Padres e hijos

Niños que hablan solos son más inteligentes, según la ciencia

Si tu peque suele hablar solo, ¡no te asustes! Es muy bueno para él.

Publicado por

Creado:

Actualizado:

Si tu peque suele hablar solo, ¡no te asustes! Es muy bueno para él.

Es normal asustarnos un poco o sorprendernos al ver que una persona habla sola. Esto le ocurre incluso a los niños desde que son muy pequeños. Pues según investigaciones, los niños que suelen hablar solos en voz alta son más inteligentes.

 

Según estudios científicos, hablar en voz alta con uno mismo ayuda a pensar de forma más óptima y a tomar mejores decisiones, facilita a organizar los pensamientos y también es una herramienta de superación personal.

 

Los niños que hablan consigo mismos lo hacen en tres situaciones: antes de hacer algo, mientras lo hacen o después de que lo hacen. Y puede ser en casi cualquier momento y sutiación: cuando van caminando por la calle, al momento de jugar o incluso antes de dormir.

 

Y el que se exprese solo en voz alta tiene grandes beneficios, entre ellos:

 

-Aprender a pensar, pues al hablar en voz alta estimula el pensamiento lógico.

 

-Es una forma de expresar sentimientos y emociones.

 

-Es un estímulo para desarrollar su lenguaje.

 

-Conoce mejor su entorno y reflexiona sobre él.

 

-Mejor orden de los pensamientos.

 

-Mejor emprendimiento y desarrollo de sus actividades.

 

-Su memoria trabaja más rápido.

 

-Refuerza lo aprendido.

 

-Se conoce mejor a sí mismo.

 

 

tracking

Recomendamos en...

Recomendamos en...

Recomendamos en...

Recomendamos en...

En la reserva de Cozumel habita una gran variedad de especies tanto de flora como fauna

Un gran acuario natural: Parque nacional, arrecifes de Cozumel

Entre las 26 Áreas Naturales Protegidas pertenecientes a la región península de Yucatán y el Caribe mexicano, destaca el Parque Nacional Arrecifes de Cozumel que, localizado al sur de la isla quintanarroense, es una importante reserva de la biosfera y un destino turístico internacional.

Recomendamos en...