Categorías
Así Crece

¿Tu hijo no quiere convivir con los demás niños?

Convivir con las personas y afianzar lazos afectivos con quienes convivimos día a día, es una fuente de felicidad y, en el caso de los niños, determina la mayor parte de sus pensamientos y emociones en la vida adulta. Pero, si has notado que a tu hijo no le gusta estar con otros niños o adultos, no te preocupes de más. Existen razones que son muy naturales en su desarrollo.

Por ello, es importante hacer una revisión de las razones por las cuales un niño no quiere convivir con los demás y, que ofrezcas a tu hijo un modelo de confianza en el mundo, herramientas para desenvolverse que le permitan establecer relaciones saludables y placenteras. No, no es muy pronto para hacerlo, es justo el momento oportuno.

Vamos, juega con los demás

Cuando se trata de la socialización de los hijos no hay puntos medios: o te parece bien que se pasen el día jugando solos o te preocupa profundamente socializarlos, para lo cual resulta imprescindible llevarlos a la guardería, pasearlos por el parque cada vez que puedas y acudir a todos los eventos donde haya padres con hijos.

Sin embargo, hasta los dos años los pequeños se centran casi exclusivamente en la vida familiar (aunque le enriquecen todas las relaciones), y a partir de esta edad cada niño «despierta» a los demás cuando está preparado. No se puede forzar. Por lo mismo, no te debe extrañar que hasta esta edad, solo quiera estar en los brazos de papá o de mamá.

En este caso, no permitas que tu preocupación de que no aprenda a relacionarse, te lleve a transmitirle ideas equivocadas de sí mismo. Cada vez que, al verlo jugar solo, le insistes para que juegue con otro niño, le estás transmitiendo que hay algo malo en su actitud, cuando no es así en absoluto.

Como en todos los aspectos de la vida, cada pequeño tiene su ritmo y da el siguiente paso cuando se siente preparado para hacerlo. Si a tu nene de dos años no le interesan los demás, no hay nada de qué preocuparte. Si a tu pequeño de cuatro años no le interesan los demás, entonces sí debes preguntarte qué está pasando y tomar cartas en el asunto.

Felipe Salinas