Padres e hijos

Potencia su autoestima desde pequeño

A partir del primer año, el bebé tiene noción de sí mismo y es consciente de lo que puede o no puede hacer. Los padres deben potenciar su confianza en sí mismos siempre que puedan.

Publicado por

Creado:

Actualizado:

Potencia su autoestima desde pequeño

A partir del primer año, el bebé tiene noción de sí mismo y es consciente de lo que puede o no puede hacer. Como papás deben potenciar su confianza siempre que puedan.

Sé el mejor para tu hijo…

https://www.padresehijos.com.mx/ser-familia/10-consejos-para-ser-un-mejor-papa/

Potencia su autoestima desde pequeño

Los niños aprenden a medida que adquieren nuevas habilidades y estos logros le dan confianza en sí mismo. Las reacciones de los demás ante sus actos influyen en su autoestima.

Un niño con buena autoestima fortalecerá su personalidad y será positivo y feliz. Afrontará mejor las pequeñas frustraciones y se adaptará mejor al mundo que le rodea.

¿Cómo lo ayudo?

  1. Alégrate por sus pequeños logros o por su esfuerzo para conseguirlos.
  2. Llénalo de calificativos positivos, exprésale siempre lo bueno que es, lo bien que ha hecho las cosas y cuánto lo quieres.
  3. Expresa tu cariño con mucho contacto físico. Esto le crea una maravillosa sensación de seguridad y de ser muy querido.
  4. Si la frustración por conseguir algo lo desborda, abrázalo y anímalo orientándolo hacia otra actividad que ya domina.
  5. Facilítale los retos en pequeños pasos para que cada uno suponga un logro independiente del anterior.

Ten una buena comunicación con tu hijo y escúchalo con atención.

¿Tu hijo te platica?

Foto: Getty Images

Pon atención a esto…

https://www.padresehijos.com.mx/asi-crece/la-relacion-de-tu-hijo-con-su-mejor-amigo/

tracking

No te pierdas...

Recomendamos en...

Recomendamos en...

Recomendamos en...

Recomendamos en...

Recomendamos en...

5e32c5c25bafe85c0a73a393

Las terribles consecuencias de no dejar gatear a los bebés

No todos los bebés gatean antes de empezar a andar. Muchos comienzan a ponerse de pie directamente, sin pasar por este paso. Pero, si lo hace, es mejor dejarlo: los podólogos advierten de las consecuencias de que nos dejemos a los bebés gatear.