Categorías
Ser Mamá

5 consejos para despedirte de tu hijo sin que llore

Si siempre que ya vas a salir de casa para ir a trabajar tu hijo comienza un gran berrinche, estos consejos son para ti. ¡Adiós lágrimas! Mira cómo despedirte de tu hijo sin que llore.

Es muy común que las mamás se sientan culpables cuando tienen que regresar al trabajo y tienen que separarse de sus hijos. Sin embargo, recuerda que ser una mujer profesionista no está peleado con tu papel de mamá, el que vayas a trabajar no significa que estés abandonando a tu hijo y mucho menos que esto provoque un daño emocional gravísimo e irreparable en él.

Al contrario, tienes la oportunidad de enseñar a tus hijos e hijas que eres una mujer que puede ser exitosa en lo laboral y ser la mejor mamá del mundo, ¡al mismo tiempo!

Si tu hijos está llevando mal tu ausencia, la solución no radica en que dejes de trabajar. Habla con él y explícale los motivos por los cuales vas a trabajar; habla con el corazón y verás como él te entenderá.

Cómo decir adiós sin que tu hijo llore

1. Un día antes prepara junto a tu hijo la cena, el lunch, revisa sus tareas, etc. El objetivo es que te hagas presente en su día a día.

2. Siempre sonríe cuando te vayas, evita las caras tristes y de preocupación. No hay por qué hacerlo, vas a trabajar y en la tarde regresarás contenta a casa. ¡Olvídate de la idea del abandono!

3. Cuando te despidas, dale un beso grande y dile que «disfrute su día», «qué la pase genial» en lugar de hacer un «drama» y decirle que los vas a extrañar o que la vida es injusta porque te vas.

4. No prolongues la despedida; entrar y salir sólo empeorará la situación. Si dices adiós, te marchas. Si tu hijo se queda muy mal, justo antes de irte prométele que llamarás en cuando llegues al trabajo (o antes de meterte en el coche) para comprobar que ya está jugando (y lo haces, claro).

5. Usa la tecnología a tu favor; llama para saber como va todo, mándale un mensaje donde le digas cuánto lo quieres, haz un video chistoso de tu trabajo, comparte con ellos tus logros, etc.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

4 técnicas para serenarte y poder ayudar a tu hijo en berrinche

Categorías
Salud

¿Sufres para levantarte temprano? Tus genes son los culpables

¿Siempre te ha costado trabajo levantarte temprano? Un estudio reveló que los genes encargados de regular tu reloj biológicos son los responsables. 

Tus genes son los culpables

El estudio publicado en la Revista Nature se enfocó en el código genético de 697 mil personas y se descubrió que al menos 351 genes regulan el reloj biológico de la gente, dicho en otras palabras, el patrón de horas de sueño de cada quien.

El equipo que realizó la investigación, encabezado por biólogos de la Universidad de Exeter en el Reino Unido, determinaron que algunos de esos genes regulan los relojes circadianos de cada persona, que se traducen en los cambios físicos que experimenta el cuerpo a lo largo de todo el día. Uno de estos cambios es la segregación de melatonina, hormona que favorece el sueño, entre otros procesos.

También se descubrió que los individuos genéticamente predeterminados para levantarse temprano corren menor riesgo de padecer enfermedades mentales, tales como esquizofrenia o depresión.

A pesar de que es posible ‘programar’ el reloj interno para levantarte más temprano, los investigadores indicaron que la genética se impone, pues los trasnochadores tienen un ritmo interno un poco más lento que los demás.

FOTO GETTY IMAGES

Si no puedes levantarte temprano porque tampoco puedes dormir temprano ni conciliar el sueño, te dejamos estos consejos:

¿Te está costando conciliar el sueño? Sigue estos 5 tips

Te invitamos a leer también:

Genes cancerígenos, no son determinantes para desarrollar la enfermedad

Categorías
Ser Mamá

Mamá burnout, ¿quién es ella y por qué ha llegado a tal condición?

¿Te has sentido realmente agotada las últimas semanas? Incluso triste, desesperanzada y con pocas ganas de realizar las actividades de su vida diaria. Quizá estás pasando por un episodio de estrés extremo, justo lo que caracteriza a la mamá burnout. 

Mamá burnout, ¿quién es ella?

Las bisabuelas, las abuelitas y nuestras mamás, todas han pasado por lo mismo: ser mamá es una tarea que implica mucho tiempo y dedicación, además de partirse en 100 para realizar otras actividades.

Entonces, ¿por qué en esta época, a diferencia de las otras, se habla de síndromes como el de “burn out” o “mamá quemada” y de tanto estrés al ser mamá?

La diferencia más clara es que hoy en día vivimos en una época con exceso de acceso a la información, la cual recibimos de forma inmediata y de muchas fuentes.

Por eso ya no sólo es que nos pongamos expectativas sociales, sino que lo que vemos y leemos, en especial en redes (“mamás perfectas” o que eso aparentan), nos genera autoexigencias mayúsculas: queremos alcanzar esa “falsa perfección” que observamos y muchas mujeres nos vemos envueltas en una fuerte presión por controlar cada aspecto de la vida: hijos, casa, trabajo, eventos sociales y escolares…

Toda esta exigencia lleva a un ciclo de agotamiento e insatisfacción y termina en un estado de estrés que puede llegar a ser muy dañino.

¿Cómo es la mamá burnout?

  • Siente agotamiento físico y mental
  • Tiene problemas para dormir y de alimentación, dolores de cabeza, estómago y de espalda
  • Siente desilusión constante, tristeza, pocas ganas por actividades que antes disfrutaba
  • Mantiene un constante contacto con sus redes sociales
  • Siente falta de satisfacción por lo que logra como mamá o en lo personal
  • Poco tiempo personal y de pareja

POSIBLES EFECTOS EN LA FAMILIA

  • Inseguridad en los hijos al ver que mamá intenta resolverles todo.
  • Sentimientos de culpa, tanto de la pareja como de los hijos, al ver que por ellos, mamá se encuentra mal.
  • Dificultades en la relación de pareja.
  • Pleitos constantes.
  • Dinámica familiar disfuncional.

Una de las características emocionales más importantes de la mamá burnout es la culpa: las mamás que experimentan este cansancio nunca se sienten satisfechas de lo que hacen o logran y, más aún, sienten vergüenza por lo que no logran hacer o saben que no están haciendo al máximo.

Por Ericka Reyes

FOTO GETTY IMAGES

Te compartimos estos consejos para superar esta etapa, no te angusties, poco a poco te sentirás mejor. 

Cómo ser más libre

También te invitamos a leer esta nota para averiguar que no se trata de un cansancio crónico:

¿Sientes que vives cansada? Averigua si tienes el Síndrome de la Fatiga Crónica

Categorías
Salud

¿Sientes que vives cansada? Averigua si tienes el Síndrome de la Fatiga Crónica

¿Tu rendimiento habitual ya no es el mismo, realmente te sientes agotada todos los días aunque hayas dormido bien y conforme avanza el día, te sientes con menos energía física y mental? Sí conviene que acudas a un médico lo antes posible para que él valore si sufres de fatiga crónica, o no. 

¿Qué es la fatiga crónica?

Es una inflamación del sistema nervioso central y muscular que acarrea muchos síntomas, tantos que puede llegar a confundirse con otras enfermedades, como la fibromialgia, en la que también está presente la fatiga por una duración de 6 meses o más,  sin una causa evidente.

Este síntoma se basan principalmente en la disfunción endocrinóloga (de las hormonas), inmunológica y neurológica. Si además del tiempo de fatiga te descubres algunos de los siguientes, no dudes en ir con tu médico, tu calidad de vida puede venirse abajo porque sí es una enfermedad discapacitante.

De hecho, esta enfermedad es «crónica» porque el el porcentaje de curaciones es muy bajo, oscila entre un 5-10%. Aunque, existen algunas enfermedades que sí suelen tener tratamiento y que pueden provocar también fatiga: hipotiroidismo, trastornos depresivos graves, trastornos hormonales, la obesidad, etc.

Algunos factores relacionados con la fatiga crónica y que se encuentran en fase de estudio son la edad, el estrés, la respuesta autoinmune ante algunos virus, sustancias químicas, agentes tóxicos y la genética.

Detecta tus síntomas:

  • Limitación en realizar las actividades diarias
  • Dolor de cabeza frecuentes
  • Debilidad
  • Insomnio (trastornos en la cantidad de sueño y en el ritmo de sueño).
  • Deterioro de la memoria
  • Fatiga persistente después del reposo
  • Fatiga intensa después de una actividad física (dolor, fatiga mental y muscular)
  • Depresión
  • Irritabilidad
  • Sensación de pesadez en brazos y piernas (dolor en músculos y articulaciones)
  • Falta de atención y concentración
  • Intolerancia a los olores

¿Cómo tratar la fatiga crónica?

No tiene cura, se atienden los síntomas para prevenirlos con las siguientes acciones:

  1. El ejercicio no debe ser excesivo ni de alto impacto.
  2. La alimentación es básica para una mejor calidad de vida.
  3. La vida social activa y sana es indispensable para no caer en la sensación de aislamiento.
  4. Es esencial redistribuir las tareas de la casa o del trabajo; delegar y no «obsesionarse» con la perfección y obligación.
  5. Las técnicas de relajación son vitales para reducir el estrés.
  6. Y cuando se esté bajo días de mucho trabajo o estrés, es necesario evitar las actividades intensas no obligatorias.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Alimentos para aumentar tu energía

 

Categorías
Belleza

6 tips para no subir de peso estas vacaciones

¿Estás por salir de vacaciones o ya las estás disfrutando? En vacaciones es un hecho que se come más, hay más antojos y más tiempo libre para gozar de las delicias gastronómicas. Estos consejos te ayudarán a controlar esto y no subir de peso, ¡tanto!

Ana María González, nutrióloga certificada por el Colegio Mexicano de Nutriólogas, te comparte algunos prácticos consejos para que logres adoptar un estilo de vida más saludable y, al mismo tiempo, consigas perder un poco de peso este verano.

Establece pequeñas metas.

Aprovecha estas vacaciones para bajar de peso. Por ejemplo, si quieres bajar 10 kilos, comienza con el objetivo de bajar dos. Una vez que hayas alcanzado esta primera meta, establece un nuevo reto. Busca alguna clase o ejercicio que se acople a tus actividades de vacaciones. O bien, descarga alguna aplicación que te ayude a establecer rutinas que puedas realizar en casa.

Revisa tu refrigerador y tu alacena.

¿Los alimentos que tienes son parte del plan? Pon hasta adelante aquellos que son bajos en grasa, azúcar y calorías, ya que, si son los primeros que ves, será más fácil elegirlos. También ten siempre en el refrigerador tus frutas y verduras ya picadas o incluso congeladas.

Haz cambios inteligentes.

Muchas de las calorías que llegan a tu cuerpo las consumes sin saberlo, debido a los ingredientes que puedes utilizar al cocinar. Una excelente opción es sustituir algunos ingredientes para hacer las recetas bajas en calorías, como el aceite de canola por el aceite de coco o aguacate; los lácteos por sus versiones descremadas o bajas en grasa y los endulzantes tradicionales por sustitutos de azúcar como estevia o sucralosa.

Muévete un poco más.

En este plan no puede faltar el ejercicio, ya que es la otra parte de la balanza en el equilibrio entre lo que comemos y lo que gastamos. Realizar 30 minutos de ejercicio al día te ayudará también a mejorar tu estado de ánimo y tener más energía. Las vacaciones pueden ser un momento ideal para empezar este buen hábito porque tienen más tiempo libre. Busca algo que te guste y asesórate adecuadamente.

Mantén tu cuerpo hidratado y tu mente ocupada.

En ocasiones, la sed y el ocio pueden hacernos comer sin realmente tener hambre. Ten siempre a la mano una botella de agua. Si optas por bebidas preparadas, escoge las que no contienen azúcar o son bajas en calorías. Haz conciencia de tus señales de hambre y saciedad. Los antojos son pasajeros. Si logras distraerte durante 15 minutos es muy probable que lo olvides.

Piensa a largo plazo.

No hay nada peor que alcanzar tu meta para verte bien solo durante una semana o un par de meses. Aprovecha esta motivación haciendo cambios con los que puedas vivir a largo plazo. De esta forma, podrás disfrutar de los resultados de forma permanente.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Ideas para disfrutar las vacaciones en casa con tu hijo

 

Categorías
Ser Mamá

12 tips para ser la mamá más mala del mundo

12 tips para ser la mamá más mala del mundo

¿Tu hijo te ha dicho que eres una mala mamá? Por más terrible que se escuche y que te cale hasta lo más profundo, piensa que estás haciendo lo correcto. El camino fácil es acceder siempre a todo lo que pide tu niño; calma, te reconocerá y agradecerá.

“El amor mueve al mundo y el amor por los hijos nos da fuerza para guiarlos”.

Tu hijo puede pensar lo peor de ti ahora, pero de ti depende que sea una persona de bien y generosa o que vaya por el mundo siendo arrogante.

Prepara estas ricas sopas

5 sopas que le encantarán a tu familia

12 tips para ser la mamá más mala del mundo

Ser mamá implica hacer mil cosas a la vez todo el día, diariamente, desde poner límites, educar, consentir y dar el 100 % de tu atención hasta maximizar tu tiempo en el trabajo y aprovechar todo lo que puedas con tu familia. Además, ser buena onda y divertida. ¡Parece una misión imposible! Pero si te aseguras de hacer estas actividades, ten por seguro que criarás un niño que hará un cambio positivo en el mundo.

1. Enséñale buenos modales

Desde pequeños, los niños deben aprender a tratar a otros con respeto. Desde un “hola” hasta “por favor” y “gracias” son palabras básicas que hacen la convivencia del día a día un trato cortés. Aprender las “palabras mágicas” puede abrirle puertas en la vida.

2. No le facilites todo

Dale a tu hijo la oportunidad de aprender y sacar lo bueno de las situaciones, en especial de las difíciles. Si le solucionas todo, incluyendo las cosas más comunes, como amarrarle las agujetas a tu hijo de 12 años o resolver conflictos (sencillos) con sus compañeros, a la larga, cuando deba conseguir un empleo o crear su empresa, se enfrentará a más problemas; no irás a hablar con su jefe, ¿o sí? Tu hijo requiere enfrentarse a circunstancias que le den pequeñas dosis de la famosa “tolerancia a la frustración”.

3. Que sea acomedido

Tu hijo tiene un sentido de cooperación natural al que a veces nosotros no le damos importancia. Si quieres que de adolescente siga haciendo su cama, llevando los trastes al fregadero y lavarlos, deja que haga actividades de forma voluntaria en casa o con sus abuelos, o que haga algo por la comunidad en la que viven. Se dará cuenta de que puede sembrar su granito de arena, que las personas tienen necesidades y problemas y que está en uno ayudar cuando se pueda.

4. Reserva las golosinas

Ofrécelas en ocasiones especiales. Si le das dulces o postres todo el tiempo dejará de apreciar el valor de las recompensas. Además podría alentar la aparición de caries, por lo que necesitará de tratamientos odontológicos a temprana edad.

5. Todo cuesta

No vayas por la vida comprándole absolutamente todo lo que te pide: enséñale que si quiere algo, en algunas ocasiones debe ahorrar para conseguirlo. ¿Por qué? Porque así funciona la vida.

Mira cómo tener más $$$

Cómo obtener ingresos extra desde casa

6. Di «lo siento»

Predica siempre con el ejemplo: si hubo algo que le dijiste o hiciste, puedes repararlo con un sincero “lo siento”. Le estás enseñando que si hace algo mal, debe aceptarlo, confesar qué sucedió y enfrentar las posibles consecuencias.

7. En pro de superarse

Encamina a tu hijo a que sea capaz de resolver diferentes situaciones. Si corres en su auxilio todo el tiempo no tendrá la suficiente autoconfianza. Lo mejor que puedes hacer es inyectarle buena autoestima y que crea en sí mismo.

8. Administra el tiempo

A partir de los cinco años ya puedes enseñarle a administrar su tiempo. Si tiene actividades extraescolares debe aprender a estar listo y vestido a tiempo. Incúlcale que llegar puntual es importante.

9. Agradecer siempre

No hay nada mejor como que tu hijo aprecie y atesore lo que tiene. Tampoco te desvivas en comprarle las cosas de supermoda o el juguete más caro: los niños son felices con los detalles más sencillos, no le inculques el amor por las cosas materiales.

¿Tienes un hijo millenial?

¿A qué edad debe independizarse mi hijo Millennial?

10. Echando a perder se aprende

Si tu hijo rompe o extravía un juguete, no lo reemplaces de inmediato. Debe entender la importancia de cuidar todas sus cosas y también comprender que los accidentes pasan. Así aprenderá sobre la responsabilidad.

11. A dormir temprano

Los niños deben descansar al menos 10 horas para su buena salud y sano crecimiento. Nunca querrá irse a dormir temprano, se resistirá al principio, pero lo importante es crearle el hábito. Prepara la atmósfera para que descanse, puedes bañarlo antes, que tenga una merienda saludable… léele un cuento y dale un beso de buenas noches.

12. No vayan con la moda

Evalúa los programas de TV, YouTube, internet en general, las apps, los videojuegos y asegúrate de que son adecuados para su edad. Revisa que todos los contenidos le aporten algo educativo o una experiencia positiva. No solo porque algo esté de moda significa que deba verlo.

Alienta a tu hijo cada que haga algo bueno, no de forma exagerada: un comentario genuino reforzará su autoestima.

¿Tu hijo te ha dicho que eres «mala»?

Foto: Getty Images

¿Trabajas? Mira estos consejos

Tips para organizar tu maternidad y tu trabajo

Categorías
Ser Mamá

Tips para organizar tu maternidad y tu trabajo

Tips para organizar tu maternidad y tu trabajo

Por Rodrigo González y Mayra Martínez

Tú puedes conciliar tu maternidad y tu trabajo; solo necesitas organizar tus actividades y tu tiempo. Te compartimos estos tips.

Cuida los horarios de sueño de tu hijo…

Dormir bien hace a tu hijo un mejor estudiante

Tomar la decisión de ser mamá o profesionista no debe ser excluyente, debido a que ambas actividades pueden combinarse a la perfección, sólo es cuestión de que lleves una correcta organización de tus actividades, señaló la psicóloga Luz María Huerta, de la Clínica de Asistencia a Pacientes de la Sociedad Psicoanalítica de México (SPM).

Tips para organizar tu maternidad y tu trabajo

  1. Lleva una agenda con todas tus actividades.
  2. Date un espacio para disfrutarte a ti misma. Lee un libro, ve una película, arréglate para verte bonita, haz ejercicio, entre otras.
  3. No descuides la relación de pareja. Lleva una buena comunicación y divídanse las labores del hogar.
  4. Ve a tus amigas. Los terapeutas indican que pasar tiempo con las personas que nos hacen sentir bien, ayuda a elevar el buen humor.
  5. Dedica horarios específicos para tu profesión, tus hijos y las labores domésticas. Evita combinarlas.

Luz María Huerta señala que las únicas desventajas a las que se enfrenta una mamá profesionista son el estrés, la ansiedad y el desgaste energético, por la cantidad de cosas que se deben hacer para desempeñar correctamente las actividades en el trabajo y con la familia.

Beneficios de que mamá trabaje

No obstante, existen muchos beneficios que se obtienen al ser una mamá profesionista, la especialista cita las siguientes:

  • Existen grandes satisfacciones a nivel personal y laboral
  • Otorgas una mejor educación a tus hijos
  • Ayudas a cubrir las necesidades básicas y más de tus hijos
  • Obtienes grandes reconocimientos a nivel personal y profesional
  • Mejoras tu autoestima y la de tus hijos

La psicóloga Luz María Huerta recomienda que tengas un plan y organización en tus actividades, y evites sentimientos como frustración, depresión, ansiedad e incluso insatisfacción en la vida.

Si decides ser una mamá profesionista tendrás muchas alegrías y te sentirás muy orgullosa de todo lo que haces. 

¿Eres mamá y trabajas?

Foto: Getty Images

¿Te sientes agotada?

5 cosas que te están impidiendo disfrutar el ser mamá

Categorías
Ser Mamá

¿Cómo hacer que cada día sea el más feliz para ti y tu hijo?

Este es un consejo del Dalai Lama para ser felices: «hay que actuar como seres humanos». ¿Qué significa? ¿Cómo este pensamiento del líder espiritual de 81 años piede ayudarte a hacer que cada día sea el más feliz en tu vida, en la de tu hijo y en la de tu familia? Vamos a descubrirlo. 

En nota publicada en el portal de CNN acerca del Simposio Emory-Tibet realizado en diciembre de 2017 al que acudió el Dalai Lama, se da cuenta de una charla entre Sanjay Gupta, corresponsal médico de la CNN y su Santidad. Entre las declaraciones hechas del líder espiritual acerca de la felicidad resaltamos estas:

“Necesitamos desarrollar la amistad genuina y (para ello) la confianza es muy importante. Para poder confiar, si usted muestra amor genuino, entonces la confianza viene. Creo que parte de eso, es la sonrisa genuina”.

Y la misma ciencia avala estas palabras: estudios han demostrado que la risa libera muchas sustancias que estimulan el bienestar emocional: endorfinas, adrenalina, dopamina y serotonina. Asimismo, la experiencia personal es muestra: ¿cuántas veces te ha pasado que con solo sonreír aminoras el enfado de tu pareja, o haces sentir bien a un amigo, o provocas las carcajadas de tu hijo?

En su libro Mi Viaje Espiritual, el Dalai Lama se autonombra un “reidor profesional” y cuenta que él proviene de una familia alegre que siempre está “divirtiéndose, burlándose mutuamente, bromeando”. Es que el buen humor es esencial para disfrutar, para generar bienestar y crear felicidad en cada momento vivido.

Otro punto en el el pensador no se equivoca:

«Es importante que los líderes, particularmente los líderes espirituales, actúen como un ser humano y sean juguetones. A veces todo el mundo es muy formal… eso es una tortura”.

Así que el gran secreto para hacer que cada día sea el más feliz es sin duda… LA SONRISA. Por ello, ríete cada vez más, saluda a las personas con una gran sonrisa, vive tus minutos diarios recordando momentos que te hagan reír, no temas reírte a carcajadas…

HAZ QUE CADA UNO DE TUS DÍAS Y LOS DE TU HIJO SEAN EL MÁS FELIZ DEL AÑO

  1. Despiértalo con una sonrisa
  2. Platica con él con una sonrisa en tu rostro
  3. Cuando hables por teléfono con él, sonríe
  4. Déjalo en la escuela y despídete sonriendo
  5. Hazle bromas, cosquillas, mimos; provoca su sonrisa
  6. Cuando llegues a casa y lo saludes, hazlo siempre con una sonrisa
  7. Pídele que te cuente que hizo con sus amigos en el día y resalta los detalles divertidos para que los hagan sonreír
  8. ¿Tienen perro o gato? Jueguen con él; los animales estimulan el buen humor
  9. En el desayuno o cena, procura siempre acariciar su cabecita, mirarlo a los ojos y sonreírle.
  10. Aprovecha tus días de descanso para sentarte con él a mirar la tele, abrazarlo, decirle te quiero y sonreírle.

Estas 10 acciones son muy simples y muy sencillas de hacer; te tomarán minutos y ganarás años de felicidad. Empieza a hacerlas un hábito diario y casi sin darte cuenta, naturalmente, cada uno de tus días estará lleno de felicidad; ¡será el más feliz!

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

Una sonrisa irresistible

 

 

 

Categorías
Ser Mamá

Cómo obtener ingresos extra desde casa

Cómo obtener ingresos extra desde casa

Algunas actividades pueden ayudar a la economía familiar y a desconectarte de la rutina diaria, todas pueden hacerse desde casa, ¿la clave? Sácale jugo a tus habilidades.

Cómo obtener ingresos extra desde casa

Los beneficios de ejercer la maternidad estando muy presente en la vida de tu hijo y sin abandonar tu faceta profesional es clave. Combinar las dos áreas permite que como mamá te sientas realizada en tu vida, lo que repercute directa y positivamente en el bebé.

ARTE

Puede ser un hobby rentable si disfrutas de esta afición. Vende desde casa obras de cerámica, aretes, collares, pinturas, fotografías…

VENTAS DESDE CASA

Las pequeñas reuniones de grupos de amigos y conocidos interesados en comprar cosméticos, ropa, joyería o cualquier otro artículo de catálogo son una posibilidad que muchas mamás han puesto en práctica. Solo requiere contactos de conocidos interesados y un espacio dónde mostrar los artículos de venta.

VUELVE A ESTUDIAR

¿Te quedas en casa cuidando a tu hijo? Quizá se abra otra posibilidad para ti: volver a estudiar. Puedes empezar clases a distancia o digitales y estar lista para regresar a trabajar cuando él vaya a la escuela. Desempolvar los libros y crearse un hábito de estudio con un bebé en casa no es fácil, pero poco a poco encontrarás la fórmula para compaginarlo.

RICA COMIDA

La opción de cocinar en tu propia casa para eventos (como fiestas o celebraciones especiales) ofrece una cantidad económica considerable, y todo sin atarse cinco días a la semana durante ocho horas diarias. Los requisitos: disponer de ideas creativas para cocinar y ser organizada. Puedes hornear galletas, hacer panquecitos…

CLASES PARTICULARES

Si estás especializada en alguna materia podrías impartirla de forma personalizada. Pueden ser desde clases de cocina, matemáticas, inglés… Saca provecho enseñando a otros, pueden ser clases particulares o de varios niños, hasta podrías incluir a tu hijo.

Tips para trabajar desde casa

  1. Planea tus tareas diarias en tu trabajo por prioridad: lo urgente y lo importante; deja un tiempo de colchón para los “bomberazos”.
  2. Utiliza las horas de sueño de tu hijo para adelantar trabajo o terminar tareas pendientes en casa.
  3. No centres las horas de mayor esfuerzo intelectual después de la comida, cuando sueles estar aletargada. Hazlas a primera hora: eres más productiva.
  4. Aprovecha las horas de más actividad de los pequeños para disfrutar de ellos.

Tu hijo disfrutará de una mamá que está atenta a su cuidado y tiene la satisfacción de poder realizarse profesionalmente.

¿Trabajas desde casa?

Foto: Getty Images

Logra todo lo que tú quieras…

Cómo ser más creativa y aumentar tu autoestima