Categorías
Así Crece Nutrición

Tips de nutrición para niños hiperactivos

Tips de nutrición para niños hiperactivos

Te damos algunos consejos para una adecuada alimentación en niños con hiperactividad.

Tips de nutrición para niños hiperactivos

La alimentación es uno de los aspectos fundamentales para una buena calidad de vida en niños con Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), por ello es fundamental conocer qué tipo de nutrientes son indispensables en su dieta y cuáles se debe moderar su consumo. Para ello, aquí te damos algunos tips.

¿Qué es el TDAH?

El TDAH implica problemas de atención, de impulsividad y de energía incontrolada, así como actitudes que evidencian una irritación del sistema nervioso, que se manifiestan como ansiedad o estrés. Por ello, es importante establecer un horario de comidas y pautar un menú variado y equilibrado.

Bájale al azúcar

Consumir altas cantidades de azúcar genera una rápida elevación de adrenalina en niños con TDAH, lo cual acentúa su hiperactividad, según un estudio de la Universidad de Yale. Razón por la que se debe moderar -o evitar- la ingesta de refrescos, jugos no naturales y de panes, galletas o pasteles, sobre todo elaborados de manera industrial.

Apoya a tu hijo así…

Ayuda a tu hijo a estudiar mejor

Lo qué debes evitar

Prefiere miel

Una alternativa para endulzar los alimentos sin tener que recurrir al azúcar es la miel, que además puede ser el elemento principal de cualquier postre.

Más bebidas naturales

También se deben evitar las bebidas con cafeína y teína, el chocolate, etc. La más recomendada es el agua, seguida de la leche y los jugos de fruta 100% naturales. Lo ideal es beber litro y medio o dos litros al día, aumentando su consumo en verano.

Más Omega 3

Una clave dentro de la dieta es incluir alimentos ricos en ácidos grasos omega 3 y omega 6, como las sardinas, salmón, atún, nueces o calabaza, ya que son muy benéficos para el cerebro.

Esto es lo que la soya puede hacer por tu familia…

Comer soya previene enfermedades del corazón

+ frutos secos

Algunos alimentos pueden ayudar a reducir la ansiedad o nerviosismo en los pequeños con TDAH, entre ellos la soya, jitomate, verduras y hortalizas verdes, frutos secos, cítricos y frutos rojos.

Un desayuno y cena nutritivos son vitales para el adecuado desarrollo de los niños hiperactivos. 

¿Tu hijo ha sido diagnosticado con TDA o TDAH?

Foto: Getty Images

Mira qué mandarle en el lunch a tu hijo…

Lunches especiales y nutritivos para el Regreso a Clases

 

Categorías
Así Crece

Datos importantes que debes conocer sobre el TDAH

Datos importantes que debes conocer sobre el TDAH

Es un trastorno que las personas no entienden y que muchas veces es mal diagnosticado.

Se da con mayor frecuencia en niños que en niñas, pero su incidencia no presenta diferencias entre diversas áreas geográficas, género, grupos culturales o niveles socioeconómicos.

¿Te gustan los chocolates?

15 beneficios de comer chocolate

Datos importantes que debes conocer sobre el TDAH

Actualmente, se estima que el TDAH afecta a entre un 5% y un 10% de la población infantil y juvenil, y que representa entre el 20% y el 40% de las consultas en los servicios de psiquiatría infanto-juvenil.

Es un trastorno heterogéneo del desarrollo de naturaleza neurobiológica, es decir, es un desorden biológico que tiene amplias repercusiones en la conducta de quien lo padece.

Se caracteriza por una atención dispersa, impulsividad e inquietud motriz exagerada para la edad del niño.

La característica principal es la falta de atención. Cualquier detalle lo distrae, a mayores estímulos su dificultad para concentrarse aumenta.

En casa tienen dificultades para seguir órdenes, parece que no escuchan cuando se les habla, son desorganizados, nunca saben dónde han dejado sus cosas, sus juguetes, pierden el material escolar y son descuidados.

En la escuela cometen errores por no fijarse en los trabajos o en las diferentes actividades a realizar.

Con frecuencia saltan de una tarea a otra sin terminarla, ya que evitan situaciones que implican un nivel constante de esfuerzo mental.

Actúan de forma inmediata, sin reflexionar, sin pensar en las consecuencias o en el riesgo o el peligro, ni para sí mismos, ni para los demás.

Si tu hijo presenta alguna de estas características y le cuesta trabajo aprender, puedes llevarlo con algún terapeuta o psicólogo para salir de dudas.

¿Crees que tu hijo pueda tener TDA o TDAH?

Foto: Getty Images

Mira estos consejos…

Dormir bien hace a tu hijo un mejor estudiante