Padres e hijos

¿Es bueno ocultar los sentimientos negativos frente a nuestros hijos?

Publicado por

Creado:

Actualizado:

Según estudios, no es bueno ocultar los sentimientos negativos a nuestros hijos

Durante años los padres han seguido un claro mandato cultural: hay que contener las emociones negativas delante de los niños y mantener la compostura. Es necesario ocultar la tristeza o frustración y mostrar la mejor cara.

Así, garantizan a sus hijos una infancia feliz y equilibrada. Sin embargo, según los últimos estudios psicológicos, podríamos equivocarnos al ocultar las emociones negativas a los más pequeños.

Consecuencias perjudiciales

El estudio realizado por científicos de la Universidad de Toronto sugiere que cuando un padre reprime o disfraza sentimientos negativos, hay consecuencias perjudiciales para el bienestar de los padres y para la relación padre-hijo.

Los investigadores descubrieron que cuando los padres sentían emociones negativas, como la ira, la frustración y el resentimiento, y los ocultaban a sus hijos, los padres experimentaban una menor calidad de relación y una menor capacidad de respuesta a las necesidades, el bienestar y la autenticidad de sus hijos.

De hecho, reprimir las emociones y sentimientos es una tarea muy exigente desde el punto de vista cognitivo y emocional que termina desgastando a los padres y puede hacer que se “desconecten” de sus hijos. Como resultado, los niños pierden la sintonía emocional con sus progenitores y pueden interpretar ese comportamiento como distracción, desinterés o incluso rechazo.

tracking

No te pierdas...

Recomendamos en...

Operación de cataratas

Resuelve todas tus dudas sobre la operación de cataratas

Más de 400.000 personas al año se operan de cataratas solo en nuestro país. Una cirugía que hoy en día es habitual, pero que logra salvar a muchas personas de la ceguera. A pesar de ser muy común, cuando llega el momento siempre surgen muchísimas dudas y hoy vamos a solucionar muchas de ellas.

Recomendamos en...

Alfa

Así fue como un ingeniero español creó el primer automóvil de Grand Prix

El Alfa Romeo Tipo 512 estrenó una arquitectura que hoy adoptan todos los vehículos de Formula 1 que compiten en el “Gran Circo”: motor detrás y piloto delante. Una solución que aportaba importantes ventajas en materia de reparto de pesos, prestaciones y visibilidad

Recomendamos en...

Recomendamos en...

Recomendamos en...