Categorías
Salud

¿Tu hija tiene 11 años ya? Llévala a vacunar contra el Virus del Papiloma Humano

Desde verrugas hasta cáncer de cuello uterino, de vulva, vagina, pene, ano y garganta pueden ser originados por el Virus del Papiloma Humano (VPH). Es un virus que no causa problemas de salud y en la mayoría de los casos, las personas no saben que lo tienen. Pero para prevenirlo, es importante vacunar a tus hijos contra este virus.

Se recomienda que las niñas y niños empiecen a recibir la serie de vacunas a los 11 o 12 (pero pueden iniciarse desde los 9 años de edad) años de edad porque tiene una mejor respuesta inmunitaria.

Además, para que la vacuna contra el VPH funcione mejor, es importante recibirla antes de entrar en contacto con el virus, es decir, previo a iniciar la vida sexual. Aunque no es necesario el coito para transmitir la infección, con solo el roce con las partes íntima se puede contraer el virus.

Los niños varones también deben recibir la vacuna pues las infecciones por el VPH que no desaparecen pueden causar cáncer de ano, recto, boca y garganta, y pene en los hombres. Además de que también son portadores.

¿Cómo se transmite? 

Durante el contacto de piel a piel con una parte infectada del cuerpo durante la actividad sexual; el sexo oral y anal también causan la infección (por ello, es importante usar condón en todas las relaciones sexuales, desde el comienzo hasta el final).

El problema es que la mayoría de las personas desconoce si tiene el Virus del Papiloma Humano, pues los 40 tipos de este virus encontrados no causan síntomas; otros tipos sí causan verrugas genitales tanto en hombres como en mujeres.

Justamente por tal condición de este virus, la vacuna es el mejor método de prevención.

¿Un adulto puede vacunarse?

La recomendación es que las mujeres se vacunen de los 13 a 26 años de edad y los varones de los 13 a 21 años de edad. Los varones también pueden vacunarse hasta los 26 años de edad; las mujeres embarazadas no deben recibir la vacuna, aunque no se han hallado contraindicaciones aún.

Sin embargo, la vacuna no es tan eficaz para reducir el riesgo de cáncer en los varones y en las mujeres después de los 21 años de edad, pues a esta edad probablemente ya tengan una vida sexual activa y, por tanto, ya hayan estado expuestos a distintos tipos del Virus de Papiloma Humano. No es que no se puedan vacunar, pero la eficacia de la vacuna disminuye considerablemente. En tales casos, lo que procede es la prueba del VPH o el Papanicolaou para detectar el Virus.

La vacuna

Se administra por vía intramuscular en el brazo o en la pierna, en tres dosis individuales con el siguiente esquema: primera dosis, dos meses después la segunda dosis y seis meses después de la primera dosis, la tercera.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Conoce las vacunas que no están en la cartilla de vacunación ¡pero que también son importantes!

 

 

 

Categorías
Salud

Vacunas ¿sí o no?

En los últimos años ha habido mucha polémica acerca de las vacunas, entonces, vacunas ¿sí o no?

Cuando hay cambio de estación o riesgo de epidemias, lo mejor es prevenir cualquier enfermedad que ponga en riesgo la vida, mediante las vacunas.

Lo mejor es cuidar de ti y de tu familia con estas recomendaciones:

* Una buena alimentación

* Estilo de vida sano

* Realizar ejercicio constante

* Cumplir con las recomendaciones de las instituciones de salud

* Vigilar regularmente tu estado de salud y el de tu familia

¿Qué son las vacunas?

Son productos biológicos compuestos por un fragmento de la bacteria o virus que causa la infección, o una variante del microorganismo pero debilitado, para generar que el sistema inmunológico responda cuando haya una infección. No detienen la enfermedad, pero ayudan al cuerpo a salir de ella sin consecuencias graves. Las vacunas han protegido y salvado millones de vidas en todo el mundo.

Una infancia llena de salud y bienestar también significa proveer a los niños de lo necesario para protegerlos contra infecciones que conviven con nosotros en el ambiente. Las vacunas ayudan a los niños contra enfermedades graves como el sarampión, la rubéola, la tos ferina y la tuberculosis que  limitan el desarrollo infantil e incluso pueden comprometer la vida.

A partir de los primeros días de nacido y hasta los cinco años, toda la población infantil debe ser vacunada contra padecimientos infecciosos, es bueno que sigas lo que establece la Cartilla Nacional de Vacunación.

Niños y niñas

Para prevenir enfermedades graves en la infancia, se recomiendan al menos estas vacunas:

Difteria

Hepatitis

Influenza

Paperas

Poliomielitis

Rubéola

Sarampión

Varicela

Se cree que las vacunas sólo se deben aplicar a los niños, pero adolescentes, adultos y personas de la tercera edad también necesitan protección.

Estas son las vacunas que como adulto, debes ponerte como refuerzo o si nunca te las han aplicado:

Difteria

Meningitis

Herpes

Influenza

Paperas

Rubéola

Sarampión

Tétanos

Tos ferina

Varicela

VPH (Virus del Papiloma Humano)

Refuerza las defensas de tu familia

Aplicar las vacunas necesarias en tiempo y forma es un acto de responsabilidad y amor. Con la Cartilla Nacional de Vacunación puedes llevar un buen control y cada que vayas a consulta con tu hijo, asegúrate de que esté al día. 

¿Conoces a alguien que se haya contagiado de Sarampión?