Categorías
Ser Bebé

4 problemas genitales que padecen los niños varones

Muchos niños varones nacen con alguna alteración en los genitales, que debe corregirse antes del inicio de la pubertad. Te presentamos cuatro problemas genitales; conoce de qué tratan y cuál es su tratamiento. 

El pediatra explora en cada revisión los testículos, el escroto y el pene, y en caso de problemas, recomienda consultar con el urólogo. Muchos de los trastornos se tratan con cirugía.

Malformaciones del pene

Fimosos: Es el estrechamiento de la piel del prepucio (extremo del pene), que impide su bajada. Dificulta la higiene del pene y favorece las infecciones (balanitis). Tratamiento: se opera hacia los cuatro años o antes si es causa frecuente de balanitis. La intervención, llamada circuncisión, consiste en cortar la piel estrechada, y apenas causa molestias.

Hipospadias: La uretra, conducto por donde sale la orina, es más corta que el pene, que está incurvado. El orificio de la uretra se abre en algún punto de la cara inferior del pene. Cuanto más cerca de la base esté, más severa es la malformación. Tratamiento: se reconstruye la uretra, se sitúa su orificio en el extremo del glande y se endereza el pene, todo ello en una o dos intervenciones, que se practican entre los dos y los cuatro años.

Malformaciones de los testículos

Criptorquidia: Uno de los testículos o los dos no están en la bolsa escrotal, sino en el abdomen o en el conducto inguinal (más frecuente). Tratamiento: si los testículos no descienden solos, se opera al niño hacia los tres o cuatro años para fijarlos en sus bolsas.

Hidrocele: Se acumula un líquido seroso en la bolsa escrotal, rodeando el testículo. No duele ni molesta. Tratamiento: puede reabsorberse. Si en unos años el hidrocele sigue ahí, se hace un pequeño corte (con anestesia general) en la bolsa, se extrae el líquido y se pegan las paredes de la bolsa, para que no se vuelva a llenar.

«No existe el sexo débil», lo que debes enseñar a tu hijo varón

Criar hijas resulta 30% mas caro que a varones

FOTO GETTY IMAGES

Categorías
Padres e Hijos

El tamaño de testículos podría revelar si será un buen padre

De acuerdo con un estudio hecho por la Universidad de Emory en Atlanta, en Estados Unidos, reveló que los hombres con testículos pequeños están mucho más al pendiente de los cuidados de sus hijos.

La investigación estuvo dirigida por James Rilling y Jennifer Mascaro, quienes señalaron que los niveles más bajos de testosterona en los hombres están relacionados con una mayor participación en la familia y a una disminución en las infidelidades. Por el contrario, niveles más altos de esta hormona conllevan a divorcios y poligamia.

Los resultados del estudio publicado en la revista ‘Proceedings’ de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS), indican que tanto los niveles de testosterona como el tamaño de los testículos se correlacionan inversamente con la calidad del cuidado paternal. Dicho en palabras más directas: más testosterona y testículos más grandes indicarían menos cuidados del padre.

Foto: Pexels

El tamaño de los testículos del padre también tiene relación con la actividad en el área ventral tegmental (VTA), una parte del cerebro medio relacionado con la recompensa y la motivación. Los hombres con testículos más pequeños activaron esta región del cerebro en medida que miraban las fotos de sus hijos.

Cabe la pena mencionar que los especialistas apuntaron que esta condición física y hormonal no es determinante, también juega un gran papel la voluntad y compromiso del padre.