Categories
Así Crece

Claves para usar un baño público con tu peque

Si vas a utilizar un baño público con tus peques, conoce la información para cuidar de su salud y su seguridad.

Si vas a utilizar un baño público con tus peques, conoce la información para cuidar de su salud y su seguridad.

Cada vez que salimos con nuestros hijos y necesitamos usar un baño público para atender sus necesidades, debemos tomar ciertas medidas para cuidar su seguridad e higiene.

 

Los baños públicos pueden ser escenario de un cuadro de infecciones y otro tipo de riesgos para los pequeños. Es por eso que compartimos contigo estas medidas para que puedas cuidar la salud y seguridad de tus hijos:

 

Procura que usen el baño antes de salir: lo ideal sería evadir el uso de un baño público, por lo que es mejor que tus pequeños hagan del baño antes de salir de casa.

 

Para usar el cambiador: antes de acostar a tu bebé para cambiarle el pañal, limpia la superficie del cambiador con una toallita húmeda y agrégale un poco de gel antibacterial. También utiliza una cobijita para evitar el contacto directo con el mueble.

 

Para el inodoro: si tu peque ya no usa pañal, procura limpiar el borde de la taza del baño e indicar a tu pequeño que evite el mayor contacto posible para evitar salpicaduras.

 

No los dejes ir solos: siempre acompaña a tus hijos al baño, aunque  estos parezcan seguros. Si eres mamá de un niño menor de 6 años, puedes ingresar con él al baño de mujeres; si ya es mayor, procura esperarlo lo más cerca a la puerta del baño de hombres.

 

En caso de que seas papá y tengas una niña, hay baños en los que puedes ingresar a tu hija al baño de hombres. Lo importante es evitar que se quede sola con extraños.

 

TE RECOMENDAMOS: Mi hijo no puede ir al baño solo

 

 

 

 

Siempre indica a tus peques que procuren utilizar el baño más cercano a la puerta y que te indiquen con voz fuerte que ya han terminado de hacer sus necesidades.

 

Ve preparada: hay baños que no cuentan con el papel necesario o en ocasiones nos tocan lavabos sin agua y sin jabón, por lo que no debes olvidar traer en tu bolso papel de baño o toallitas, y gel o crema antibacterial. También es recomendable usarlos aunque se hayan lavado las manos.

 

Los baños no son para jugar: aunque parezcan de pronto inofensivos, muchos niños se entretienen jugando con el agua del lavabo o con el secador de aire. Explícales que deben utilizar el baño y salir en cuanto puedan.

 

Una buena noticia es que muchos baños ya cuentan con elementos que pueden ayudarnos como papás a utilizar los baños con mayor seguridad e higiene para nuestros hijos, tales como cambiadores de pañal mixtos, cangureras en los sanitarios y lavabos a la altura de los pequeños. Pero aún falta que estas medidas se implementen en diferentes sitios. Así que recuerda salir preparada y evitar complicaciones.

 

TE PUEDE INTERESAR: Tips para viajar con tu hijo en transporte público