Categorías
Ser Mamá

Cómo aprovechar las ofertas de verano

Cómo aprovechar las ofertas de verano

Te decimos cómo sacarle jugo a tu dinero y aprovechar las ofertas que te convienen.

Mira cómo evitar deudas…

Evita que tu hijo haga compras inesperadas por Internet

Cómo aprovechar las ofertas de verano

Estas son las reglas para aprovechar las compras al máximo:

  1. Evita caer en el consumismo.
  2. No compres cosas que no utilices o que no necesitas.
  3. No sacrifiques calidad a cantidad.
  4. No te dejes llevar por publicidad engañosa.
  5. Revisa muy bien las ofertas antes de comprar.
  6. Verifica los precios antes de pagar.
  7. Compara precios entre distintas tiendas.
  8. Una oferta vale la pena cuando disminuye en un 40% el valor del precio del producto.
  9. Evita compras de impulso.
  10. No te vayas con las promesas de empezar a pagar en cuatro meses o revisa bien los meses en los que deberás pagar y tómalo en cuenta.
  11. Usa puntos o monedero electrónico para bajar el monto de lo que debes pagar.
  12. Asigna una cantidad específica para aprovechar las ofertas de verano.
  13. Prefiere pagar en efectivo, así tendrás un mejor control de tus gastos.
  14. Si pagas con tarjeta de crédito, asegúrate de poder pagar el total en el siguiente corte.
  15. Antes de ir de compras ponte en mente qué necesitas, quizá sea un par de zapatos, pantalones para tu hijo, útiles escolares… Ya que estés ante una oferta sé sincera contigo y vuelve a preguntarte: ¿lo necesito?, ¿le será útil a mi familia?, ¿podemos pagarlo? ¿cuánto tiempo nos llevará pagarlo?
  16. Evita comprar muchas cosas al mismo tiempo que ofrezcan mensualidades sin intereses, ya que al hacer la suma total de tu deuda, quizá no puedas pagarla completa cuando llegue el estado de cuenta.

La clave para no endeudarte y aprovechar las rebajas es estar consciente de tus ingresos (cuánto puedes gastar) y comprar sólo lo que en verdad te hace falta.

¿Te gusta mucho ir de shopping?

Foto: Getty Images

¿Quieres que te dure más tu dinero?

Elimina estos 3 gastos y ahorra

 

 

Categorías
Ser Familia

Cómo enseñarle el valor del dinero a tu hijo

Cómo enseñarle el valor del dinero a tu hijo

¿Qué lecciones buscas darle acerca del dinero? ¿Cómo quieres que tu niño lo vea?

Cómo enseñarle el valor del dinero a tu hijo

Lo que signifique para ti el dinero, representará para tu hijo. ¿Es algo que no tienes, es un recurso para lograr bienestar, es producto de tu sacrificio, de tu trabajo o de tu talento…? Gracias a teorías comprobadas, como la ley de la atracción o la reprogramación neurolingüística, hoy sabemos que las creencias atraen prosperidad, riqueza o bienestar a la vida; poco a poco, de manera subconsciente y debido a la repetición de patrones, te adueñas de ideas que en vez de llamar y propiciar lo que tanto anhelas, lo ahuyentan: desde el amor hasta el dinero o la realización profesional.

Alejandra Novoa Soto, terapeuta en visualización de Centro AREA, explica su teoría en este sentido: “Hay que comprender que el dinero es energía, es nuestra propia energía porque nosotros lo generamos o no. Si hablamos de que el dinero tú lo produces, cuando tú estás bien, mental y físicamente, te puedes levantar cada día para generar (ir a trabajar, vender…) dinero”.

Justo por ello, en este tema de enseñarle el valor del dinero a tu hijo, es importante que primero tú te cuestiones tus creencias y emociones respecto del mismo: ¿tú lo estás valorando, qué valor le entregas, en qué lugar lo estás colocando en tu vida?

TU VALOR, SERÁ SU VALOR

¿Dónde pones tu atención cuando hablas del dinero? ¿Tu modo de hablar y pensar llaman a la carencia o prosperidad? Porque justo eso es lo que tu niño está escuchando, asimilando y reproduciendo. A continuación podrás ver cuáles son estos pensamientos; busca romper con aquellos que no aportan a un valor de abundancia.

¿En el gasto? Todo lo que pagas debería significarte una inversión, no un gasto. La inversión es un beneficio para ti y los tuyos. Siempre, lo que uno da tiene un beneficio porque la vida, por naturaleza y por ley, es ida y vuelta: dar y recibir. Y cualquier beneficio se vale: “Me hace sentir bien darlo o me va a redituar”; mientras no maltrates a nadie, no le quites a nadie lo que le corresponde o no afectes a otros.

¿En la carencia? La mentalidad de inversión significa dejar de fijarte en la carencia, en la queja y en el sufrimiento de pagar. Quizá digas: “Pero es que tengo que pagar la luz”; ¡pues qué bueno! Si vas a hacerlo es porque has tenido luz todo el periodo y tienes dinero para pagarla. El tema es alejar tu percepción del “no tengo” y tomar la de agradecer.

¿Podría ser tu caso?

3 conductas que sobreprotegen a tu hijo y disminuyen su autoestima

¿En la angustia? Muchas veces no ganarás nada angustiándote por el dinero. Para cambiar el chip, la primera observación a ti misma es responderte: ¿ahorita mismo lo puedo resolver, puedo hacer algo más que pensar positivo? Porque casi siempre, lo que tienes a la mano en esos momentos “de angustia” es sólo la elección de cómo dirigir tus pensamientos, percepciones y emociones.

¿En el merecimiento? Si te sientes merecedora de lo que tienes, entonces eres merecedora de mucho más. Porque, ¿qué te ha traído pensar como has pensado hasta este momento? Si el dinero va y viene como y cuando quieres, sigue así. Pero si estás en el mismo círculo de deuda y carencia, es esencial que empieces a pensar diferente.

¿En el agradecimiento? Es una herramienta fundamental para que tu mente comience a funcionar con pensamientos más luminosos, creativos y asertivos. Eso te ayuda a dar valor a lo que eres y posees: “Cuánto me tardé en comprar esa pantalla que hoy estoy viendo, cuánto me costó, cuánto tuve que hacer para obtenerla”… Es autovaloración buena.

Mensajes que le ayudan a tu hijo a valorar el dinero

Las palabras tienen una vibración y una energía, lo que hablas es lo que creas y las vibraciones parecidas se atraen, así que si hablas desde la abundancia (y tu niño te escucha) en vez de criticar o notar la carencia, la atraes (y así, le enseñas que el dinero es un bien que él mismo debe generar). Mira cómo enseñarle el valor del dinero a tu hijo:

  • Cambia la palabra “necesito” por “quiero”: dejas de ser víctima y de darle peso a lo que no tienes para empoderarte y ser consciente de que sólo tú conseguirás lo que quieres, nadie más.
  • “Me encanta lo que hago, me va bien y cada vez estaré mejor”; es valorarte a ti misma y saber que tú eres creadora de lo que te ocurre en la vida, por lo que sabes que el dinero nunca te faltará, ni las oportunidades para obtenerlo.
  • “Hoy gano esta cantidad, mañana generaré más”; es saberte merecedora de abundancia y de todo lo bueno que la vida tiene guardado para ti.

Ideas para aprender a valorar

  1. Haz una lista de 50 cosas que hoy tienes y de las cuales ya no podrías prescindir. Una de ellas: tu celular. Empezarás a agradecer.
  2. Escribe una lista de 30 maneras de cómo SÍ puedes conseguir dinero; verás que hay muchas ventanas de oportunidad.

Haz un plan de acción con base en objetivos, puede ser uno personal y uno familiar.

¿Cómo ve tu hijo el dinero?

ESTE ARTÍCULO SE PUBLICÓ POR PRIMERA VEZ EN LA VERSIÓN IMPRESA DE LA REVISTA PADRES E HIJOS DE FEBRERO

Foto: Getty Images

Mira cómo consentir a tu hijo…

Cómo hacer un delicioso Mac´n Cheese

Categorías
Así Crece

Evita que tu hijo haga compras inesperadas por Internet

Evita que tu hijo haga compras inesperadas por Internet

Se han reportado varios casos alrededor del mundo de niños que hacen compras millonarias a través de Apps y videojuegos. ¿Cómo hablas con tu hijo sobre gastar dinero en juegos?

Mira cómo hablarle a tu hijo del dinero…

Cómo enseñarle el valor del dinero a tu hijo

Evita que tu hijo haga compras inesperadas por Internet

A los niños se les hace fácil comprar o no se dan cuenta de que hacen compras con dinero real dentro de los videojuegos y Apps que usan en su tableta o smartphone, ¿dejas que tu hijo use estos dispositivos mientras no estás presente? Toma en cuenta las siguientes consideraciones, si no quieres endeudarte gracias al mundo virtual y ten un mejor control de tu dinero.

No tengas linkeada tu tarjeta de crédito (menos la de débito) a ningún sitio de compras por Internet.

Usa tarjetas de crédito que respalden tus compras seguras por Internet.

Haz que tu celular o correo electrónico reciban alertas cuando se haga una compra con tu tarjeta de crédito.

Pon límite de gastos diarios en tus tarjetas de crédito.

Si es posible, «apaga» tus tarjetas de crédito mientras no las utilices.

Nunca uses una tarjeta de débito para hacer compras por Internet.

Sólo haz compras en páginas seguras (deben tener este certificado de seguridad: https)

No le mandes a nadie tu información de tarjetas de crédito por correo ni por mensaje de texto ni por redes sociales.

Pide informes en tu banco sobre las opciones de autorización de una compra por Internet.

Pregunta en tu banco si te ofrece protección en contra de transacciones fraudulentas.

Para compras por Internet, prefiere las tarjetas prepagadas.

Siempre monitorea tus estados de cuenta.

Cómo desactivar tu información bancaria en los navegadores

Chrome

En Preferencias selecciona Configuración Avanzada. En Contraseñas y formularios, oprime para ver Configuración de Autocompletar. Borra toda la información que tenga qué ver con tus tarjetas de crédito y desactiva la opción de autocompletar.

Firefox

En Preferencias ve a Privacidad y a Historial. Quita la opción de «Recordar mi historial».

Safari

En Preferencias ve a Autorrelleno y quita las opciones que tengan qué ver con recordar datos, incluyendo la opción de tarjetas de crédito.

Explícale a tu hijo un buen uso

Antes de poner un dispositivo en las manos de tu hijo, establece con él límites de uso, por ejemplo:

Horarios / Deben quedar en un limite de minutos u horas al día en el que lo pueda utilizar.

Contigo o sin ti/ Establezcan si tu hijo puede usar o no los dispositivos si no estás.

Preguntar siempre / Pídele a tu hijo que cuando le aparezca algo sospechoso o le pregunten sobre una compra en la App o videojuego te lo haga saber inmediatamente.

Pon límites / Dile a tu hijo que no puede hacer ninguna compra dentro de la App o videojuego a menos que tú estés presente y tú te encargarás de hacer la transacción.

Guarda tus tarjetas / No dejes a la mano tus tarjetas de crédito o débito y habla con tu hijo sobre el valor del dinero y su uso responsable.

En Inglaterra y Estados Unidos se han dado casos de niños que han hecho compras de más de $100,000 en videojuegos y Apps.

¿Qué videojuegos usa tu hijo?

Foto: Getty Images

¡Auxilio! Mi hijo no suelta el celular

Categorías
Ser Familia

Elimina estos 3 gastos y ahorra

Elimina estos 3 gastos y ahorra para que tu dinero rinda más.

¿Nunca te alcanza el dinero? ¿Quieres ahorrar? Primero debes hacer conciencia y anotar bien en qué gastas tu dinero, así detectarás en qué se va tu ganancia.

Elimina estos 3 gastos y ahorra

Di no a las comisiones bancarias

  • No retires dinero en cajeros distintos al de tu banco
  • Paga a tiempo la mensualidad de la tarjeta de crédito, activa o apunta recordatorios para no olvidarlo
  • No dejes en cero tu cuenta bancaria y verifica si debes contar una cantidad mínima
  • Evita hacer varias transacciones por SPEI que cobra comisión

Come fuera de casa de vez en cuando

Comer fuera de casa más de tres veces por semana seguro acabará con tus buenas finanzas y tu salud, ya que por más barato que encuentres una comida, quizá no tenga todos los nutrientes que necesitas y los antojos de comida rápida, a veces no resultan tan económicos como parecen. Haz cuentas y verás.

Café y bebidas entre comidas

Si acostumbras comprar café o una bebida diario, quizá hasta pueda salirte más caro que una comida fuera de casa, haz la cuenta, si gastas en un café de $45, tres veces a la semana, por cuatro semanas, ¿cuánto dinero  inviertes en ese gusto? Quizá ese dinero puedas ahorrarlo para después darte un gusto mayor.

Ponte una meta de ahorro al mes, compra una alcancía linda o usa algún recipiente de plástico y reutilízalo para que sea una alcancía y guarda tu dinero, ¡verás que en un tiempo tienes una buena suma!

¿En qué sueles gastar más?

Mira estos consejos para recobrar tus buenas finanzas

 

Categorías
Así Crece

Tu peque ‘agradecerá’ 5 Megas más en tu Internet con ‘Domizzilia’

El momento triste del día es cuando tu peque siente un poco de frustración porque el video que estaba viendo en la tablet se congeló. ‘Domizzilia’ y evita el ‘freeze’.

No es un software nuevo o un dispositivo costoso. Se trata de la recompensa que izzi tiene para sus clientes y nos encanta. Pero antes de hablarte de esta increíble noticia, déjanos contarte el porqué tu peque debe tener el mejor Internet que hay en México.

1. De acuerdo a un informe del Education Policy Institute de Reino Unido, restringir el uso de Internet a los niños puede ser una mala idea, ya que esto puede impedir que desarrollen habilidades como otros niños e impedir que trabajen el equipo o aprendan a superar dificultades.

2. Aunque está demostrado que los peques que pasan muchas horas frente a la pantalla de la tablet pueden sufrir estrés, controlar este síntoma es posible, sólo tienes que poner un límite de tiempo que deben gastar al día y asegúrate de que ese poco tiempo, tengan la mejor conexión. Porque no nos dejarás mentir, que tu peque puede hasta iniciar una rabieta si el video que estaba viendo se congela.

 

¡izzi TE RECOMPENSA!

A partir del 1 de marzo todos los clientes de los servicios SP de Internet, 2P Internet + televisión y 3P Internet, llamadas ilimitadas y televisión, que domicilien su pago a una tarjeta de crédito o débito obtendrán 5 Megas de velocidad de Internet adicionales a los que tienen contratados actualmente. Así que si tienes o contratas 10 Megas se convierten en 15 Megas, los 20 Megas se convierten en 25 Megas y los 50 Megas se convierten en 55 Megas.

Y si ya eres cliente izzi y tu pago ya está domiciliado a cualquier tarjeta, no tienes que hacer nada, pues automáticamente tendrás 5 Megas más. ¡Increíble! ¿No crees?

Aprovecha los beneficios que izzi tiene para ti y tu familia y sigue disfrutando todos tus contenidos a más velocidad.