Categorías
Así Crece

Cómo y cuándo tu hijo comienza a entender qué es el tiempo

El 2018 ya terminó y es una gran ocasión para adentrarlo al mundo del hoy, mañana, el siguiente año… también de lo aprendido y de lo bueno que está por llegar.

Los niños de tres años viven en presente y no comprenden conceptos como “ahora”, “después” o “mañana”; será a partir de los cinco años de edad cuando empiecen a entender qué es el tiempo y, entonces sí, puedas comenzar a explicarle qué es eso de “el año terminó y empezamos un nuevo ciclo”.

Es así porque un niño muy pequeño no sabe de tiempo: vive en el presente. De hecho, justo esta es la razón por la cual alrededor de los ocho meses, cuando ya han formado un lazo afectivo con su mamá (o quien sea su cuidador primario), se angustian mucho si desaparece de su vista.

Ocurre que por un lado no saben si al dejar de ver una cosa o una persona ya no regresará jamás y, por otro, no comprenden el sentido del tiempo, así que perderlo de vista es algo que resulta muy preocupante.

A los tres años (o incluso mayores) sucede algo similar: si les dices “ahora regreso” no logran entender cuánto tardarás, por lo que te recomendamos relacionar tu llegada con una actividad que ellos realicen como parte de su rutina; por ejemplo: “Estaré aquí cuando acabes la tarea” o “cuando termines de comer…”.

En este sentido, conviene que entiendas cómo tu hijo va forman- do en su cabecita los conceptos temporales y pongas en marcha algunos ejercicios para ayudarlo en esta gran lección.

CUÁNDO Y CÓMO LO VAN APRENDIENDO

La idea del tiempo en su mente va evolucionando hasta que consigue entenderla por completo:

•De 0 a 2 años:

La percepción temporal es un fenómeno afectivo asociado a las necesidades fisiológicas del niño; es decir, ellos se dan cuenta de que la mañana es diferente a la tarde y a la noche en referencia a sus necesidades básicas: sueño y hambre.

•De 3 a 4 años:

Empieza a comprender las nociones de velocidad (lento o rápido). También a entender las prime- ras clasificaciones de orden y sucesión de acontecimientos: nos levantamos, la- vamos las manos, desayunamos, vamos a la calle…

•5 y 6 años:

Comienzan a distinguir de mejor forma el antes del después y también el hoy del mañana o del ayer, aunque todavía pueden confundir ambas palabras y usarlas con el sentido opuesto.

•Desde los 7 años:

Ya comprenden en su totalidad frases como “la próxima semana vamos de vacaciones” o “hace un mes que no vemos a tus tíos”. Han adquirido la noción de temporalidad incorporándola a su lenguaje con naturalidad.

EJERCICIOS PARA AYUDARLE

Tu hijo necesita madurar y también algo de práctica. Puedes ayudarlo con los tres ejercicios que a continuación te presentamos: distinguir la mañana, la tarde y la noche (a partir de tres años); aprender los días de la semana y el orden en el que van: lunes, martes… Saber que un año es más largo que un mes y una semana es más larga que un día (desde los cinco años). El objetivo que se persigue con estas tres actividades es ayudar a tu pequeñín a adquirir la noción del tiempo.

Ejercicio 1

(A los 3 años)

Haz un dibujo de una actividad que realice en la mañana, una de la tarde y otro de una en la noche. Pide a tu pequeño que relacione cada actividad con el momento del día en que la realiza.

Ejercicio 2

(A partir de los 5 años)

Recorta 14 fichas rectangulares de papel. Deja siete de ellas en blanco y en las otras siete escribe los días de la semana (un día en cada ficha). Coloca las fichas en blanco en fila y pon debajo las fichas de los días, desordenadas. Después, pregúntale: “¿Cuáles son los días de la semana?”. Una vez que haya respondido, ayúdale a identificar el nombre de los días en las fichas. A continuación pídele al niño que coloque el resto de los días de la semana en el orden debido.

Ejercicio 3

(A partir de los 7 años)

¿Qué dura más, un año o un mes? Divide una hoja en cuatro partes y escribe en cada una el nombre de uno de los personajes del cuento que habrás de contar después. De- bajo del nombre anota el tiempo que tarda cada uno en cumplir su misión: Pedro, una semana; Miguel, un día; José, un año; Mateo, un mes. Ahora di a tu hijo: “Te contaré un cuento y luego te haré unas preguntas: un sastre se quedó sin tela para trabajar. Envió a sus cuatro empleados a buscar la tela y prometió que quien volviera primero recibiría un premio: José tardó un año. Pedro tardó una semana. Miguel tardó un día y Mateo tardó un mes”. Cada vez que nombres un empleado debes enseñarle a tu hijo la ficha correspondiente. “Ahora dime cuál de ellos ganó el premio”. Por último, pídele que ordene las fichas de los empleados, empezando por el que tardó menos y terminando por el que tardó más.

SE TERMINÓ 2018, ¡BIENVENIDO 2019!

Como a los niños se les dificulta el concepto del tiempo, si le dices a tu hijo que está por empezar un nuevo año quizá no entienda, ¡nada! Para esto conviene darle una buena lección de vida: aprender a cerrar ciclos; algo que le permitirá vivir su vida más plena, consciente y feliz. ¿Cierto? Te damos algunos tips.

1. Lo primordial para cerrar bien un ciclo es “despedirnos de esa realidad que está por desaparecer”: haz un diario junto con tu pequeño de lo vi- vido en 2018. Recuerden lo que sintieron y enséñale lo que aprendieron de cada anécdota.

2. Misión a emprender: saber qué viene ahora para ustedes. Hagan un collage de lo que esperan que ocurra en 2019, de todo lo que harán, sus nuevos proyectos y sueños. Esto le enseñará a mirar siempre hacia adelante y motivarse con lo positivo que él mismo puede crear en su futuro.

OTRAS IDEAS:

• Deja que te ayude en las tareas domésticas. Reforzará su idea de que existe un momento para cada cosa: “Ahora recogemos el desayuno, después te llevaré a la escuela y, cuando vuelvas, a la hora de la comida, mamá te ayudará a poner la mesa para comer todos juntos”.

• Calendario de pared. Cuelga uno llamativo y tacha cada día que pasa. Podemos también marcar días señalados y pedirle que tache los que faltan, por ejemplo, para su cumpleaños o vacaciones…

• Los cuentos. Hay algunos especialmente indicados para comprender el transcurso del tiempo. Después de leerlos, pregúntale: “¿Qué pasa luego de que la princesa besa a la rana?”.

• Diario hablado. Invita a tu hijo a contarte su día desde la mañana y hasta ese preciso momento. Le ayudará a comprender mejor que existe un orden cronológico en el transcurso de su día.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

 

 

Categorías
Ser Bebé

5 tips para una estimulación temprana efectiva

5 tips para una estimulación temprana efectiva

Cinco ingredientes imprescindibles para ayudar a tu bebé a desarrollar todo su potencial durante el primer año de vida.

5 tips para una estimulación temprana efectiva

Todos queremos que nuestros hijos estén preparados para prosperar, pero, cuidado: «Es posible que algunos padres estén obsesionados con la estimulación. Y puede ser contraproducente enseñar al niño cosas que aún no le corresponden», advierte Rosina Uriarte, directora del centro bilingüe de Estimulación temprana Brisbane.

Y entonces, ¿qué hay que hacer?

La experta nos saca de dudas: «Estimular a un niño significa ofrecerle estímulos que lo hagan feliz y lo apoyen en su desarrollo natural y esto lo hacemos todo el tiempo que estamos con él, y no saturarlo de actividades». Durante el primer año de vida hay unas etapas motoras que determinarán el futuro de esa personita.

Dichas etapas sientan las bases de habilidades posteriores. Esto es lo más importante a tener en cuenta en la estimulación de un cerebro tan joven.

1. Amor

El mejor estímulo para un niño es sentirse querido. No es posible el aprendizaje ni el correcto desarrollo cerebral sin equilibrio y bienestar emocional. Por eso es importante demostrarle amor incondicional. Con mucha ternura, muchos besos, muchas palabras cálidas y mucho contacto piel con piel. Que no te preocupe mimarlo en exceso. Es imposible malcriar a un niño por darle demasiado cariño.

Tu bebé podría sufrir de esto…

¿Qué es el síndrome del torniquete?

2. Tiempo

El objetivo, más que tratar de enseñarle cosas al bebé, es relacionarse con él, y para eso hace falta tiempo, tiempo para establecer un vínculo afectivo, para saber qué lo calma, qué lo pone nervioso, qué lo hace reír… ¿cómo lograrlo? Para aprender, el bebé necesita toda nuestra atención y ésta solo podemos dársela de verdad cuando nos dedicamos únicamente a él.

3. Diversión

Uno toma en brazos al bebé y piensa: «¿Qué hago?». La respuesta es sencilla: ¡Diviértete! esto es, jamás conviertas el juego en una obligación. Los niños disfrutan con todo lo que hagamos con ellos, especialmente si nosotros disfrutamos también. Para lograrlo juega sin reglas. Olvídate de listas de objetivos. «A ver… ayer ya trabajamos la estimulación visual, así que hoy toca a la capacidad auditiva». El juego debe ser espontáneo. Es algo natural en los bebés y es fundamental que tú también lo sientas así.

¿Tienes un niño? Mira cómo debes cuidar sus genitales…

Balanitis, ¿qué es y cómo se trata?

4. Seguridad

Para animarlo a aprender, también hay que proporcionarle un entorno seguro y adecuado a su edad. Está deseando tomarlo todo, desmenuzarlo, chuparlo, investigarlo…, pero es pequeño para saber lo que está bien y lo que está mal, o para entender por qué no debe tocar un enchufe. Sin exagerar.

La autonomía conlleva, a veces, situaciones que a los padres pueden parecernos peligrosas. Pero si les trasmitimos nuestros miedos, podemos alterar la confianza en sí mismos y en el mundo en el que se desenvuelven.

Su seguridad debe ser una prioridad, sin caer en el error de evitar que se muevan por miedo a caerse.

5. Respeto

Es cierto que los primeros años de vida determinan el resto y que es el momento de máximo desarrollo cerebral  y hay que aprovecharlo, pero eso no significa sobreestimular a los niños, cosa que ocurre cuando les pedimos que hagan algo cuando aún no han madurado lo suficiente.

Toma en cuenta que cuando forzamos a los niños a realizar algo que no quieren, que les aburre o les irrita.

¿Cuántos meses tiene tu bebé?

Foto: Getty Images

¿Has oído de esta enfermedad?

 

¿Qué es el lupus?

 

Categorías
Así Crece

5 tips para que los niños ayuden en casa

5 tips para que los niños ayuden en casa

Descubre por qué es importante que los pequeños colaboren con los quehaceres en casa y sus beneficios.

5 tips para que los niños ayuden en casa

Los pequeños deben participar en las tareas del hogar no sólo porque se requiere su colaboración, sino también porque son actividades benéficas para ellos.

Es una buena manera de enseñarles a ser responsables y autónomos, a la vez que aprenden a trabajar en equipo y a valorar las recompensas por un trabajo bien hecho.

¿Tu hijo hace berrinches?

Controla los berrinches sin perder la paciencia

Si quieres que tu hijo se involucre, estos consejos pueden ser muy útiles:

  1. Las tareas del hogar se deben incorporar poco a poco y gradualmente en la rutina de los pequeños. Además, la mejor técnica para que colaboren es con el ejemplo. 
  2. Es importante establecer las tareas adecuadas a su edad y madurez. Si le pides que lleve a cabo una tarea para la cual no está preparado, se frustrará y no podrá realizarla correctamente. Una buena opción para que se involucren es dejarlos elegir qué desean hacer.
  3. Cada vez que el pequeño realice una tarea, siempre, siempre, después tiene que venir un refuerzo positivo y el reconocimiento de su esfuerzo y participación.
  4. Comienza por asignarle tareas relacionadas con sus pertenencias, como los juguetes o cosas de la escuela. Para ello, establecer un tiempo límite permite medir su propio esfuerzo personal y valía.
  5. Los quehaceres del hogar son importantes pero podemos ser flexibles como padres, además de que debemos armarnos de suficiente paciencia y comprensión en tanto los pequeños aprenden a realizarlos de manera correcta.

Toma en cuenta esto…

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

Beneficios de los quehaceres del hogar

  • Ten en cuenta que los quehaceres también pueden ayudar a los niños a desarrollar su psicomotricidad.
  • En ese sentido, cada vez que el peque realice una acción, le generará emociones.
  • Aprenderá de manera intuitiva conocimientos de tiempo y espacio.
  • Adquirirá habilidades relacionadas con su equilibrio y coordinación.

En estas vacaciones, deja que tu hijo se involucre en casa.

¿Qué le gusta hacer a tu hijo?

Foto:Getty Images

Estimula a tu hijo así…

Los mejores instrumentos musicales para niños

Categorías
Ser Mamá

Cómo obtener ingresos extra desde casa

Cómo obtener ingresos extra desde casa

Algunas actividades pueden ayudar a la economía familiar y a desconectarte de la rutina diaria, todas pueden hacerse desde casa, ¿la clave? Sácale jugo a tus habilidades.

Cómo obtener ingresos extra desde casa

Los beneficios de ejercer la maternidad estando muy presente en la vida de tu hijo y sin abandonar tu faceta profesional es clave. Combinar las dos áreas permite que como mamá te sientas realizada en tu vida, lo que repercute directa y positivamente en el bebé.

ARTE

Puede ser un hobby rentable si disfrutas de esta afición. Vende desde casa obras de cerámica, aretes, collares, pinturas, fotografías…

VENTAS DESDE CASA

Las pequeñas reuniones de grupos de amigos y conocidos interesados en comprar cosméticos, ropa, joyería o cualquier otro artículo de catálogo son una posibilidad que muchas mamás han puesto en práctica. Solo requiere contactos de conocidos interesados y un espacio dónde mostrar los artículos de venta.

VUELVE A ESTUDIAR

¿Te quedas en casa cuidando a tu hijo? Quizá se abra otra posibilidad para ti: volver a estudiar. Puedes empezar clases a distancia o digitales y estar lista para regresar a trabajar cuando él vaya a la escuela. Desempolvar los libros y crearse un hábito de estudio con un bebé en casa no es fácil, pero poco a poco encontrarás la fórmula para compaginarlo.

RICA COMIDA

La opción de cocinar en tu propia casa para eventos (como fiestas o celebraciones especiales) ofrece una cantidad económica considerable, y todo sin atarse cinco días a la semana durante ocho horas diarias. Los requisitos: disponer de ideas creativas para cocinar y ser organizada. Puedes hornear galletas, hacer panquecitos…

CLASES PARTICULARES

Si estás especializada en alguna materia podrías impartirla de forma personalizada. Pueden ser desde clases de cocina, matemáticas, inglés… Saca provecho enseñando a otros, pueden ser clases particulares o de varios niños, hasta podrías incluir a tu hijo.

Tips para trabajar desde casa

  1. Planea tus tareas diarias en tu trabajo por prioridad: lo urgente y lo importante; deja un tiempo de colchón para los “bomberazos”.
  2. Utiliza las horas de sueño de tu hijo para adelantar trabajo o terminar tareas pendientes en casa.
  3. No centres las horas de mayor esfuerzo intelectual después de la comida, cuando sueles estar aletargada. Hazlas a primera hora: eres más productiva.
  4. Aprovecha las horas de más actividad de los pequeños para disfrutar de ellos.

Tu hijo disfrutará de una mamá que está atenta a su cuidado y tiene la satisfacción de poder realizarse profesionalmente.

¿Trabajas desde casa?

Foto: Getty Images

Logra todo lo que tú quieras…

Cómo ser más creativa y aumentar tu autoestima

 

Categorías
Ser Familia

30 ideas para lograr el equilibrio en el trabajo y familia

30 ideas para lograr el equilibrio entre el trabajo y tu familia

La convivencia es un factor positivo que ayuda a que tu hijo se aleje del consumo de alcohol o drogas, tenga una infancia feliz, buena autoestima y esté sano.

A veces por el ritmo de trabajo se dejan de lado las cosas importantes como el pasar tiempo de calidad con la familia. No dejes que la rutina y el trabajo te absorban, tu hijo y tu familia te necesitan, mira lo que puedes hacer para recuperar el equilibrio.

Te interesa: 5 reglas de oro para comer en familia

30 ideas para lograr el equilibrio entre el trabajo y tu familia

  1. Ten tiempo de calidad con tu hijo y pareja.
  2. Trabajen en equipo con las tareas cotidianas de la casa.
  3. Salte del trabajo a tu hora.
  4. Llega puntual a la oficina y haz una lista de tus prioridades del día.
  5. Separa entre las cosas urgentes, de las importantes y ve resolviendo una a una.
  6. Procura no llevarte trabajo a casa.
  7. No trabajes mientras tu hijo está en casa, dale tu tiempo.
  8. Disfruta de paseos familiares al menos los fines de semana.
  9. Cada día, haz poco a poco las tareas domésticas, no dejes todo para el fin de semana.
  10. Organicen vacaciones en familia al menos una vez al año.
  11. Hagan deporte en familia.
  12. Cuando estés en casa, no estés pegado al celular, tableta, laptop o tele.
  13. Vayan al parque entre semana.
  14. Compartan el desayuno o la cena en familia.
  15. Aunque estés en la oficina está al pendiente de tu hijo mediante una llamada telefónica.
  16. Revisa la tarea de tu hijo al llegar a casa.
  17. De vez en cuando, disfruten juntos de un rico helado.
  18. Vayan a un concierto en familia.
  19. Evita el drama de las mañanas, levantándote unos minutos más temprano y dejando listas algunas cosas una noche antes.
  20. Si es posible, ve si en tu trabajo te pueden dejar salir antes de la hora normal para estar más tiempo con tu hijo.
  21. Por más compromisos que tengas, nunca faltes a una actividad escolar de tu hijo.
  22. El fin de semana cocinen juntos, por ejemplo, ¡hagan una pizza!
  23. Cuéntale un cuento a tu hijo antes de dormir.
  24. Vean un partido de su equipo favorito.
  25. Jueguen con las almohadas antes de dormir.
  26. Cuiden de una planta o un árbol.
  27. Al llegar a casa, cuéntale a tu hijo cómo te fue en el día y que él también te cuente qué hizo, cómo se sintió.
  28. Aprovecha el momento de ponerle la pijama, para una sesión de cosquillas.
  29. Antes de irte al trabajo, abraza a tu hijo y dile lo mucho que lo quieres.
  30. De vez en cuando, sorpréndelo con un detalle, no debe ser material precisamente, puede ser una bolsa de galletas, un globo, una tarjeta que hayas hecho…

Para que tu hijo se sienta seguro debe sentir que en su casa es aceptado y querido.

¿Qué haces para mantener el equilibrio en tu vida?

¿Tienes algunos kilos de más? Mira qué hacer

Dónde acumulas grasa y qué hacer

 

Categorías
Así Crece

Crea un espacio para que tu hijo aprenda mejor

Crea un espacio para que tu hijo aprenda mejor y tenga un mayor rendimiento escolar

Prefiere que el tiempo que tu hijo dedique a estudiar sea de calidad, más que cantidad.

Crea un espacio para que tu hijo aprenda mejor

Crea un espacio ideal para ayudar a tu hijo a aprender. Tu hijo necesita un buen ambiente para realizar sus tareas escolares.

Tu hijo aprenderá mejor si…

Estudia en un lugar en donde pueda trabajar cómodamente y sin distracciones.

Tiene un lugar en donde tenga sus útiles escolares a la mano y en el mismo sitio.

Tiene una iluminación correcta para evitar la fatiga visual al leer.

6consejos para ayudarlo a aprender mejor

  1. Concéntrate más, divide la tarde de estudio en bloques de 30 minutos con descansos de 10 minutos.
  2. Quita cualquier distracción son una gran barrera para estudiar o hacer la tarea.
  3. Crea tu propia estrategia
  4. Ya sea hacer mapas mentales, cuadros sinópticos, dibujos, cantar, lo que sea que te ayude a hacer tuyo el conocimiento.
  5. Si tu hijo está muy cansado, dale un snack nutritivo como fruta, yogur o una barra de granola, deja que se relaje por unos minutos, trabajará mejor con la mente clara.
  6. Sin teléfono, tele y videojuegos, déjalos en otro lugar o apagados.

Haz que tu hijo disfrute el tiempo de estudio. 

¿Tu hijo tiene un área especial para estudiar?

Mira cómo pintar la habitación de tu hijo

Llena la habitación de tu hijo con los colores del arcoíris y sube su ánimo

Categorías
Ser Pareja

13 consejos para reavivar el amor en pareja

13 consejos para reavivar el amor en pareja y no morir en el intento.

Las personas que viven en una relación de pareja feliz, aprenden a pasar las  adversidades (resiliencia); son más optimistas, flexibles y se adaptan mejor a los cambios positivos o negativos.

Lo primero que debes hacer para estar en paz contigo

Entender tus emociones para evitar conflictos y buscar soluciones.

No dejar que tus emociones te hagan perder el control.

Entender tus sentimientos y ser empática con los de tu pareja.

Aprender a relajarte cuando pequeñas cosas no te gusten.

Bajarle al estrés.

Pensar de forma positiva ante los problemas cotidianos.

No solucionar problemas cuando estés enojada.

Hacer ejercicio para liberar emociones negativas.

Llevar una alimentación equilibrada.

Ver obras de teatro divertidas o series de TV de comedia.

Reír ya que favorece la buena salud y neutraliza las emociones negativas.

Hacer yoga o meditación.

Respirar lenta y profundamente antes de hacer algo que te provoque tensión.

Intentar trabajar más en equipo.

Expresar tus sentimientos, cuando los callas o ocultas se acumulan y en un momento explotan.

Vive tu relación de pareja y mira cómo reavivar el amor

La inteligencia emocional te ayuda a tener una relación más saludable.

Usar tus emociones con inteligencia ayuda a:

Tener una vida duradera en pareja y crear lazos fuertes y sanos.

Si haces estos hábitos en pareja, tu relación está sana:

  • Se van a la cama al mismo tiempo y se dan el beso de buenas noches
  • Confían el uno en el otro
  • Se perdonan
  • Les importan más las cosas que hace bien su pareja, no lo que está mal
  • Se abrazan y besan cuando se ven
  • Se dicen «te amo»
  • Se dan los «buenos días» todas las mañanas
  • Sienten orgullo y felicidad de estar con su pareja
  • Se llaman o mensajean durante el día

Focos rojos de que la relación se está enfriando

Estos puntos indican que tú y tu pareja se están distanciando

  • Cada uno tiene actividades diferentes.
  • Dan más importancia al trabajo, los hijos, los amigos y actividades personales.
  • No tienen tiempo en pareja.
  • No comparten horarios para comer o cenar.
  • No se acarician.
  • No se sorprenden el uno al otro.
  • Hay una falta de comunicación.
  • Guardan rencores reprimidos.
  • Comen frente a la televisión.
  • No llegan a acuerdos.
  • Han perdido el deseo en los encuentros sexuales.
  • Se critican en público y en privado.
  • Se han perdido el respeto.
  • Sólo se dan instrucciones.
  • Se asfixian el uno al otro.
  • Tienen una codependencia.
  • Van a todos lados juntos, siempre aunque no se sientan a gusto.

13 consejos para reavivar el amor en pareja

¿Creen que han caído en la rutina? ¿Ya no sienten esa chispa de antes? Mira lo que pueden hacer…

  1. Reconocer que pasan por una situación inestable
  2. Saber qué necesita y desea tu pareja
  3. Demostrar que es importante para ti
  4. Expresar tu cariño
  5. Tener detalles todos los días, (no deben ser materiales)
  6. Descubrir nuevas cosas en el día a día con tu pareja
  7. No esperar a que el otro dé el primer paso
  8. Escuchar
  9. Evitar reclamos de cosas muy pasadas
  10. Tener una actitud abierta y comprensiva
  11. Llegar juntos a acuerdos
  12. Practicar algún interés en común o salir como cuando eran novios
  13. Hacer actividades en pareja que los reten (clases de cocina…)

Lo más sano es que sean honestos y escuchen a su corazón, cuéntale lo que sientes y piensas a tu pareja porque es importante, sean creativos para evitar la monotonía.

¿Cuántos años llevas con tu pareja?

¿Ya no sabes cómo comunicarte con tu pareja?

«No me divorcio por mi hijo»