Categorías
Padres e Hijos

10 claves para educar a tu hijo

10 claves para educar a tu hijo

Educar es una de las tareas más difíciles a las que te enfrentas como papá y mamá. Aunque no existen fórmulas mágicas, hay algunas cuestiones clave que debes manejar con soltura.

Mejora la relación con tu hijo…

5 consejos para tener una buena comunicación con tu hijo

10 claves para educar a tu hijo

Estas son las reglas básicas para lograr que tu hijo crezca feliz.

Un ejemplo vale más que mil sermones

Comunicación, diálogo y mucha comprensión

Límites y disciplina, sin regaños

Déjalo experimentar aunque se equivoque

No lo compares ni descalifiques

Comparte tus experiencias con otros papás sin comparar

Reconoce cuando te equivoques y pide disculpas

Refuerza las cosas buenas y habilidades de tu hijo

No pretendas ser su amigo

Valida sus emociones, todas


Educar es una de las tareas más difíciles a las que te enfrentas como papá y mamá, hazlo con paciencia y mucho amor. 

¿Cumples con todas las claves?

Foto: Getty Images

¿Sientes que te hace falta paciencia? Mira…

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

Categorías
Embarazo

Despierta su inteligencia desde tu vientre, ¡con música!

Despierta su inteligencia desde tu vientre, ¡con música!

Si tu bebé escucha música desde que está en tu vientre, poco a poco irá despertando más su inteligencia porque la música le permite crear más conexiones neuronales. Además, comerá y dormirá más, y llorará muchísimo menos. Descubre otras grandes ventajas de estimularlo con música a través de tu pancita.

Despierta su inteligencia desde tu vientre, ¡con música!

Antes que las palabras, en el mundo del recién nacido hay sonidos, asegura Janellen Huttenlocher, de la Universidad de Chicago: “Si un bebé escucha un fonema varias veces, las neuronas de su oído estimulan la formación de conexiones en la corteza auditiva del cerebro. Cuando se establecen los circuitos básicos, el bebé empieza a cambiar los sonidos por palabras”.

De esta forma, cuanto mayor sea el número de palabras que el bebé escuche, empezará a hablar con más rapidez. Durante los primeros años de vida, comenta Renée Guindi, directora del Centro de Música in Útero de la Ciudad de México, el cerebro transita y continúa formándose a través de una serie de cambios extraordinarios.

Ten en cuenta esto…

Consejos y menú antináuseas

Inmediatamente después del nacimiento, el cerebro del bebé produce trillones de conexiones entre neuronas.

Cómo estimula la música a tu bebé

  1. Ayuda al desarrollo del cerebro.
  2. Facilita el establecimiento de la red neuronal que permite mejorar la función cerebral. Platón afirmaba que «la música es el instrumento más potente que ningún otro para la educación», y hoy los científicos saben que la música entrena al cerebro para aumentar y mejorar las formas del pensamiento.
  3. La música tiene un efecto de tranquilidad y proporciona a los pequeños la oportunidad de aprender música.
  4. Ayuda a desarrollar su concentración y coordinación.
  5. Enriquece la memoria.
  6. Aumenta la coordinación, creatividad y concentración.
  7. Incrementa la habilidad matemática.
  8. Acelera el aprendizaje de idiomas.
  9. Desarrolla el razonamiento y enriquece las emociones.
  10. La música prepara al oído, la voz y el cuerpo del niño a escuchar, integrar, aprender y vocalizar; y brinda a los bebés amor y atención, con la finalidad de crear, de modo natural, un estado de relajación alerta, además de proporcionarle la oportunidad de aprender música.

Al escuchar música se estimula el sistema nervioso, pues el aprendizaje auditivo, rítmico y musical se apoya en el crecimiento, la inteligencia y auspicia la asociación de sensaciones de placer y seguridad.

¿Le pones música a tu hijo?

Foto: Getty Images

Esto podría ayudarte…

Cuida la piel de tu pancita

Categorías
Salud

Meditar ayuda a tu hijo a concentrarse más

Meditar ayuda a tu hijo a concentrarse más, mira los beneficios

¿Cuántas veces al día le pides a tu hijo que se concentre y siga las instrucciones de lo que le acabas de pedir? ¿Quieres que tu hijo en alguna situación esté quieto y que te haga caso? A veces pensamos que poner atención y seguir instrucciones es algo natural, como comer y que tu hijo debería hacerlo solito, pero, a comer con cubiertos fue aprendiendo poco a poco, ¿verdad? Entonces, ¿le has enseñado a tu hijo a concentrarse?

¿Qué es el Mindfulness?

A diferencia de las meditaciones tradicionales, en el Mindfulness no se tiene que estar completamente quieto, sino que se puede realizar mientras se juega, habla o camina. Es una forma distinta de aprender a prestar atención mediante los cinco sentidos para hacer que una persona sea consciente de sí misma y de su entorno.

Meditar ayuda a tu hijo a concentrarse más

Practicar mindfulness ayuda a tu hijo a…

  • Trabajar la empatía, gratitud y paciencia
  • Escuchar
  • Apreciar el «aquí y ahora»
  • Saber qué espacio que ocupa en el planeta
  • Aprender a ver con atención
  • Comprender su entorno
  • A respirar
  • Mantener su atención
  • Tener más empatía por otros
  • Aumentar su autoestima
  • Vivir con más felicidad
  • Mejorar la memoria
  • Estar más relajado
  • Solucionar tareas
  • Tener más seguridad

Hacer las cosas con conciencia y atención motiva a ser generosos y a compartir lo bueno con los demás. Además, aprender a sentir y controlar la respiración ayuda a concentrar la atención por más tiempo.

¿Practicas yoga?

Mira los beneficios de la meditación para ti…

Cómo aprender a meditar y sus beneficios

 

Categorías
Padres e Hijos

3 formas de controlar el enojo

Es muy normal que tras un día de mucho trabajo, tránsito y el montón de obligaciones te sientas rebasada y reacciones con enojo a la primera que te hagan: te dejamos estas efectivas formas de controlar el enojo.

Tu hijo tira la leche y tú, te enojas; no quiere ponerse la pijama y tú le gritas “no te lo vuelvo a repetir”; vaya, que cuando sientes enojo no te agrada siquiera que haga ruido en la casa. ¿Qué hacer?

Te interesa: Alimentos que te hacen feliz

Exprésalo

Cuando estás enojada lo primero que te ocurre es una reacción instintiva hacia la agresión muchas veces contra el primero que te irrite o haga algo que no te gusta (aunque sea tu hijo). Por supuesto, esto no es lo ideal porque entre el enojo puedes herir a tu hijo con palabras o golpes. Necesitas poner en palabras tu emoción: «estoy enojada porque… (ya quería llegar a casa a descansar y hubo muchísimo tránsito, por ejemplo).

Suprímelo

Esto ocurre cuando dejas de enfocarte en el enojo y optas por orientar tu atención en actividades que desfoguen tu energía: jugar con tu hijo, el gym, tener sexo…es  convertirlo en algo constructivo; calro que no se trata de “tragarlo” porque de hacerlo, en cualquier momento puedes explotar por complaeto o de poco a poco con actitudes pasivo- agresivas del tipoenjuiciamiento o control del otro: “ya te dije cariño que lo estás haciendo mal y ahora debes repetir la palabra 100 veces”.

Déjalo ir

Es lo más difícil de lograr, para ello necesitas empezar a reconocer tus reacciones físicas del enojo para, poco a poco, irlas controlando cuando aparezcan con tu respiración calmada y profunda. Por otro lado, lo mejor es hacer conscientes tus pensamientos negativos del momento para no alimentarlos: “estoy harta de que nadie me ayuda, de tener tanta responsabilidad…». Busca callar tales pensamiento ocupando tu mente con ideas que te sumen paz: “voy a abrazar a mi hijo, jugaré un rato con el perro, esta vez voy a respirar, yo puedo…”.

Cuando tu hijo esté en pleno berrinche, tengas una pelea de pareja, mucho trabajo, estés frente a cualquier situación que te despierte el enojo, recuerda estas técnicas y hazlas. En verdad te funcionarán, solo es cuestión de practicarlas.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

Pensamientos positivos que te ayudan a ser mejor mamá

Categorías
Ser Mamá

Controla los berrinches sin perder la paciencia

Controla los berrinches sin perder la paciencia

Casi todos los niños pasan por la etapa de berrinches, alrededor de los dos años, tu hijo manifiesta su descontento a través de los berrinches o rabietas.

¿Por qué hace berrinches?

Es la manera de tu hijo de expresar que no está contento con algo.

Son la forma en la que deja salir su frustración.

Es porque aún no sabe cómo afrontar alguna situación.

Los berrinches son pasajeros, desaparecerán cuando aprenda a controlar sus emociones.

Los berrinches además de llanto, pueden incluir que tu hijo se tire al suelo o patalee, incluso que se prive o se le vaya el aire, nunca dejes que se lastime con algo.

Es una manifestación que poco a poco irá controlando.

Controla los berrinches sin perder la paciencia

Casi todos los niños pasan por la etapa de berrinches, alrededor de los dos años, tu hijo manifiesta su descontento a través de los berrinches o rabietas.

Dependiendo de cómo reacciones a sus berrinches, es posible que se extiendan ya que les funciona como herramienta para lograr algo.

Cambia de lugar

Si estás en casa y tu hijo hace berrinche, salgan un momento al patio o a la calle, esto les ayuda a no centrar su atención en su ira y a despejarse un poco para calmarse más rápido.

Espera a te escuche

Si tu hijo está en pleno llanto, agáchate para que sus ojos queden a tu altura, tómalo por los hombros o la cara y espera a que te mire. Cuando tengas su atención dale una explicación corta y concreta.

No pelees con él

Sabemos que los berrinches pueden sacarte de control y agotar tu paciencia. Pero como adulto, debes tener en mente que eres su ejemplo y cómo tú reacciones, será cómo tu hijo también lo hará.

Respeta su tiempo

A veces los berrinches son solo una forma de desahogo, no lo ignores porque le das el mensaje de que no te preocupas por él.

¿Qué decirle?

Dile que sabes que está enojado, pero que debe controlarse poco a poco. Por más que llore, no cedas, ya que verá que es una estrategia para que le cumplas lo que quiere.

Dile esto: «Veo que estás muy enojado, cuando se te pase el enojo, quizá podamos ir por el helado».

La mejor estrategia

  • Por más difícil que sea, mantente firme.
  • Dile con tranquilidad que ese comportamiento no lo llevará a ningún lado.
  • Enséñale formas de pedir las cosas.

Con tu ejemplo, enséñale a su hijo a sacar la frustración sin explotar.

¿Tu hijo hace berrinches?

Mira estos consejos

5 consejos para tener una buena comunicación con tu hijo