Padres e hijos
Publicado por

Creado:

Actualizado:

Esta es una pequeña guía para ayudar a tu niño a crearse metas, ¡y cumplirlas! Sin duda, lo ayudarás a saber formar (en su momento) un proyecto de vida que le dé mucho bienestar. ¡Será una gran aventura para ambos!

Desde temprana edad es importante que le enseñes a tu niño a plantearse y alcanzar metas porque ello le permitirá tener el “hábito” de hacer realidad sus sueños, lo cual no sólo le dará la visión a futuro necesaria para establecer un proyecto de vida, también para sentirse satisfecho consigo mismo al percibirse capaz de conseguir lo que quiere y necesita. Además, conservar la mente y pensamientos dirigidos a un objetivo lo animarán; está comprobado que son una razón para vivir, son parte del sentido de vida.

Los psicopedagogos señalan que es importante que al enseñarles a los niños a establecerse metas, éstas deben ser acordes a su realidad y alcanzables para ellos, aunque con nuevos desafíos que los motiven. También deben contener tareas específicas para lograr su meta y enseñarlo a evaluar los resultados. Te dejamos este paso a paso con espacios muy prácticos para que tu niño y tú se diviertan aprendiendo esta valiosa lección de vida. ¡A crear!

YO QUIERO…

LLENA ESTA HOJA CON TU NIÑO PARA QUE APRENDA A TENER CLARO LO QUE QUIERE Y CÓMO LO VA A LOGRAR.

 

PASO 1: definan la meta; tiene que ser algo en verdad muy importante para tu niño para que así sienta que vale la pena el esfuerzo que hará. Ayuda mucho formular este deseo en positivo, algo que quiere hacer, en lugar de algo que no desea hacer. “Deseo que haya unicornios en mi fiesta de cumple” en lugar de “ya no quiero disfrazarme de princesa en mi fiesta”.

PASO 2: escojan sus metas chiquitas, aquellas tareas que deberá hacer para obtener su meta grandota: cuándo hará estas tareas, dónde y cómo. (ve a la hoja de trabajo).

PASO 3: asegúrate de que su meta sea algo que pueda hacer y que realmente dependa de él; platícalo con él para valorarlo y sondear su actitud frente a las tareas.

PASO 4: de ser necesario, ayúdalo a dividir su meta en etapas; por ejemplo, si lo que desea es aprender a nadar, habla con el instructor para formar un plan: primero debe perder el miedo al gua, luego flotar, sumergirse… Conforme vaya logrando estas metas sencillas se entusiasmará más y tomará más ímpetu.

PASO 5: cuando logre las metas secundarias, celébralo y recompénsalo.

Por Jessica López Cervantes

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

https://www.padresehijos.com.mx/asi-crece/5-motivos-halagar-tu-hijo/

 

 

tracking

Recomendamos en...

Recomendamos en...

Recomendamos en...

Recomendamos en...

SOFIA

Un pasajero con mucha vista

Sumérgete en este artículo de un pasajero con mucha vista, quien transforma un simple viaje en una travesía llena de observaciones y descubrimientos inesperados.

Recomendamos en...