Categories
Así Crece

5 cosas que hacen feliz a un niño

Los objetos más pequeños y sencillos proporcionan una mayor capacidad de disfrute e incentivan la imaginación de los niños, lo cual favorece su desarrollo psicomotriz.

Los objetos más pequeños y sencillos proporcionan una mayor capacidad de disfrute e incentivan la imaginación de los niños, lo cual favorece su desarrollo psicomotriz.

Para ver a un niño feliz, no se necesitan de grandes recursos o de juguetes carísimos; por el contrario, los objetos más triviales pueden otorgarle a tu pequeñín una gran satisfacción. Es por esta razón, que muchas veces no entendemos por qué su sonaja o muñeco de tela son sus “amigos inseparables”. A continuación, te presentamos cinco sencillas cosas que pueden hacer muy feliz a tu nene.

 

1. Romper papel. Ya sea por el sonido, la textura o el simple hecho de manipular algo con sus manos, a los niños les encanta romper cuanta cosa les pongas enfrente, sobre todo el papel. Déjalo que se fascine con esto y dale muchas revistas o periódicos para destrozarlos, solo ten algunas precauciones para que no se lo lleve a la boca.

 

2. Vehículos. Los pequeños, sobre todo los varones, tienen gran fascinación por los trenes, coches, aviones y todo tipo de transporte que pueda conocer. Por ello, puedes planear una visita a la estación de autobuses o a un aeropuerto cercano. De esta manera, tendrá un mayor acercamiento con aquello que le encanta, lo cual sin duda lo hará muy feliz.

 

3. Envolturas. Sucede algo similar a romper papel, pero sienten una extraña curiosidad por abrir los regalos, por lo que si envuelves cualquier detalle en una caja con mucho papel, moños, etc? le darás motivo para sentirse contento al tratar de abrirlo y explorarlo.

 

4. Luces. Apaga la luz de su habitación y juega con una lámpara a hacer figuras en el techo o en la pared. A tu pequeñito le encantará seguirla y se pasará un buen rato tratando de descubrir qué es y de dónde proviene.

 

5. Música y baile. Ésta es una de las cosas que más feliz hace a los niños. Prepara el escenario y, junto con él, interpreten toda clase de canciones y ritmos. Para hacer este momento más divertido, ten a la mano algunos cambios de vestuario con mucho color, plumas o lentejuelas.

 

Recuerda que si bien la risa es la expresión de alegría de un niño, te aseguramos que tu compañía, atención, respeto, confianza y seguridad, es lo que propicia la verdadera feicidad de tu tesoro, ya que se siente querido y amado.