Categorías
Salud

Esto le sucede a tu vagina después de nacer tu bebé

Saber qué le sucederá a tu cuerpo te ayudará a sentirte confiada de que pronto todo volverá a lucir bien. En este caso, te platicamos qué le sucede a tu vagina después de nacer tu bebé.

Luego de nueve meses de compartir el mismo cuerpo con tu bebé es inevitable que algunas cosas cambien y otras tantas tarden en volver a la normalidad.

Daño en el suelo pélvico

Se trata de un puente colgante de músculos y ligamentos que cierran la cavidad pélvica; esta parte del cuerpo femenino carece de un ‘músculo fuerte’, sólo está formado por la vagina, el recto y la uretra.

Cuando las mujeres dan a luz es ‘normal’ que esta zona quede lastimada, no únicamente por el esfuerzo que representa sostener al bebé y después expulsarlo, también por los daños que pueden suceder durante la labor de parto. Además, esta área podría quedar sensible sin sanar de forma apropiada.

Hay testimonios de mujeres que aseguran sentir dolor cuando tienen relaciones sexuales por las cicatrices perineales, vagina muy dilatada o hasta filtración de orina durante el sexo.

Es muy común que las mamás no busquen ayuda ante estos síntomas por vergüenza. Lo mejor es acercarse a expertos en la materia, pues incluso con ejercicios y una rutina cuidadosa se puede sanar

Vagina reseca

Tras el embarazo se produce una importante disminución de los estrógenos, las hormonas sexuales, lo que inhibe la lubricación en esta zona y podría causar dolor durante el sexo. Esta condición puede durar algunas semanas y extenderse a la lactancia. Es muy recomendable el uso de lubricante, no sólo durante las relaciones sexuales, sino en cualquier caso de incomodidad.

Estiramiento vaginal

Es normal que la vagina se estire en el embarazo y el parto, pero no debes preocuparte, regresará a su forma normal, o lo más parecido a ella.

Puede ser que puedas sentirla más amplia que antes, pero puedes tratarla con distintos ejercicios físicos. Entre más hijos tenga una mujer, menos es la probabilidad de que la vagina regrese a la normalidad.

Los orgasmos podrían disminuir de intensidad

Está en función del daño que haya sufrido el suelo pélvico y los músculos de la vagina, sin embargo, no es un caso común. Si la lesión es fuerte y no hubo una buena recuperación, las contracciones que produce el orgasmo no serán tan intensas y el placer no será el de antes. Con ejercicios tipo Kegel es posible recuperar la fuerza anterior y continuar con tus orgasmos como si nada hubiese ocurrido.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Recupera tu cuerpo después del embarazo

 

Categorías
Embarazo

Cómo prevenir las infecciones vaginales durante el embarazo

Durante el embarazo las mujeres son más propensas a contraer infecciones vaginales, sobre todo durante el verano, debido al calor, los baños frecuentes y el aumento de transpiración, lo que puede desarrollar hongos y bacterias en la flora vaginal. Mira que´puedes hacer para prevenir las infecciones vaginales. 

Aunque a esto se le deben sumar los cambios hormonales que se generan en esta etapa.

Las infecciones vaginales más recurrentes son:

Candidiasis vaginal. Se calcula que el 90% de las mujeres la padece al menos una vez en su vida. Se da por hongo vaginal y se produce cuando los niveles normales de ácido y la cándida en la vagina están desequilibrados, lo que genera que la bacteria crezca.

Vaginosis bacteriana. Es la infección más frecuente en las mujeres de 15 a 44 años y suele no presentar síntomas. Se transmite por relaciones sexuales y su tratamiento requiere antibióticos.

Estas infecciones pueden traer complicaciones al bebé y ocasionar un nacimiento prematuro.

¿Se pueden evitar?

Existen algunas prácticas para prevenir este tipo de infecciones como:

  • Higiene correcta. Usar jabones neutros. Si van a la playa deben bañarse después de estar en el mar o alberca.
  • Ropa interior de algodón. Para una transpiración adecuada se debe usar ropa interior de algodón y no ajustada para mantener la temperatura y humedad adecuada.
  • Evita la humedad. Si te metes a la alberca cuando salgas procura cambiar tu traje de baño.
  • Bebe agua en abundancia
  • Seca tu parte íntima con una secadora para cabello.
  • Límpiate de adelante hacia atrás.
  • No recurras a duchas vaginales.
  • Evita productos de higiene íntima que estén perfumados.
  • Incluye en tu dieta yogur con lactobacilos.
  • No consumas azúcar.

Por Ericka Reyes

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a ver también:

De vuelta a casa con tu prematuro, tenle estos cuidados especiales

Categorías
Salud

¿Tu hija tiene 11 años ya? Llévala a vacunar contra el Virus del Papiloma Humano

Desde verrugas hasta cáncer de cuello uterino, de vulva, vagina, pene, ano y garganta pueden ser originados por el Virus del Papiloma Humano (VPH). Es un virus que no causa problemas de salud y en la mayoría de los casos, las personas no saben que lo tienen. Pero para prevenirlo, es importante vacunar a tus hijos contra este virus.

Se recomienda que las niñas y niños empiecen a recibir la serie de vacunas a los 11 o 12 (pero pueden iniciarse desde los 9 años de edad) años de edad porque tiene una mejor respuesta inmunitaria.

Además, para que la vacuna contra el VPH funcione mejor, es importante recibirla antes de entrar en contacto con el virus, es decir, previo a iniciar la vida sexual. Aunque no es necesario el coito para transmitir la infección, con solo el roce con las partes íntima se puede contraer el virus.

Los niños varones también deben recibir la vacuna pues las infecciones por el VPH que no desaparecen pueden causar cáncer de ano, recto, boca y garganta, y pene en los hombres. Además de que también son portadores.

¿Cómo se transmite? 

Durante el contacto de piel a piel con una parte infectada del cuerpo durante la actividad sexual; el sexo oral y anal también causan la infección (por ello, es importante usar condón en todas las relaciones sexuales, desde el comienzo hasta el final).

El problema es que la mayoría de las personas desconoce si tiene el Virus del Papiloma Humano, pues los 40 tipos de este virus encontrados no causan síntomas; otros tipos sí causan verrugas genitales tanto en hombres como en mujeres.

Justamente por tal condición de este virus, la vacuna es el mejor método de prevención.

¿Un adulto puede vacunarse?

La recomendación es que las mujeres se vacunen de los 13 a 26 años de edad y los varones de los 13 a 21 años de edad. Los varones también pueden vacunarse hasta los 26 años de edad; las mujeres embarazadas no deben recibir la vacuna, aunque no se han hallado contraindicaciones aún.

Sin embargo, la vacuna no es tan eficaz para reducir el riesgo de cáncer en los varones y en las mujeres después de los 21 años de edad, pues a esta edad probablemente ya tengan una vida sexual activa y, por tanto, ya hayan estado expuestos a distintos tipos del Virus de Papiloma Humano. No es que no se puedan vacunar, pero la eficacia de la vacuna disminuye considerablemente. En tales casos, lo que procede es la prueba del VPH o el Papanicolaou para detectar el Virus.

La vacuna

Se administra por vía intramuscular en el brazo o en la pierna, en tres dosis individuales con el siguiente esquema: primera dosis, dos meses después la segunda dosis y seis meses después de la primera dosis, la tercera.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Conoce las vacunas que no están en la cartilla de vacunación ¡pero que también son importantes!