Categorías
Ser Bebé

Estimula la coordinación de tu bebé jugando con marionetas

Las marionetas llaman mucho la atención de tu bebé. Sus colores ayudan a que concentre su mirada en ellas y los quiera alcanzar. Por ello, jugar con tu bebé usando marionetas es una forma divertida de estimular su desarrollo, sobre todo su coordinación ojo-mano.

A partir de los tres meses, a los bebés les empiezan a llamar la atención los objetos de colores fuertes (ya es capaz de percibirlos). Puede ver hasta una distancia de unos tres metros. Asimismo, su cerebro sigue evolucionando, sus hemisferios se conectan y tu bebé empieza a llevar las manos al centro en busca de un objeto. Parece un dato banal pero no lo es: significa que está utilizando los dos ojos a la vez.

Por otro lado, ya no se trata sólo de ver, quiere tomar lo que ve. Ahora que sus ojos se mueven cada vez de forma más coordinada y son capaces de enfocar diferentes distancias, empieza a ejercitar la coordinación ojo-mano. La precisión dependerá de la maduración de su sistema nervioso.

Jugando con marionetas 

Consigue una marioneta de tonos vivos e inventa una historia para tu hijo. Así también estimulas su lenguaje y capacidad e comunicación. Aprovecha este momento para acercársela y alejársela, ofreciéndole así oportunidades para seguirla con la mirada, buscarla, tocarla… Acércala y aléjala y comprueba a qué distancia tu retoño la observa con comodidad, a cuál deja de prestarle atención, a cuál quiere tocar… Descubre a qué ritmo disfruta tu pequeño.

Por Felipe Salinas