Categorías
Padres e Hijos

¡Mi hijo quiere ser cantante!

¡Mi hijo quiere ser cantante!

Imitar al cantante de moda y a todos los artistas que ven en la pantalla es una de las cosas con las que más se divierten los niños  y, en muchos casos, es a partir de ello que descubren sus dotes artísticas y su gusto por desarrollarlas.

¡Mi hijo quiere ser cantante!

Tal vez, en un principio parezca sólo un juego el que tu hijo agarre la botella de shampoo como micrófono durante el baño, o quiera actuar como cierto cantante y hasta se aprenda la letra de sus canciones. Esto puede tratarse del inicio de una fijación artística que puede volverse un hobbie que le ayude a desarrollar otras aptitudes, o también un talento que pueda desarrollar en lo profesional.

Mira cómo estimular a tu bebé… 

Despierta su inteligencia desde tu vientre, ¡con música!

¿Por qué apoyar a tu hijo si quiere ser cantante?

El canto en niños tiene grandes beneficios, como:

  • Desarrolla el habla de forma más adecuada
  • Mejora su conducta social y comportamiento frente a la agresividad
  • Es una actividad relajante y libera del estrés
  • Les facilita expresar mejor sus emociones
  • Los hace más sensibles
  • Estimula la memoria y la concentración
  • Mejora las capacidades vocales y auditivas

Ayuda a tu hijo a impulsar sus habilidades…

Cómo estimular la creatividad de mi hijo

¿Qué puedo hacer para apoyar a mi hijo cantante?

Si ves que tu hijo tiene la inquietud de cantar e ir más allá para desarrollar este talento, tu apoyo es indispensable para que se sienta seguro de su sueño. Te damos los siguientes tips:

Inscríbelo en un coro
En este tipo de grupos, los niños aprenden mucho sobre iniciación musical. Ya sea en su escuela, u otro grupo, puede aprender muchísimo y desarrollar cualidades vocales y auditivas.

Inícialo en un instrumento 
Saber tocar algún instrumento musical es básico para que un niño se desarrolle en el área del canto. Si todavía es muy pequeño, puede iniciar con instrumentos de percusión (pandero, tambor o un triángulo). Si ya es un poco mayor, la guitarra o el piano son ideales para él.

Llévalo a actividades artísticas
Pueden ser desde conciertos instrumentales, corales, o incluso de danza o teatro. La intención es que se familiarice con el mundo musical y pueda descubrir que el mundo de la música tiene un gran alcance.

Haz con él sesiones de escucha
Aprovecha los momentos en casa como la hora del baño o la comida para poner música y canciones que lo relajen y pueda disfrutar.

Inscríbelo a un concurso
Si tu hijo se siente preparado, no dudes en motivarlo para probar su talento. Entre más se familiarice con un escenario, mejor.

Las actividades artísticas tienen muchas recompensas y ayudan a fortalecer la confianza en sí mismo.

¿Tu hijo quiere ser cantante?

Foto: Getty Images

Mira cómo impulsar a tu hijo…

Usa la diversión para impulsar la imaginación de tu hijo

Categorías
Así Crece

¿Tienes una Einstein en casa? Descubre si tu niña (o niño) podrían brillar en la ciencia

Tu hijo, sea niño o niña, podría llegar a brillar en las matemáticas o en la investigación científica; adentrarse en el mundo de la tecnología y la ciencia, crear innovaciones que ayuden al mundo a ser mejor. Podría convertirse en un verdadero científico. Descubre si tiene el potencial y ayúdalo a desarrollarlo.

Según la teoría de las inteligencias múltiples, establecida por el psicólogo y profesor de la Universidad de Harvard, Howard Gardner, en todas las personas, hombres y mujeres, cohabitan ocho tipos de inteligencia, las cuales deben estimularse con énfasis en la capacidad predominante, para favorecer, por un lado, un desarrollo equilibrado y, por otro, la excelencia y calidad a partir del perfeccionamiento de una habilidad específica, entre otros beneficios.

Por ejemplo, ¿qué habría sucedido si a Mozart lo hubieran mandado a clases de matemáticas en lugar de piano? ¿Habría sido tan bueno haciendo cuentas como lo fue en la música? ¿Nos habríamos perdido de su grandeza como artista? Tal vez, porque su «inteligencia musical» probablemente habría permanecido «dormida», sin alcanzar el grado de desarrollo que lo convirtió en el mayor genio en la historia de la música.

Afortunadamente, el padre de Mozart tuvo la atinada idea de compartir su pasión –también era músico– con su hijo, y dio a este la oportunidad de desarrollar sus propias habilidades.

Los padres de hoy debemos aprender de ejemplos así, pues es la única manera en que todos los niños pueden tener los medios que necesitan para desarrollar su potencial personal. ¿Ya sabes cuál es el de tu hijo?

Para empezar esta búsqueda, aquí te damos unas cuantas pistas para identificar si el tipo de inteligencia que predomina en tu niño es la lógica-matemática, la que caracteriza a los ingenieros, científicos, inventores, matemáticos…

Tu hijo podría ser un pequeño Einstein si…

  • Se entretiene mucho al contar objetos, crear filas con ellos, clasificarlos por color o forma o apilarlos por tamaño.
  • Quizá también manifieste facilidad para resolver problemas, se desempeñe bien en juegos de estrategia, tenga la habilidad de notar diferencias entre dos imágenes parecidas, establezca relaciones entre datos y anticipe consecuencias lógicas.
  • Sus juguetes ideales son: los rompecabezas (de acuerdo con su edad), los bloques, las regletas (un juego de manipulación matemática que se utiliza en la escuela, incluso para enseñar a adultos, y que consta de barras de colores de 10 dimensiones distintas, que van de uno a 10 centímetros) y los dominós.

¡Estimúlalo!

Enséñale recetas fáciles de cocina, que no requieran el uso de la estufa ni calor, y sí la utilización de básculas y recipientes medidores, haciéndole notar cantidades, tamaños y el peso de los ingredientes. Motívalo para formar colecciones y proporciónale cajas de distintos tamaños para que guarde sus juguetes de acuerdo con determinado criterio: colores, utilidad, etcétera.

Felipe Salinas

Categorías
Así Crece

Beneficios del fútbol americano para niños y recomendaciones para jugarlo

Se acerca el Super Bowl, uno de los eventos favoritos de niños y adultos. Seguramente a tu hijo le encanta y sueña con ser un jugador de fútbol americano estrella.

Déjanos contarte que el fútbol americano no sólo es divertido, sino que tiene grandes beneficios para la salud física y mental de niños y niñas. Aquí te los compartimos, junto con las recomendaciones que necesitas saber para comenzar a practicar este deporte.

Beneficios físicos del fútbol americano

  • Mejora la musculatura de extremidades (brazos y piernas) e incrementa y fortalece el tejido.
  • Desarrolla la capacidad pulmonar.
  • Aumenta la capacidad motora y la coordinación.
  • Se amplía la visión periférica.
  • Se desarrolla la densidad ósea de forma más óptima y le da solidez.
  • Oxigena la sangre y mejora la capacidad cardiovascular.

Beneficios mentales y emocionales

  • Estimula la capacidad de reacción.
  • Le da mayor seguridad e incrementa su autoestima.
  • Les enseña a ser responsables con su cuerpo y con el de los demás.
  • Les ayuda a socializar con otros niños.
  • La adrenalina que produce el juego reduce los niveles de estrés.
  • Sirve para canalizar la energía, por lo que es ideal para niños inquietos.

Recomendaciones para que tu hijo practique fútbol americano

  1. Lleva a tu hijo con su pediatra para que determine si tiene la edad y condiciones físicas necesarias para el entrenamiento que llevan los jugadores.
  2. Pregunta al entrenador sobre el equipo que necesitará. Es importante que sea de la talla adecuada para su mejor comodidad. Evita comprarle tallas más grandes.
  3. Inscríbelo en un lugar que tenga las instalaciones y equipo necesario para el bienestar de tu hijo (además de la cancha, debe haber vestidores y enfermería).

Practica con él las jugadas que vaya aprendiendo y bríndale seguridad.

Por Josselin Melara

Categorías
Padres e Hijos

Si tu hijo ama jugar a cantar, bailar, actuar… ¡quiere ser artista!

Estás comenzando a intuir que tu hijo quiere ser artista… A los niños les gusta jugar a que son actores o cantantes famosos. Muchas veces, se divierten imitando a los artistas que salen en la televisión y hasta se disfrazan y toman algún objeto para simular un micrófono y soñar que están en un espectáculo. Pero el tuyo, ¡realmente ama hacerlo, todo el tiempo!

Puede que se trate sólo de un juego, pues esta es la forma en que los niños experimentan diversos roles. Aunque también podría tratarse del desarrollo del gusto por la música y/o la actuación.

Este gusto suele acentuarse en la etapa del kínder o la primaria, cuando tienen la oportunidad de participar en festivales e ingresar a diversos grupos artísticos, como el coro de la escuela, un club de teatro o danza, o aprenden a tocar un instrumento.

Las actividades artísticas, tales como el canto, la música, la actuación y la danza, ayudan a tu hijo a desarrollar otras habilidades muy útiles para la vida. Por ejemplo, hay diversos estudios que constatan que el arte musical ayuda a estimular su cerebro y los ejercita para áreas de la lógica y las matemáticas. Y las artes escénicas lo desenvuelven en las áreas psicosociales, ejercitan su cuerpo y mejoran su autoestima.

Si crees que tu hijo tiene aptitudes para las artes escénicas, te damos las siguientes recomendaciones:

  1. Inscríbelo a un grupo artístico: permítele conocer diferentes ramas teatrales: actuación, mímica, títeres… O si prefiere tocar un instrumento o bailar, hay diversas opciones con los que puede explorar su talento.
  2. Acompáñalo a eventos artísticos: una excelente forma de explorar el mundo del arte, es llevándolo a diversos eventos, como conciertos, obras teatrales y exposiciones de arte. Si le gusta asistir constantemente, este es una muy buena señal de que el mundo artístico realmente le atrae.
  3. Apóyalo: si le gusta, pero es un poco lento, no lo desanimes. Por sí solo se dará cuenta si le gusta realmente o no.
  4. Vean películas relacionadas con el tema: Películas como “Coco” o “Bailarina” son ideales para que tu hijo tenga nociones para seguir su sueño. En la primera, Miguel quiere ser músico a pesar de las adversidades. Y en la segunda, Felicy es una niña que hará hasta lo imposible por volverse una bailarina de ballet profesional.
  5. No lo satures: tampoco se trata de que tu hijo pruebe todas las artes, todos los instrumentos y todos los bailes. Ni que lo inscribas a todos los castings. Deja que poco a poco descubra lo que quiere.
  6. Regístralo en un casting cuando esté listo: platica con él y pregúntale si le gustaría probar entrar a un concurso. Sólo cuando él se sienta preparado debes inscribirlo.

Por Josselin Melara