Categorías
Embarazo

Parteras: una alternativa

Ahora tienes la opción de elegir la partería moderna y recibir con seguridad a tu bebé en la paz de tu hogar, bajo el amparo de otra mujer que te asistirá con sabiduría, experiencia y calidez en ese momento tan importante y especial para ti

 

Edición: Mayra Martínez Asesoría: Araceli Gil, partera Fotos: iStock

 

Dar vida es un acto mágico y profundamente espiritual. Por fortuna, existe una alternativa capaz de combinar el conocimiento adecuado con un trato humano y respetuoso para hacer que el parto recupere su verdadera dimensión. La partería está adquiriendo cada vez más fuerza como una opción para mujeres que desean un alumbramiento más humano, en el que ellas y sus hijos sean los verdaderos protagonistas.

Las parteras son profesionales que estudiaron medicina y se han entrenado en el ámbito tradicional. Comprometidas con las embarazadas, les ofrecen orientación prenatal, asistencia en el nacimiento y apoyo durante el posparto, sobre todo por el tema de la lactancia. En México existen muchas parteras profesionales muy bien preparadas, avaladas por el sector salud a través de certificaciones y con especializaciones que, además, son herederas de una tradición con raíces muy ricas.

TODAS LA MUJERES TIENEN LA OPCIÓN DE ELEGIR CÓMO TRAER AL MUNDO A SU BEBÉ, SIEMPRE INFORMADAS DE LOS PROS Y CONTRAS DE TODAS SUS ALTERNATIVAS.

En un estudio del British Journal, realizado con cinco mil mujeres de Canadá y Estados Unidos que habían sido atendidas por parteras, se encontró que el 90 % de ellas se declararon sumamente satisfechas con la experiencia. ¿Te llama la atención esta opción?

En México, la Secretaría de Salud otorga certificaciones a las parteras; así puedes empezar a buscar alguna.

Revisa qué otros estudios tiene la partera, como psicoprofilaxis, enfermería obstétrica, salud reproductiva… Entre más herramientas tenga, es mejor.

Conocerla en persona es muy importante para que te sientas segura, lo mismo que buscar y escuchar las referencias de otras mujeres atendidas por ella

 

 

VENTAJAS SOBRE LA HOSPITALIZACIÓN

No tienes restringida tu movilidad con sueros.

Eliges la posición que más te acomode.

Tienes la libertad de elegir quién te acompañará (la presencia de tu pareja tiene un gran efecto para aliviar el dolor).

Te dan a tu bebé de inmediato para crear el vínculo mamá-hijo.

 

UNA PARTERA ACOMPAÑA A LA MUJER EN SUS TEMORES Y ALEGRÍAS FRENTE AL PARTO.

 

ESTE ARTÍCULO FUE PUBLICADO POR PRIMERA VEZ EN LA EDICIÓN DE OCTUBRE DE LA REVISTA PADRES E HIJOS