Padres e hijos

¿Qué tipos de hermanos son tus hijos?

Los hermanos son las piezas principales de cualquier familia y quienes, desde pequeños, representan las primeras interacciones sociales. ¿Sabes qué tipo de hermanos son tus hijos? ¡Identifícalos!

Publicado por

Creado:

Actualizado:

Los hermanos representan las primeras interacciones sociales de los niños. ¿Sabes qué tipo de hermanos son tus hijos? ¡Identifícalos! Ayúdalos a llevarse mejor y a crecer el amor entre ellos.

Todos los niños son diferentes, así como sus personalidades, por ello te describimos a continuación…

Los tipos de hermanos más representativos:

El amigo
Este tipo de hermano siempre está dispuesto a escuchar, cuidar a los hermanos menores y jugar con ellos. Nunca defraudará la confianza de alguien y siempre estará para cuando lo necesiten.

El Bully
Este tipo de hermano es el que golpea o simplemente molesta por juego.

El protegido
Suele ser el hermano más pequeño. Generalmente, es quien resulta más útil para convencer a los papás de algo. Es el más protegido de papá y mamá para que no se aprovechen de él.

El bribón
Es el típico hermano que siempre echa de cabeza y no desaprovecha oportunidad para poner a cualquiera de sus hermanos en evidencia con sus padres.

El cómplice
Ambos pueden cubrirse el uno al otro, puede ayudar a inventar pretextos y no delega a sus demás hermanos o amigos.

La fashionista
Es la hermana que siempre está al último grito de la moda, leyendo revistas juveniles y revisando lo ‘trendy’ de la semana.

La popular
Es la típica hermana que siempre está lista para salir con sus amigas y cuando un hermano le pide que le presente a unas de sus amigos, ella no lo permite y se molesta.

Te invitamos a leer también:

https://www.padresehijos.com.mx/ser-familia/amor-hermanos-relacion-educacion-mayor-menor/

 

tracking

No te pierdas...

Recomendamos en...

Recomendamos en...

Recomendamos en...

Recomendamos en...

Recomendamos en...

5e32c5c25bafe85c0a73a393

Las terribles consecuencias de no dejar gatear a los bebés

No todos los bebés gatean antes de empezar a andar. Muchos comienzan a ponerse de pie directamente, sin pasar por este paso. Pero, si lo hace, es mejor dejarlo: los podólogos advierten de las consecuencias de que nos dejemos a los bebés gatear.