Categorías
Así Crece

¿Por qué mi peque se comporta como un bebé?

Es normal que vuelva a hacerse pipí o pida de nuevo el biberón. Necesita dar pasos hacia atrás para tomar impulso y seguir adelante.

Es normal que vuelva a hacerse pipí o pida de nuevo el biberón. Necesita dar pasos hacia atrás para tomar impulso y seguir adelante.

Muchos pequeños aterrizan en la niñez sin sobresaltos y, salvo pequeñas concesiones como seguir pidiendo que mami lo vista, van madurando. Pero otros, quizá por estar menos preparados para tanta presión o por las circunstancias, comienzan a mostrar ciertos desajustes en esa que pensabas que era una línea recta evolutiva: hablan de nuevo como un bebé, piden chupón o mamila. se hacen pipí, etc. A lo largo de su desarrollo observas grandes logros, pero también regresiones, y todo ello forma parte de lo normal. ¿Qué hago? Padres e hijos te dice qué para que tu nene supere esta etapa y sigue evolucionando.

 

Una respuesta en tres fases

 

Al principio tu actitud debe ser de cariño, tolerancia y comprensión. Nunca debes enojarte con el niño o cuestionarlo. Al contrario, debes estar a su lado y mostrarle que no pasa nada por dar un paso atrás de vez en cuando. Si pasan alrededor de dos semanas y sigue igual, incentiva a tu hijo para que camine nuevamente hacia adelante, mostrándole los beneficios de comportarse según sus capacidades.

 

Vuelve a hacerse pipí en la cama

 

Tener escapes ocasionales es algo habitual que no debe preocuparte, inclusos se prolonga un poquito, pues salvo causa importante, lo más normal es que respondan a un periodo de nerviosismo, que remitirá por sí solo. A algunos pequeños, tras el primer escape, les inquieta tu preocupación o reacción inapropiada (enojo) y es esa misma presión la que hace que se repita la misma situación. Por eso es muy importante tratar el tema con naturalidad y dejarle claro a tu hijo que los niños grandes también tienen escapes.

 

Pide el biberón

Cuando llega un hermanito, el primogénito necesita reubicarse respecto a mamá y al <>, ya que pasa de ser el peque de la casa a ser el hermano mayor. No es extraño que ante la incertidumbre del cambio, el niño quiera dar marcha atrás como un cangrejo, y reposicionarse con fuerza en ese trono que, durante tiempo, le ha pertenecido para asegurar tu amor. Debes explicarle al <> hermano mayor que el bebé necesita el biberón, y negociar otra forma o momentos de ofrecerle el cariño y cercanía que él requiere.

 

Llora para pedir lo que quiere

 

Pasar del llanto a la expresión oral no es tan fácil y, en ocasiones, tu hijo vuelve a llorar para todo. En este caso debes ayudarle a que se apoye en las palabras para hablar y expresar sus sentimientos. Sí puedes permitirle volver a adoptar expresiones de cuando era más pequeño, pero sin olvidar que este tipo de lenguaje indica que necesita más atención de mamá y papá.

 

Si después de tres semanas no observas ningún cambio notable, pese haber actuado con cariño y paciencia, es el momento de indagar en otras posibles causas que le estén afectando. Problemas en la escuela o en la familia, un cambio de casa, son situaciones que pueden generar ansiedad en el pequeño.