tenga peluches en su cama.
  6. Si tienes libros, películas y discos, lo ideal es mantenerlos en vitrinas cerradas.
  7. Prefiere los sillones y sofás de piel.
  8. En primavera no abran las ventanas entre las seis y las diez de la mañana y en la última hora de la tarde que es cuando más polen está suelto en el aire.
  9. Si tu hijo tiene alergia al polen del ciprés, de enero a febrero será crítico; si es sensible al polen de las flores gramíneas, marzo-abril serán los peores meses; en general, el resto de las floraciones tienen lugar en primavera, hacia el mes de mayo.
  10. Ventilen todos los días cada una de las recámaras de la casa, mantengan las ventanas abiertas, al menos durante 20 minutos.

Di adiós al cigarro

El tabaquismo es la principal causa de enfermedades respiratorias en niños pequeños si conviven con adultos fumadores. Asegúrate de que ningún miembro de tu familia fume cerca de tu hijo.

El tabaquismo durante el embarazo ocasiona cuatro veces más riesgo de provocar enfermedades respiratorias en tu hijo como asma bronquial, además de parto prematuro y bajo peso al nacer. Lo ideal es que si planeas embarazarte dejes el cigarro unos meses antes de concebir.

¡La leche materna es lo ideal!

La leche materna previene el desarrollo el asma porque la lactancia materna ayuda a tu bebé a aportarle los nutrientes y defensas necesarias para evitar este padecimiento. al fortalecer el sistema inmunológico.

Cuando hay crisis, el médico indicará darle un broncodilatador para abrir los bronquios y un antiinflamatorio para reducir la inflamación bronquial que se administran vía un inhalador.

¿Tu  hijo padece asma?

Con estos tips combate la alergia estacional.