Categorías
Nutrición

Cuida tus huesos

Cuida tus huesos

Los huesos requieren un flujo constante de calcio, proteínas y minerales. Incluye estos alimentos ricos en nutrientes en tu dieta diaria.

Cuida tus huesos

Los seres humanos tenemos 300 huesos al nacer y, conforme pasa el tiempo, unos se unen a otros para formar el esqueleto adulto, que tiene 206.

Se requiere más que leche para fortificar tu esqueleto, y los científIcos están descubriendo que otras vitaminas y minerales también son importantes para mantenerte libre de fracturas, tanto ahora como en una edad más avanzada.

Alimentos nutritivos

Consume alimentos ricos en estos nutrientes: magnesio, fósforo, potasio, fluoruro, magnesio, cobre, boro, hierro, zinc y vitaminas A, D, K, C y B.

Calcio

El calcio es el mineral más importante para el proceso de remodelación del hueso; sin embargo, es necesaria una alimentación equilibrada para que su absorción sea la correcta. También mantiene saludables dientes y encías. Consúmelo en: leche, queso blanco, vegetales de hojas verdes, leguminosas, mantequilla, yogur, pescado (sobre todo salmón y sardinas) y prefiere la soya a las harinas blancas.

¿Consumes leche?

Beneficios de la leche durante el embarazo

Las mujeres que consumen grandes cantidades de calcio en su dieta viven más tiempo porque mantienen sus huesos sanos. Toma en cuenta que las mujeres embarazadas y lactantes requieren 1.200 mg de calcio al día. Una dieta variada que incluya vegetales y granos enteros es crucial para tener huesos sanos durante mucho tiempo.

Vitamina D

Se encarga de fijar el calcio y el fósforo en huesos y dientes. Se puede fabricar en la piel por la acción de los rayos solares sobre el colesterol: tan sólo son necesarios 15 minutos de exposición al sol al día (con protector solar). Consúmela en: pescados azules, lácteos y yema de huevo.

Inulina

Eleva la absorción del calcio. La encuentras en: las cebollas, espárragos, alcachofas y plátanos.

Fitato

Previene la pérdida de minerales. Consúmelo en: nueces y granos enteros.

Zinc

Este mineral protege los huesos. Una investigación del Instituto de Medicina de Estados Unidos demuestra que niveles bajos de zinc se asocian con huesos frágiles en mujeres de edad media. Consúmelo en: sirloin magro: una porción de 120 g de este corte (o de animales alimentados con pasto o granos) proporciona más de la mitad del valor diario de zinc.

Vitamina K

Ayuda a que tu cuerpo transporte calcio y lo metabolice en tu esqueleto. Algunos estudios encontraron que la vitamina K no sólo mejora la densidad mineral ósea en personas con osteoporosis, sino que también disminuye el riesgo de fracturas. Consúmela en: moras azules, fresas, brócoli, hojas verdes y oscuras como el kale o la espinaca.

Mira qué comer para ayudar a tu hígado…

Alimentos que ayudan a mantener tu hígado sano

Grandes enemigos de tus huesos

  • La osteoporosis
  • El sedentarismo

    Los desórdenes alimenticios
  • El estrés

    El tabaco, alcohol, café en exceso y fármacos
  • Dietas muy estrictas
  • Consumo de refrescos carbonatados
  • Exceso de ejercicio físico
  • Demasiada sal, azúcar y alimentos dulces
ESTE ARTÍCULO FUE PUBLICADO POR PRIMERA VEZ EN LA EDICIÓN DE OCTUBRE DE LA REVISTA PADRES E HIJOS

Fortalecer tus huesos desde que eres joven, te evitará padecer osteoporosis y otras enfermedades.

¿Cómo cuidas tus huesos?

Foto: Getty Images

Cómo cuidar a tu corazón…

9 tips para cuidar la salud de tu corazón

Categorías
Nutrición

Sigue la dieta maya y evita envejecer

La cultura maya también nos dejó su sabiduría en alimentación, sigue la dieta maya y evita envejecer.

La sabiduría maya

La cultura maya basó su sabiduría en el equilibrio ya que procuraban consumir frutas y vegetales vírgenes para aumentar la felicidad y tener una mejor calidad de vida. Creían que los humanos somos parte de la naturaleza, por eso también resaltaban la importancia de practicar ejercicio ya que llevar una vida sedentaria da lugar a enfermedades y a envejecer más rápido.

Según la cultura maya, lo ideal es que tu alimentación sea rica en frutas, verduras y semillas pero naturales y frescos.

El secreto maya

Come verduras frescas: zanahorias, pepino, calabazas, lechuga, col, apio, jitomate, espinacas, berros, betabel…

Toma lácteos orgánicos y vegetales.

Come pan y tortilla hechos con ingredientes naturales.

Evita las carnes de cualquier tipo.

Come frutas y verduras amarillas, porque son ricas en antioxidantes y retardan los efectos del envejecimiento.

Las hojas verdes, coles, espárragos, brócoli, ejotes y espinacas ayudan a renovar la sangre y los tejidos. Come jitomate crudo, protege contra el cáncer.

Las fresas, frambuesas y frutos rojos ayudan a la buena circulación.

Lo ideal es que comas de 7 a 9 verduras y vegetales crudos para que tu cuerpo absorba los nutrientes necesarios para su buen funcionamiento y así evitar que los tejidos se desgasten rápido y aparezcan signos de envejecimiento.

¿Cuál es tu ensalada favorita? ¿Eres vegetariana o vegana?

Te interesa: Pros y contras de las dietas más populares

Categorías
Nutrición

4 ricas papillas de zanahoria para tu bebé

4 ricas papillas de zanahoria para tu bebé

¿Tu bebé ya empieza a comer? Dale una alimentación rica en vitaminas y minerales para mantenerlo fuerte y sano con estas deliciosas papillas de zanahoria.

Te interesa: 8 papillas para bebé de 6 meses en adelante

La zanahoria

Los betacarotenos de la zanahoria ayudan a tu bebé a desarrollar su visión de manera óptima, y en conjunto con el calcio fortalecerán sus huesos y dientes.

4 ricas papillas de zanahoria para tu bebé

Papilla de zanahoria

Ingredientes

  • 1 zanahoria mediana
  • ½ taza de agua

Cómo se prepara

  1. Pela la zanahoria, córtala en rodajas.
  2. Calienta el agua. Al hervir, incorpora las zanahorias hasta que estén cocidas.
  3. Licúa o muele las zanahorias con muy poca agua hasta lograr un puré espeso.
  4. Papilla de pavo con zanahoria

Zanahoria + espinacas

Ingredientes

  • 1 manojo de espinacas lavadas y desinfectadas
  • 2 zanahorias
  • Caldo de pollo

Cómo se prepara

  1. Pela las zanahorias, córtalas en trozos y cocínalas hasta que estén cocidas.
  2. Calienta agua, añade las espinacas y cuando se ablanden, retíralas y licúalas con la zanahoria y un poco de caldo de pollo o del agua de cocción.

Ingredientes

  • ½ zanahoria, pelada y cocida
  • 50 g de jamón de pechuga de pavo 
  • 1 taza del líquido de cocción de la zanahoria

Cómo se prepara

  1. En un procesador o en la licuadora muele la zanahoria, el jamón y el líquido hasta tener una papilla espesa.

Prepara estas ricas sopas para tu familia

5 sopas que le encantarán a tu familia

Papilla de naranja + zanahoria

Ingredientes

Cómo se prepara

  1. Cuece las zanahorias y muélela en el procesador de alimentos, agrega el jugo de naranja y mezcla bien.

Papilla de zanahoria + calabaza

Ingredientes

  • 2 zanahorias peladas
  • 1 calabacita
  • Caldo de pollo

Cómo se prepara

  1. Cocina las verduras hasta que estén cocidas.
  2. Ponlas en la licuadora o en el procesador de alimentos.

Las papillas de verduras ayudarán a tu hijo a fortalecer su sistema inmunológico.

¿Qué papillas ha probado tu bebé?

Foto: Getty Images

Estas papillas ayudarán a calmar el dolor de las encías…

Papillas para calmar el dolor de los dientes

Categorías
Nutrición

¿Es recomendable que tu hijo sea vegano?

¿Es recomendable que tu hijo sea vegano?

Por Rodrigo González y Mayra Martínez

¿Pueden los bebés tener una dieta sin carne? Si se decide que los niños se alimenten de esta forma, la planificación y el conocimiento son fundamentales, por lo cual se recomienda consultar con un profesional de la salud experto en alimentación vegetariana.

Asegúrate de que tu hijo coma aguacate…

10 beneficios de comer aguacate

¿Es recomendable que tu hijo sea vegano?

Es un tema que genera controversias, detrás de las cuales acecha la idea de que los adultos son libres de hacer lo que quieran con su vida y su salud, pero no con sus hijos.

En 2016, de hecho, una diputada italiana presentó un proyecto de ley para sancionar -hasta con penas de prisión- a padres veganos que aplicaran a sus niños una misma dieta de las mismas características.

Surge entonces la gran pregunta: ¿pueden los bebés y niños ser vegetarianos?

La respuesta es que sí, pueden ser vegetarianos e incluso veganos. «Las dietas vegetarianas planificadas de manera apropiada son saludables, nutricionalmente adecuadas, y pueden proporcionar beneficios para la salud en la prevención y en el tratamiento de ciertas enfermedades», explica la Academia Estadounidense de Nutrición (ADA, por sus siglas en inglés), la asociación de dietistas y nutricionistas más importante del mundo.

Esta ensalada le encantará a tu familia…

Cómo hacer una ensalada caprese

Una postura oficial

En un documento en que plantea su postura oficial sobre la cuestión, la ADA añade que «las dietas vegetarianas y veganas bien planificadas son apropiadas para todas las etapas del ciclo vital, incluidos el embarazo, la lactancia, la infancia, la niñez y la adolescencia».

Ante estas afirmaciones, muy pronto acude a la mente un factor nutricional: las proteínas.

Las proteínas

Tradicionalmente ha existido el temor de que una dieta sin carne -tanto carne roja como de pollo, pescado u otros animales- no pueda cubrir las necesidades nutricionales y energéticas de los niños (ni de los adultos). Hoy en día se sabe que sí puede hacerlo, ya que las proteínas incluidas en las legumbres y sus derivados, frutos secos y semillas, y también en algunos cereales como el trigo, la avena y la quinoa, son de la misma calidad que las incluidas en la carne.

Los expertos aconsejan que la mitad de la ingesta se componga de verduras y frutas, más una cuarta parte de cereales. Es en la cuarta parte restante, la de los alimentos más proteicos, en la que se establecen las diferencias: además de las legumbres, frutos secos y semillas, las personas no vegetarianas comen carne y pescado, y los ovolacteovegetarianos también comen huevos.

Prepara esta ensalada en casa…

Prepara una ensalada de arúgula con fresas

La clave

Por lo tanto, se puede afirmar que la clave en la buena alimentación reside siempre en el equilibrio y la planificación. En su capítulo dedicado a «dietas no omnívoras en la edad pediátrica», el Manual Práctico de Nutrición en Pediatría, apunta que los primeros humanos, hace millones de años, solo comían vegetales. El texto apunta que, para estar bien nutrido, un adulto que pesara 60 kilos debía comer 5 kilos de vegetales por día, por lo cual dedicaba a su alimentación unas ocho horas diarias.

Tómate el tiempo

La sociedad moderna permite dedicar menos tiempo a la alimentación, pero hay que tener claro que proponerse una dieta vegetariana o vegana para los bebés y niños puede demandar más tiempo que una que no lo sea. Y también es fundamental saber que dietas de esas características «si no se planean con cuidado y conocimiento pueden suponer un riesgo de deficiencias nutricionales y energéticas».

Si deseas que tu hijo se alimente con una dieta que no incluya carne debes consultar a un profesional de la salud experto en alimentación vegetariana, sino, podrías acarrearle desnutrición o enfermedades fatales.

¿Tu hijo quiere ser vegano?

Foto: Getty Images

Mira cómo incluir más vegetales en tu alimentación…

Sigue la dieta maya y evita envejecer

Categorías
Embarazo Nutrición

Bocadillos saludables en el embarazo

Bocadillos saludables en el embarazo

¿Te da hambre todo el tiempo? Evita comer alimentos chatarra y prefiere algo que le haga bien a ti y a tu bebé.

Esto podría ayudarte…

Ejercicios para evitar ganar peso en el embarazo

Bocadillos saludables en el embarazo

Hay ciertos alimentos que puedes cargar en tu bolsa y disfrutar cada que tengas hambre, mira…

Semillas

Son buenos porque nutren a tu cerebro y regulan tus niveles de estrés.

  • Lleva 10 nueces para botanear
  • 1 puño de cacahuates
  • 1 puño de cacahuates
  • 1 puño de almendras
  • 1 puño de pistaches

Agua de limón con chía

Reduce los niveles de ansiedad.

  • Agrega una cucharada de chía, el jugo de tres limones y endulza con miel.

Vegetales

Te aportan nutrientes, fibra, vitaminas y minerales que ayudan al buen desarrollo de tu bebé.

  • Zanahorias (cortadas o rallada)
  • Jícamas
  • Pepinos 

Consume vitamina D en el embarazo…

Que durante tu embarazo no te falte vitamina D

Cacao

  • Puedes saborear unos granos de cacao.

Su aroma te relajará y al mismo tiempo te dará energía. Puedes comerlo solo o hacerte un licuado con yogur natural sin azúcar.

Un poco de ejercicio

Ganar peso en el embarazo es algo que inevitablemente sucederá por todos los cambios que presentarás, así como el constante y rápido crecimiento de tu bebé. Sin embargo, esto no quiere decir que por ello debamos descuidarnos y dejar que los kilos aumenten más de lo recomendado.

NATACIÓN

Los ejercicios en el agua son ampliamente recomendados en esta etapa, pues al encontrarse sumergida en ella, se reduce el peso y el cuerpo se siente más ligero y con la resistencia del agua se reduce el riesgo de hacer movimientos muy rápidos que podrían ocasionar alguna lesión, siempre pide la recomendación de tu doctor.

Mantén una alimentación balanceada para ayudar al buen desarrollo de tu bebé en el embarazo.

¿Qué comes entre comidas?

Foto: Getty Images

Disfruta este platillo…

Cuántas calorías tiene un plato de pozole

Categorías
Así Crece Salud

Cómo cuidar la alimentación de un niño celíaco

Cómo cuidar la alimentación de un niño celíaco

Cansancio, irritabilidad, malestar abdominal, estos son algunos de los síntomas que tu hijo puede tener si es intolerante al gluten. Aquí te decimos cómo tratarlo.

¿Qué es la enfermedad celíaca?

La enfermedad celíaca es un trastorno del sistema inmunológico ocasionado por una intolerancia al gluten, proteína que se encuentran en el trigo, centeno, cebada y otros cereales derivados.

¿Cuáles son los síntomas?

Los niños que la padecen tienen problemas para subir peso y desarrollarse según la edad. En niños mayores, esta condición puede ocasionar diarrea, dolor de estómago, flatulencia, pérdida de peso, fatiga y eczemas dolorosos en la piel.

¿Habías oído de este síndrome?

Conoce todos los síntomas sobre el síndrome de Rett

Dieta especial

Aunque no existe cura para esta enfermedad, hay formas de remediar los síntomas y cualquier daño que hayan sufrido los intestinos, como evitar alimentos con gluten y leer cuidadosamente las etiquetas de todos los productos antes de que tu hijo(a) los consuma.

Cómo cuidar la alimentación de un niño celíaco

El trigo, el centeno y la cebada son cereales con gluten que se deben eliminar por completo de la dieta y ser sustituidos con un cereal libre de esa proteína.

Estos alimentos libres de gluten sí los puede comer tu hijo:

Alimentos permitidos

La lista incluye arroz, garbanzos, tapioca y papa. Además de carne, pescado, pollo, huevo, grasa comestible, azúcar, miel, aceites, mantequillas, legumbres, frutos secos, leche, queso, frutas, vegetales y palomitas de maíz.

Mira lo que la papa puede hacer por ti…

Increíbles beneficios de comer papa que te encantarán

Alimentos no permitidos

Evita los panes hechos con trigo, avena, cebada y centeno, pastas, algunos tés de hierbas y cafés con sabores, aderezos de ensaladas, papas fritas, tortillas de harina, salsas, alimentos empanizados o fritos, salsa de soya, pasteles, tartas, muffins y galletas.

Una alimentación rica en frutas y verduras ayudará a su buen desarrollo.

¿Tu hijo tiene esta enfermedad?

Foto: Getty Images

Estos alimentos pueden aumentar tu energía…

Alimentos para aumentar tu energía

Categorías
Nutrición

Brócoli, un súper alimento para tu hijo

Brócoli, un súper alimento para tu hijo

Conoce los beneficios y nutrientes que hacen del brócoli uno de los súper alimentos para chicos y grandes.

Brócoli, un súper alimento para tu hijo

Los nutrientes y propiedades que posee el brócoli lo convierten en uno de los súper alimentos que más se recomienda incluir en la dieta, especialmente en la de los niños y bebés, ya que los protege de enfermedades y padecimientos como la anemia, diabetes, colesterol alto, problemas cardiovasculares e incluso el cáncer.

El brócoli aporta una buena cantidad de nutrientes fundamentales para el desarrollo y crecimiento de los pequeños, los cuales además brindan beneficios como los siguientes:

Vitamina K: contribuye al buen desarrollo de dientes, huesos y cartílagos. También interviene en la coagulación sanguínea; acelera la cicatrización de las heridas.

Vitamina A: cuida la salud de los ojos y la piel, además de prevenir infecciones.

Vitamina B1: también conocida como tiamina, mejora la circulación sanguínea y es muy importante en el funcionamiento del sistema nervioso. Favorece la relajación y concentración.

Vitamina B2: previene la pérdida de peso por anemia, debido a que favorece la producción de glóbulos rojos.

Ácido fólico (vitamina B12): ayuda al organismo a crear nuevas células.

Vitamina C: previene los resfriados y las enfermedades infecciosas, ya que fortalece nuestro sistema de defensas.

Incluye mango en tu alimentación…

El mango es un gran aliado durante tu embarazo

Mucha fibra

Además de los anteriores nutrientes, cabe destacar que la fibra que contiene el brócoli mejora la digestión y previene el estreñimiento; la combinación de calcio, fósforo, magnesio y zinc que aporta fortalece los huesos.

Busca las mejores y más deliciosas maneras de incorporar este gran alimento a su dieta.

¿A tu hijo le gusta el brócoli?

Foto: Getty Images

Esto le gustará a tu hijo…

Hot cakes de avena con plátano, ¡le encantarán a tu familia!

Categorías
Nutrición

10 beneficios de la zanahoria que te encantarán

10 beneficios de la zanahoria que te encantarán

Por Josselin Melara y Mayra Martínez

La zanahoria es un alimento que posee valiosas propiedades alimentarias que la convierten en una excelente opción para comer.

Prepárale estas sopas a tu familia…

5 sopas que le encantarán a tu familia

10 beneficios de la zanahoria que te encantarán

Aquí te traemos 10 beneficios de la zanahoria que te encantarán y la convertirán en tu verdura favorita:

  1. Buenas para la visión: es rica en vitamina A y carotenoides, los cuales son buenísimos para la salud ocular, y también para ayudarnos a ver cuando hay poca luz. 
  2. Fortalece la memoria: gracias a su alto contenido en potasio y fósforo, la zanahoria ayuda a regenerar los nervios y para despertar las mentes cansadas. 
  3. Maravillosa para la piel: las vitaminas A, B, y C actúan en conjunto, logrando que la piel se cure con mayor facilidad y rapidez ante daños provocados por el sol u otras heridas. Además, ayuda a combatir los radicales libres, causantes del cáncer de piel. 
  4. Y no sólo eso: la vitamina E ayuda a la producción de colágeno, haciendo la piel más tersa, elástica y joven. 
  5. Promueve la salud intestinal: es una verdura con alto contenido en fibra, por lo cual ayuda a las funciones del aparato digestivo, la producciòn de jugos gástricos y la saliva. 
  6. Estimula el apetito: alimento ideal para niños inapetentes o bajos de peso. 
  7. Fortalece las uñas y el cabello: gracias a sus betacarotenos, las uñas y el cabello tienen una apariencia más saludable. 
  8. Protege el corazón: el consumo de zanahoria mantiene las arterias libres, logrando que el flujo sanguíneo sea más óptimo. 
  9. Alivia afecciones respiratorias: está recomendada como coadyuvante en el tratamiento de enfermedades respiratorias leves, como el resfriado. 
  10. Es diurética: al ser una verdura rica en agua: es muy beneficiosa para personas con problemas en el proceso de orina.

Consume zanahorias al menos una vez por semana.

¿A tu hijo le gustan las zanahorias?

Foto: Getty Images

Mira qué prepararle a tu bebé…

4 ricas papillas de zanahoria para tu bebé

Categorías
Nutrición

3 recetas para hacer lasaña vegetariana

3 recetas para hacer lasaña vegetariana

La lasagna (lasaña) es uno de los tipos de pasta más antiguos de Italia. Se dice que la primera vez que se documentó su existencia fue en la Edad Media. Puede ir con carne, verduras, salsas blancas o rojas.

3 recetas para hacer lasaña vegetariana

Lasaña de vegetales

6 porciones

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 cebolla picada
  • 250 g de champiñones picados
  • 2 tazas de espinacas picadas
  • 2 ramas de epazote picadas
  • 2 cucharadas de sal
  • 3 cucharadas de mantequilla
  • 3 cucharadas de harina
  • 2 tazas de leche
  • 1 caja de lasaña
  • 200 g de queso tipo Chihuahua rallado

Cómo se hace:

  1. Precalienta el horno a 180º C.
  2. Calienta el aceite y acitrona la cebolla y el ajo; al estar transparentes, agrega los champiñones, las espinacas, y el epazote, agrega la sal. Reserva.
  3. Aparte, calienta la mantequilla. Agrega la harina, y cuando tome un color dorado claro, incorpora la leche (con un batidor de globo, evita grumos).
  4. Salpimienta y retira del fuego. En un refractario ligeramente engrasado con mantequilla, coloca una cucharada de la salsa blanca, acomoda láminas de lasaña, cubre con la verdura y baña con salsa. Repite hasta terminar.
  5. Cubre con queso, tapa con papel aluminio y hornea 40 minutos a 180ºC. Corta y sirve caliente.

¿Tu hijo ama las pastas? 

Cómo hacer un delicioso Mac´n Cheese

Lasaña de espinacas

4 porciones

Ingredientes

  • 16 hojas de pasta para lasaña
  • 1 taza de harina
  • 1 taza de mantequilla
  • 5 tazas de leche caliente
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 1 taza de queso manchego rallado
  • 2 tazas de queso parmesano rallado
  • 2 tazas de espinaca blanqueada y exprimida
  • 1 taza de cebolla picada
  • 2 dientes de ajo picados
  • 4 cucharadas de aceite de oliva

Cómo se hace:

  1. Precuece las hojas de pasta en agua hirviendo y retíralas a un tazón con agua fría.
  2. Sofríe la harina con la mantequilla sin dejar de mover hasta que comience a dorar; agrega la leche poco a poco mientras mezclas vigorosamente con un globo para evitar que se corte.
  3. Cuando se integre toda la leche añade la nuez moscada, el queso manchego y la mitad del parmesano; salpimienta.
  4. Saltea la espinaca con la cebolla y el ajo en una sartén a fuego medio con el aceite de oliva, salpimienta y retira. En un refractario mediano esparce una cama de la salsa, luego, una capa de pasta y una capa delgada de espinacas. Repite tres veces y termina con la salsa.
  5. Espolvorea el queso parmesano sobre la lasaña y hornea a 1750º C durante 40 minutos. Sirve.

Tu hijo se acabará todo el plato…

3 pastas que le encantarán a tu hijo

Lasaña con jitomate

4 porciones

Ingredientes

  • 500 kg de jitomate
  • 1 cebolla picada
  • 2 dientes de ajo picado
  • 4 cucharadas de tomillo picado
  • 8 cucharadas de aceite de oliva
  • 4 tazas de hojas de espinaca
  • 1 taza de requesón
  • 400 g de laminas para lasaña
  • 2 tazas de queso manchego rallado

Cómo se hace:

  1. Corta los jitomates a la mitad, coloca boca abajo en una charola para horno, agrega el ajo, cebolla y tomillo, barniza con aceite de oliva. Rostiza a 200 ºC durante 1 hora.
  2. Retira la piel y tritura en la licuadora en pulsos, rectifica el sazón.
  3. Cuece las hojas de lasaña y reserva en agua fría.
  4. Arma la lasaña en capas entre la salsa de jitomate, laminas de lasaña, hojas de espinaca, requesón y queso manchego.
  5. Hornea a 180 ºC durante 30 minutos y sirve.

Las pastas son fuente de energía.

¿Tu hijo ama el spaguetti?

Foto: Getty Images

Si tu hijo ama a los unicornios…

Cómo hacer un sándwich de queso ¡de unicornio!

 

Categorías
Nutrición

¿Las leches vegetales nutren (o no) a tu hijo?

Son una bebida libre de lactosa, por tanto, una alternativa a la leche de origen animal. Por su aspecto blanco se les ha llamado leches, aunque en realidad tal término está reservado para el líquido proveniente de las mamas de los mamíferos. Te invitamos a conocer más de estas bebidas vegetales, saber si tu hijo puede beberlas y cuáles son sus características nutrimentales.

Las leches vegetales

Existen diferentes tipos de leches vegetales. Aquellas que provienen de cereales como arroz, avena, espelta o cebada, estos se caracterizan por su alto contenido en fibra, vitaminas y minerales.

También están las leches vegetales derivadas de los frutos secos como almendras, avellanas, sésamo o nueces; estas son muy nutritivas y son fuente de ácidos grasos de calidad y calcio.

Por último, se encuentran leches vegetales procedentes de las legumbres, como es el caso de la leche de soja, con un alto contenido en proteínas de alta calidad.

¿Cuál es mejor beber?

De soya: es la única leguminosa que tiene todos los aminoácidos esenciales que el organismo necesita, pero su calcio no se absorbe como el que proviene de la leche de vaca.

De avena: presenta la misma acción que realizan los lactobacilos, pero es pobre en proteínas: la leche de vaca presenta 6 g de proteínas por cada vaso y esta bebida contiene solo 2 g por vaso.

De almendras: tiene tres veces menos proteínas que la leche de soya.

De arroz: excesivamente baja en proteínas (10 veces menos que la de soya). Un vaso aporta 25 g de hidratos de carbono y menos de 1 g de proteínas.

De coco: no aporta proteínas y tiene alto contenido de carbohidratos y grasas saturadas. No la procures.

¿Recomendables para tu hijo?

The American Journal of Clinical Nutrition: los niños que consumen “leches alternativas” serían más bajos de estatura que el promedio para su edad en comparación con quienes optan por la de vaca.

Por cada taza de 250 ml de leche vegetal que consumen al día, los niños serían 0.4 cm más bajos, y por cada taza diaria de 250 ml de leche de vaca, 0.2 cm más alto.

Antes de los seis meses no se debe dar ninguna leche vegetal a los bebés. Entre los seis y los 12 meses se les pueden dar pequeñas cantidades en la preparación de algún plato, pero no como bebida o alimento principal. A partir del año pueden beber entre 1 y 2 vasos de leche vegetal al día, siempre que esté enriquecida con calcio.

No deben sustituir los lácteos para obtener calcio: estos aportan mayor absorción, por lo que estimulan el necesario crecimiento y desarrollo en las dos etapas más fundamentales: la niñez y adolescencia.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Beneficios de la leche durante el embarazo