Categorías
Ser Mamá

Tendencia de mujeres que no quieren ser mamás va en aumento

Viajar y estudiar son las prioridades de las mujeres que no quieren hijos

Las mujeres cada vez tienen menos hijos. En Estados Unidos, el 48 por ciento de las mujeres entre los 18 y 44 años no son madres. Existen razones de salud, sociales y económicas por las cuales las mujeres le están diciendo no a la maternidad.

Los llamados «millenials» son una generación que no quiere quedarse quieta en un solo lugar. Un estudio del Buró de Estadísticas Laborales de Estados Unidos demostró que las personas entre los 18 y 34 años no esperan quedarse más de 2 años en un empleo.

Es también una generación interesada en viajar, tener nuevas experiencias y conocer el mundo. Un estudio de la Universidad Estatal de San Francisco concluyó que más que los objetos materiales, la clave de la felicidad está en las experiencias que tengamos en la vida. Los gastos y el tiempo requerido para criar un hijo no parecen ser compatibles con una vida llena de viajes, sin un trabajo estable.

Ser madre puede significar una reducción significativa de tus niveles felicidad. Estrés, demasiadas preocupaciones por el futuro, cargas laborales más pesadas y una crianza que a veces se hace en solitario pueden ser algunas de las causas para que la mujer sienta que la felicidad puede huir de su vida después de tener un hijo. Los niveles de felicidad sí disminuyen de acuerdo con un estudio realizado por el Instituto Max Planck de Investigación Demográfica en Alemania y la Universidad del Occidental de Ontario, Canadá.

A menudo escuchamos que todas las mujeres estamos destinadas a ser madres, y que tener hijos es un deseo innato en el género femenino. Sin embargo, es una idea que ya varios expertos han refutado. No está demostrado que en las mujeres opere un reloj biológico que promueva instintivamente el deseo de ser madre, son otras las causas que hacen que una mujer lo decida pero no el instinto», explicó a ABC la psicóloga Marisa Díaz.

Las nuevas generaciones cada vez se preocupan más por el cuidado de la tierra y las consecuencias de lo que hacen y consumen para el resto de la humanidad. Por eso, en una era en la que vemos cada vez más noticias sobre contaminación, sobrepoblación, calentamiento global y huella de carbono, muchos se preguntan si tener hijos puede ser una manera de perpetuar los problemas que enfrenta nuestro planeta.»Escoger no tener hijos es uno de los mayores pasos que los estadounidenses pueden dar para limitar el tamaño de su huella ambiental», escribe la autora Lisa Hymas en la revista Time.

TEXTO: RODRIGO GONZÁLEZ