Categorías
Ser Familia

10 detalles que te hacen el mejor papá

 Seguro ya eres un papá increíble, ¡el mejor papá! Pero puedes estar olvidando algunos pequeños detalles que hacen una mejor relación con tu hijo. ¡Toma nota!

Esto es lo que hace el mejor papá

1. Da tiempo. Haz un plan de juegos, salidas, comidas, etc. y haz un tiempo en tu agenda para dedicarte única y exclusivamente a tu hijo; él nunca olvidará esos momentos.

2. Dice a su hijo cuánto lo quiere. Años atrás se creía que los papás solo eran los proveedores del hogar y no participaban activamente en la crianza de sus hijos. ¡Eso ya cambió! Hoy son más papás que se involucran en ello y además son los más cariñosos con sus hijos. No escatimes, tu amor y cariño fortalece la autoestima de los niños.

3. Crea un ambiente de amor y respeto. Además del cariño hacia tu hijo y el tiempo que le brinda, es importante que él vea que tú respetas a su mamá, amigos, etc. Esto dará a tu hijo la seguridad y estabilidad que necesita para desarrollarse.

4. Aprovecha cada momento. Haz de la comida, los quehaceres de la casa, tareas de la escuela, viajes en el auto y cualquier situación en una oportunidad más de compartir y enseñar a tu hijo valores como: el amor al trabajo, la generosidad, la honestidad, servicio, trabajo en equipo, reciclar, etc. ¡Será muy divertido!

5. Se comunica de modo positivo. Enséñale a tu hijo a siempre dar lo mejor de sí mismo, resalta sus destrezas y virtudes. Él necesita tu aprecio y motivación. Escúchalo; conoce sus historias, sus intereses y sus temores; déjale saber que puede confiar en ti.

6. Lee con su hijo. Enséñale el amor a la lectura desde muy pequeño. Leer es una de las mejores formas de garantizar que ellos logren una vida de éxito. Cuando entre a la escuela, ayúdale con las tareas; comparte con él la alegría de saber y aprender ¡todo el tiempo!

7. Enseña disciplina con amor y paciencia. Establece reglas claras, justas y razonables. Recuerda que el objetivo es que tu hijo desarrolle un buen comportamiento y carácter. Evita enojarte; si es necesario toma tiempo para pensar y discutir con tu pareja la mejor manera de corregir sus errores y conductas.

8. Es su ejemplo. Las acciones hablan más que las palabras. Tu hijo imitará o que hagas, te guste  o no. Sé consistente en lo que dices y haces. Muéstrate ante él como un ser humano con virtudes y defectos y verás que él también aprenderá a confiar en ti y ser honesto siempre.

9. No lo sobreproteje. Déjalo vivir. Es importante que tu hijo sepa que tu amor hacia él es incondicional y que puede contar contigo en cualquier circunstancia, pero también necesita entender que sus acciones tienen consecuencias y que sus decisiones, buenas o malas, marcarán su destino.

10. Crea memorias. Los momentos que vives hoy con tu hijo son la historia de tu familia y el tiempo se pasa rápido. Cuando menos te des cuenta estarás asistiendo a su graduación. Toma fotos, graba videos, escríbele una carta o tarjeta en ocasiones especiales o en cualquier día. Compartir estas memorias te ayudará a recordarle de dónde viene y guiarlo hacia dónde va en la vida.

FOTO GETTY IMAGES

Pasar tiempo con tu hijo a solas es muy importante para que crees con él un vínculo especial de papá e hijo, estrechará su cariño y tú le podrás enseñar muchas cosas que mamá no. Te invitamos a leer más de este tema: 

¿Por qué todo niño necesita pasar tiempo a solas con papá «sin mamá»?

Categorías
Así Crece

Beneficios emocionales de que tu hijo juegue con papá

Estudio revela todo lo que la interacción con  papá brinda a los niños, resaltando que es diferente a la de mamá. Conoce los beneficios emocionales de que tu hijo juegue con papá.

Un reciente estudio publicado en Pediatrics descubrió que el juego de los papás tiende a ser más intenso, más vigoroso, y promueve que los niños se arriesguen más y sean más atrevidos y exploradores.

El de las mamás, en cambio, ofrece más estabilidad y seguridad. Y esto no quiere decir que uno sea mejor que el otro, sino que juntos se hacen complementarios y beneficiosos al mismo tiempo.

Según se explica, a nivel de lenguaje las mamás suelen utilizar palabras que el bebé o niño utiliza más a menudo, las que mejor comprende, mientras que los padres no tienen tanto en cuenta si el bebé o niño le entiende o no, y añaden nuevas palabras al lenguaje de sus pequeños.

Además, la presencia del papá y sus feromonas, mientras las hijas crecen parece retrasar la pubertad y retrasar la edad de inicio de las relaciones sexuales, disminuyendo, como hemos dicho, los embarazos adolescentes.

Esto no quiere decir que a los hijos de madres solteras o de madres cuyas parejas apenas se comprometen con la crianza les vaya a ir mal. Simplemente explica que la presencia de una figura masculina puede ser útil como estímulo diferente al que puede ofrecer la madre (de igual modo que se diría que es positiva la figura femenina si habláramos de un hombre cuidando él solo de su bebé).

Además, se demostró que cuando los padres se involucran más en la vida de los hijos repercute en el lenguaje de los niños, que es mejor, y en una mejor salud mental (los niños tienen mejor comportamiento general cuando los padres se implican más).

Y en la adolescencia, la presencia de los padres en la crianza disminuye los síntomas de depresión, hace que haya menos problemas conductuales y se ve reflejado también en unas tasas de embarazo adolescente más bajas.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

¿Por qué todo niño necesita pasar tiempo a solas con papá «sin mamá»?