Categorías
Nutrición

¿Es recomendable que tu hijo sea vegano?

¿Es recomendable que tu hijo sea vegano?

Por Rodrigo González y Mayra Martínez

¿Pueden los bebés tener una dieta sin carne? Si se decide que los niños se alimenten de esta forma, la planificación y el conocimiento son fundamentales, por lo cual se recomienda consultar con un profesional de la salud experto en alimentación vegetariana.

Asegúrate de que tu hijo coma aguacate…

10 beneficios de comer aguacate

¿Es recomendable que tu hijo sea vegano?

Es un tema que genera controversias, detrás de las cuales acecha la idea de que los adultos son libres de hacer lo que quieran con su vida y su salud, pero no con sus hijos.

En 2016, de hecho, una diputada italiana presentó un proyecto de ley para sancionar -hasta con penas de prisión- a padres veganos que aplicaran a sus niños una misma dieta de las mismas características.

Surge entonces la gran pregunta: ¿pueden los bebés y niños ser vegetarianos?

La respuesta es que sí, pueden ser vegetarianos e incluso veganos. «Las dietas vegetarianas planificadas de manera apropiada son saludables, nutricionalmente adecuadas, y pueden proporcionar beneficios para la salud en la prevención y en el tratamiento de ciertas enfermedades», explica la Academia Estadounidense de Nutrición (ADA, por sus siglas en inglés), la asociación de dietistas y nutricionistas más importante del mundo.

Esta ensalada le encantará a tu familia…

Cómo hacer una ensalada caprese

Una postura oficial

En un documento en que plantea su postura oficial sobre la cuestión, la ADA añade que «las dietas vegetarianas y veganas bien planificadas son apropiadas para todas las etapas del ciclo vital, incluidos el embarazo, la lactancia, la infancia, la niñez y la adolescencia».

Ante estas afirmaciones, muy pronto acude a la mente un factor nutricional: las proteínas.

Las proteínas

Tradicionalmente ha existido el temor de que una dieta sin carne -tanto carne roja como de pollo, pescado u otros animales- no pueda cubrir las necesidades nutricionales y energéticas de los niños (ni de los adultos). Hoy en día se sabe que sí puede hacerlo, ya que las proteínas incluidas en las legumbres y sus derivados, frutos secos y semillas, y también en algunos cereales como el trigo, la avena y la quinoa, son de la misma calidad que las incluidas en la carne.

Los expertos aconsejan que la mitad de la ingesta se componga de verduras y frutas, más una cuarta parte de cereales. Es en la cuarta parte restante, la de los alimentos más proteicos, en la que se establecen las diferencias: además de las legumbres, frutos secos y semillas, las personas no vegetarianas comen carne y pescado, y los ovolacteovegetarianos también comen huevos.

Prepara esta ensalada en casa…

Prepara una ensalada de arúgula con fresas

La clave

Por lo tanto, se puede afirmar que la clave en la buena alimentación reside siempre en el equilibrio y la planificación. En su capítulo dedicado a «dietas no omnívoras en la edad pediátrica», el Manual Práctico de Nutrición en Pediatría, apunta que los primeros humanos, hace millones de años, solo comían vegetales. El texto apunta que, para estar bien nutrido, un adulto que pesara 60 kilos debía comer 5 kilos de vegetales por día, por lo cual dedicaba a su alimentación unas ocho horas diarias.

Tómate el tiempo

La sociedad moderna permite dedicar menos tiempo a la alimentación, pero hay que tener claro que proponerse una dieta vegetariana o vegana para los bebés y niños puede demandar más tiempo que una que no lo sea. Y también es fundamental saber que dietas de esas características «si no se planean con cuidado y conocimiento pueden suponer un riesgo de deficiencias nutricionales y energéticas».

Si deseas que tu hijo se alimente con una dieta que no incluya carne debes consultar a un profesional de la salud experto en alimentación vegetariana, sino, podrías acarrearle desnutrición o enfermedades fatales.

¿Tu hijo quiere ser vegano?

Foto: Getty Images

Mira cómo incluir más vegetales en tu alimentación…

Sigue la dieta maya y evita envejecer

Categorías
Nutrición

10 beneficios de la mantequilla de maní que te encantarán

La mantequilla de maní es una excelente alternativa para acompañar tu desayuno con un pan tostado, con un plátano. Te mostramos 10 beneficios de la mantequilla de maní que la convertirán en tu opción favorita. ¡A disfrutar!

También puedes usarla para dippear con apio, pues su delicioso sabor combina a la perfección con muchos alimentos.

Beneficios de la mantequilla de maní:

  1. Provoca saciedad: es perfecta para la hora del desayuno, pues te hace sentir satisfecho durante horas, por lo que no caerás en tentación de probar otros alimentos antes de la hora de la comida.
  2. Es buena para el corazón: posee una proporción equilibrada de grasas saturadas e insaturadas, por lo que ayuda a disminuir el colesterol malo en la sangre.
  3. Es rica en fibra: la mantequilla de maní ayuda a una buena digestión. ¡Olvídate del estreñimiento!
  4. Rica en nutrientes: posee antioxidantes, magnesio y potasio, necesarios para la construcción ósea y el mantenimiento muscular.
  5. Energética: impulsa los niveles de energía del cuerpo que necesitas para estar activo durante todo tu día.
  6. Te mantiene joven: la mantequilla de maní posee resveratrol, un antioxidante que ayuda a reducir el envejecimiento prematuro.
  7. Mejora la circulación de la sangre: gracias a su contenido en cobre, magnesio, hierro y potasio.
  8. Ayuda a prevenir el cáncer: sus antioxidantes reducen la actividad de los radicales libres, causantes del cáncer.
  9. Mejora el metabolismo: gracias a su contenido en niacina, la actividad metabólica del organismo es más óptima.
  10. Rica en proteína: es una excelente opción para una dieta vegana. Su proteína ayuda al crecimiento de los músculos y a mantenerlos fuertes.

Por Josselin Melara

Te invitamos a leer también: 

Los mejores alimentos para cuidar el corazón de tu hijo

Categorías
Corazón TV para tus hijos

Estudio revela que la carne roja puede provocar problemas en el corazón

Estudio revela que la carne roja puede provocar problemas en el corazón

La carne roja que procede de animales como las reses o los cerdos, siempre ha sido la preferida de algunas personas, debido a que es rica en proteínas y tiene un sabor inigualable.

Estudio revela que la carne roja puede provocar problemas en el corazón

Durante mucho tiempo se ha puesto en duda si es correcto o no consumir la carne de estos animales, ya que puede provocar severos daños a la salud, además, un gran número de organizaciones buscan evitar el sufrimiento de los mamíferos que sólo vienen al mundo para ser sacrificados.

Recientemente, un estudio realizado por investigadores de Cleveland Clinic proporcionó nuevos elementos que demuestran que comer carne roja de manera regular puede aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas, por otra parte descubrieron el papel que desempeñan las bacterias intestinales en este proceso.

Principal fuente de proteína

Cuando las carnes rojas son la principal fuente de proteínas en una dieta, la producción de la TMAO aumenta significativamente.

El TMAO es una molécula que se produce cuando las bacterias intestinales digieren la colina, la lecitina y la carnitina, nutrientes que abundan en productos animales como la carne roja y el hígado.

Cuida tu corazón…

9 tips para cuidar la salud de tu corazón

Y ¿cómo afecta el TMAO?

El consumo constante de carne roja incrementa la producción de TMAO por microbios intestinales, y reduce la eficiencia de los riñones para expulsarla, lo cual se ha relacionado con el desarrollo de aterosclerosis, ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y complicaciones de enfermedades cardíacas.

La mejor opción para no sufrir de alguno de estos padecimientos, es reducir considerablemente el consumo de carne roja.

Si se vuelve muy complicado para la familia dejar de comer la proteína animal, pueden sustituir con carne blanca (pollo y pescado).

¿Qué comen más a menudo en tu familia?

Foto: Getty Images

Esto puede mejorar tu salud…

Comer soya previene enfermedades del corazón

Categorías
Salud

Sarampión, conoce a fondo esta enfermedad

El sarampión es una enfermedad grave y tan contagiosa que suele producir epidemias (como la que recientemente se está viviendo en Estados Unidos); aunque, gracias a la vacuna, es prevenible.

Te invitamos a conocer en qué consiste esta enfermedad, sus modos de contagio, el tratamiento y síntomas. Si notas alguno en tu hijo, no dudes en acudir a su pediatra.

Lo que necesitas saber del sarampión

¿Causa?

Virus del sarampión.

¿Cómo son las lesiones?

Manchitas rojas al principio, después se descaman.

¿Dónde están? 

Salen en el tronco y, poco a poco, se van extendiendo a la cara (que tiene el aspecto de estar hinchada) y a las extremidades. En la cara las manchas se acumulan en los mofletes, alrededor de los ojos y detrás de las orejas. En el interior de la boca, en la cara interna de los labios y las mejillas pueden aparecer unos puntitos blancos, del tamaño de la cabeza de un alfiler, que se conocen como manchas de Koplik.

¿Cuánto duran?

Las lesiones se mantienen entre tres y cinco días. Después desaparecen en orden inverso al de su aparición. La recuperación completa se produce entre siete y diez días después del inicio del exantema.

Otros síntomas

Tres o cuatro días antes de la aparición del salpullido, el niño suele tener malestar general, fiebre, tos y dolor de garganta. Otros síntomas típicos del sarampión son molestias en los ojos, hinchazón en los párpados, fotofobia (le molesta mucho la luz) y enrojecimiento de la mucosa de la boca.

Periodo de incubación

El tiempo que transcurre desde que el virus entra en el cuerpo y el niño desarrolla la enfermedad es de entre una y dos semanas.

Periodo de contagio

Comienza unos días antes de aflorar las manchitas y se extiende hasta tres o cuatro días después de su aparición. La fase más contagiosa es antes del salpullido.

Modo de contagio

El sarampión es muy contagioso, se trasmite por vía aérea, a través de los estornudos, las toses y al hablar. Aunque afecta principalmente a niños, también pueden contraerlo adultos que no han sido vacunados ni se han enfermado anteriormente.

Tratamiento

No existe, hay que tratar los síntomas: la fiebre con antipiréticos y compresas frías (el paciente debe tomar muchos líquidos); el picor con crema hidratante; la fotofobia reduciendo la luz ambiental; la tos con antitusígenos.

Complicaciones

Puede llegar a producir conjuntivitis, otitis media (infección de oídos), neumonía y, en raros casos, encefalitis. Estas complicaciones son raras hoy en día. En los adultos el sarampión puede ser muy grave.

Vacuna

Es la llamada SRP o triple viral previene sarampión, rubéola y parotiditis. Es inyectable y se aplican dos dosis, una a los doce meses y la otra a los seis años de edad.

Por Felipe Salinas

Categorías
Especiales

Ideas creativas para enseñar a tu hijo a cuidar el planeta

Los niños son los adultos del mañana, por eso es importante crear en ellos conciencia para que cuiden el planeta y la clave más importante para lograrlo es predicar siempre con el ejemplo.

Te dejamos estas ideas creativas que te ayudarán en esta tarea; esperamos que te diviertas y aprendas mucho junto con tu hijo al ponerlas en práctica.

  1. Jueguen a la inspección ecológica. Di a tu hijo que te avise cada vez que descubra que alguien dejó en casa la luz prendida, la tele o si ve que el agua se está desperdiciando. Ponle una estrellita como premio.
  2. Enséñale a ahorrar agua. Al lavarse los dientes bastará un vaso mediano con agua purificada para mojar su cepillo y enjuagarse. Muéstrale cómo lavarse las manos, pídele que cierre la llave mientras las enjabona y al abrirla asegúrate que no lo haga al máximo.
  3. Hagan botes recicladores. Consigue dos contenedores, pégale a cada uno un dibujo (que tu hijo haya iluminado) para distinguirlos. En la basura orgánica pondrán los restos de alimentos y en la inorgánica el papel, cartón y envases.
  4. Alimentando los árboles. Hagan su composta con la basura orgánica que recolectaron: alterna una capa de estos desechos con una de tierra y mantenla húmeda; cada 15 días dale vuelta. En tres meses usen esa tierra en los árboles y arbustos de su parque más cercano, o en el jardín de algún familiar o amistad.
  5. Más amigos para respirar. En un contenedor coloca compostaje, entierren algunas semillas de alguna planta y cuídenla juntos. Platica a tu peque que la tierra de la composta servirá para que la plantita crezca, pues tiene nutrientes. Enséñalo a hacerse responsable de esta vida.

Los niños son personitas que están aprendiendo a interactuar con el mundo que apenas están conociendo, por ello, entre más hábitos de cuidados al planeta le enseñes, más consciencia ecológica tendrá cuando adulto.

Por Felipe Salinas

Categorías
Especiales

Trucos para que tu hijo coma espinacas

Las espinacas tienen un valor nutrimental muy rico; por principio de cuentas, ayudan a prevenir la anemia porque su contenido de vitamina C mejora la absorción del hierro que la misma proporciona. Además, es una buena proteína vegetal y fuente de ácidos grasos Omega-3. Pero… que los niños la coman, a veces cuesta mucho, verdad. Por ello, te proponemos algunos recursos que pueden serte de mucha ayuda para que tus niños se enamoren de esta hoja verde.

  1. Hazle un rico sándwich de mantequilla de cacahuate con hojitas de espinacas; si a tu niño le gusta la comida dulce, añade arándanos o pasitas, o ponle chispas de chocolate. Estarás combinado una rica proteína con una fuente de energía.
  2. Prepárale miniquesadillas con su queso favorito y espinacas; es importante que le preguntes qué queso prefiere: a mucho niños les encanta el Oaxaca por derretible y elastic, eso les divierte; otros prefieren lo cremosito del queso Philadelphia o doble crema.
  3. Sorpréndelo con cupcakes de espinacas decorados con crema batida, chocolate, gomitas, chispas de colores… haz esta delicia algo divertido, crea un sapo con ojos de lunetas de chocolate o un Hulk.
  4. Intégralas en una pasta arcoíris; recuerda que los niños les encanta la cosas coloridas porque los divierte mucho.
  5. Consiénteleo con la comida que suele gustar par el fin de semana: hamburguesas, pero en lugar de lechuga, ponle espinacas. Poco a poco se acostumbrará al cambio.
  6. Combínalas con fresas en una ensalada, o con mango. Son frutas que los niños aceptan muy bien.
  7. Forma brochetas (cuida que el palito no tenga puntas): ensarta nuggets, espinacas y papas. Pon en la mesa queso derretido como aderezo y verás cómo hasta se chuparán los dedos.
  8. Forma rollitos de espinacas con pan de caja blanco; retira las orillas, aplana con el rodillo un poco el pan, acomoda las espinacas y envuelve. Deja que tu hijo elija el aderezo que prefiera, aunque sea un combinación extrañas: con mermelada, con mayonesa, con nutella…
  9. Prepara unaversión distintas de hotcakes, crepas o waffles, licua la mezcla de harina con espinacas con decora con frutos rojos.
  10. Cuando le hagas empanaditas, rellena algunas de espinacas con queso y fresas. Serán una delicia para tu niño.

Por Felipe Salinas

Te interesa: 16 recetas de espinacas que te harán amarlas