Categorías
Así Crece

Virtudes que tu hijo debe aprender antes de los 12 años

Como parte de un plan de vida para convertirse en un adulto sano y maduro, según David Isaac, pedagógo y autor de La educación de las virtudes humanas, hay una serie de habilidades emocionales y sociales que tu hijo debe aprender antes de los 12 años de edad. Te decimos cuáles son. 

 10 virtudes para ser un adulto sano

  1. Justicia: capacidad de dar a cada persona lo que le pertenece o corresponde.
  2. Sinceridad: autenticidad en lo que se dice o se hace.
  3. Orden: manera coordinada y regular de hacer las cosas; dar a cada cosa el uso para el cual fue fabricada.
  4. Fortaleza: ánimo firme; capacidad para sobreponerse a problemas y adversidades.
  5. Solidaridad: sentimiento que impulsa a ayudar a las demás personas en situaciones complicadas para su bienestar.
  6. Perseverancia: constancia, firmeza o tesón en la realización de una tarea. 
  7. Laboriosidad: buena disposición al trabajo. 
  8. Paciencia: capacidad para soportar dificultades o situaciones críticas con tranquilidad. 
  9. Responsabilidad: capacidad de cumplir obligaciones y el cuidado que se tiene al hacer o decidir algo. 
  10. Generosidad: tendencia a ayudar a los demás y a ceder pertenencias sin esperar nada a cambio.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Enseña a tu hijo a ser solidario con estas 7 lecciones

FOTO GETTY IMAGES

Categorías
Así Crece

«¿Por qué debo hacer tarea, mami?», esta es la razón por la que existe la tarea escolar

¿Tu hijo te ha hecho esta pregunta y tú le has respondido «porque sí, es para que aprendas, porque es tu obligación»? Según este estudio, ¡no estás muy alejada de la verdad! Y hacer tarea guarda para tu hijo una importante lección. Te contamos.

La revista Journal of Research in Personality publicó una investigación en la que revela que hacer la tarea escolar tiene un efecto muy positivo en el desarrollo de los niños.

Este estudio analizó a 2760 estudiantes en Alemania, en el periodo de transición de la primaria a la secundaria,  durante tres años. Todos los estudiantes respondieron un cuestionario que evaluaba cómo habían entregado sus últimas 10 tareas de matemáticas y lengua; y se cruzaron sus respuestas con los informes que entregaron sus padres acerca de la responsabilidad de sus hijos y una métrica de la misma.

Tras el análisis, se encontró que los niños que hacían la tarea con constancia tenían un incremento en el factor de responsabilidad, mientras aquellos que no cumplían con la tarea reportaron poco nivel de responsabilidad en su personalidad.

¿Y, por qué debo hacer tarea, mami?

Aunque el resultado del estudio pueda resultar evidente, adquirir sentido de la responsabilidad desde esta temprana etapa ayuda a tu hijo a desarrollar otras tantas virtudes para una vida adulta equilibrada y exitosa.

Así, si bien las tareas puedan ser una carga tanto para el niño como para sus padres que las deben revisar diariamente, aportan a tu hijo auto-control, planificación, organización, ejecución y persistencia. Así también con la confiabilidad, puntualidad y escrupulosidad.

¡Y todas estas virtudes tu hijo las está asimilando con sólo hacer tarea! 

Fuente: Psyciencia

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

El éxito económico no depende de las calificaciones, revela estudio

Categorías
Ser Mamá

6 hábitos positivos que cambiarán tu vida

6 hábitos positivos que cambiarán tu vida en todos los sentidos.

¿Hay días en los que sientes que con nada estás contenta? ¿Piensas que algo te hace falta pero no sabes qué es? ¿Estás feliz con tu familia, pero quisieras hacer más cosas? Debes encontrar un equilibrio, pon en práctica estos consejos.

6 hábitos positivos que cambiarán tu vida 

1) Sonríe todos los días

¿Has oído la frase «al mal paso darle prisa»? Si vas con una actitud positiva ante la vida, es más probable que durante el día te sucedan cosas positivas, además, si le regalas una sonrisa a alguien, puedes cambiar también su día.

2) Cuida tu apariencia

Estudios indican que verte bien frente al espejo, mejora tu estado de ánimo, aunque estés muy apurada en casa o no te sientas bien, ponte ropa linda, tu perfume favorito, péinate bonito…

3) Dedica tiempo para ti

Guarda al menos unos minutos al día para ti. Cierra los ojos y pregúntate cómo te sientes, haz un repaso de lo positivo y negativo del día. Respira profundo y trata de tener tu mente en blanco aunque sea un minuto.

4) No te compares

Eres única, siempre debes tener en mente tus cualidades, logros y virtudes, sácales jugo todos los días.

5) Duerme y come bien

No te malpases, si tienes un horario para comer, síguelo y asegúrate de comer alimentos ricos en nutrientes, vitaminas, minerales que ayuden a que todo tu cuerpo funcione bien. Y cuando sea la hora de dormir, relájate, olvida las preocupaciones, apaga todas las luces y no dejes aparatos electrónicos encendidos.

6) Inténtalo

¿Hay algo que quieres hacer pero no te animas? No tengas miedo a equivocarte, aún si las cosas no pasan como esperabas, también de los errores se aprende y te harán crecer personalmente.

Puedes realizar cada cambio poco a poco, el objetivo es que te sientas bien contigo y que tu vida fluya de una forma más feliz y ligera.

¿Qué hábito positivo realizas todos los días?

La filosofía tibetana podría ayudarte

Equilibra tus emociones y vive feliz según la medicina tradicional tibetana

 

Categorías
Así Crece

10 fortalezas de tu hijo introvertido

Tu niño suele jugar solo, es muy tranquilo, no es platicador, es observador, le encanta estar en su espacio (su cuarto o su tipi, por ejemplo), tiene pocos amigos… ¡Es un niño introvertido! ¡Y no es malo ni raro! Es su temperamento y parte de su personalidad; además, tiene estas grandes fortalezas por potenciar.

Identifica y valora estas fortalezas de tu hijo introvertido

Prudencia

Actúa con cuidado, evita riesgos y aventuras, observa con atención, se muestra respetuoso, piensa antes de hablar, es discreto, no habla con cualquiera , menos con extraños. Es una virtud porque cuando adulto sabrá tomar buenas decisiones, no será impulsivo.

Sustancia

Tu hijo no es superficial, le gustan los temas científicos, se conecta con la naturaleza, le encantan los animales, hace preguntas clave y hasta trascedentes; te ha llegado a sorprender su habilidad para entender temas «supuestamente de adultos» y las emociones. Su fortaleza radica en que es capaz de conectar consigo mismo y mirar lo importante de la vida.

Concentración

Es capaz de dirigir su energía a una actividad interna o externa, es perseverante, constante, disciplinado. No te cuesta trabajo que tu hijo ponga atención en su tarea, cuando le explicas un tema, o inicia una actividad nueva. Poderse concentrar le permite una buena memoria y aprender rápido.

Saber escuchar

Justamente su habilidad de concentración le permite estar en el aquí y ahora, por eso puede realmente escuchar y conocer a las personas con quienes convive, saber lo que necesitan. Por eso, a veces te ha sorprendido cuando te dice «mami, te regalo esta florecita para que ya no estés triste» y justamente es así como te sientes. Tal habilidad le permite hacer amigos genuinos e identificar a aquellas personas que no son «positivas a él mismo».

Calma

Es la base de la concentración, la relajación, la claridad y la sustancia. Su tranquilidad es una virtud, porque le permite observar muchas cosas de las personas y de las situaciones que lo rodean, incluso d él mismo. esto le facilitará conocerse a sí mismo, no ser impulsivo ni reactivo; saber actuar ecuánime y buscando su bienestar.

Pensamiento analítico

¿Tu hijo es muy lógico, analiza todo? Le encanta planificar y formar estructuras (como los juguetes de block), sus preguntas son muy enfocadas a entender cómo y por qué ocurren las cosas, es muy curioso para saber cómo funcionan las cosas… Sin duda, es un talento que lo hará generar innovación.

Independencia

Es capaz de estar solo, de ser autosuficiente, desapegado; es un niño que no está tras de ti todo el tiempo, puede resolver sus cosas por sí mismo. Por supuesto, será un adulto capaz de generase bienestar a sí mismo porque velará por su amor propio, por darse felicidad y hacer lo que a él le importa sin espérar el reconocimiento o la aprobación de los demás.

Perseverancia

Es un niño terco, constante, disciplinado; persigue sus metas, si está en clases de natación no para hasta aprender, no deja el videojuego que empezó hasta pasar todos los niveles, intenta e intenta la patineta hasta dominarla… y así es en todo. Por lo que cuando adulto, podrá lograra muy bien sus objetivos.

Escribir (en vez de hablar)

Los niños introvertidos suelen comunicarse y expresar muy bien sus ideas a través de la escritura. Quizá tu hijo ya tenga su diario o estaría encantado de tener uno; quizá ya cuando adolescente cree cuentos, poemas, pensamientos. Una red social le puede venir bien, pero vigila el uso que le dé.

Empatía

Es capaz de ponerse en la situación de la persona con quien habla, no le gusta el conflicto, identifica bien las cualidades y los intereses de los otros y sabe compartirlos,  reconoce las necesidades de los demás… De ahí que pueda decirte «mami, a pedro le gustan los wafles con mucho chocolate, ¿le hacemos unos? Esto lo hace un ser muy genuino y desplegar una energía muy humana, que genera que la gente con quien convive lo aprecie y quiera por su generoso corazón.

Conoce las diferencia entre un niño introvertido y uno extrovertido

FOTOS GETTY IMAGES