Categorías
Padres e Hijos

Cómo evitar accidentes de niños en vacaciones

En vacaciones, los accidentes de niños aumentan ya que están más expuestos al sol y a actividades al aire libre.

En vacaciones, los accidentes de niños aumentan ya que están más expuestos al sol y a actividades al aire libre.

De acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), durante las vacaciones los accidentes de niños aumentan hasta en un 25%. Estos están relacionados a la exposición al sol, a la práctica de actividades acuáticas y al aire libre.

Para prevenir este tipo de accidentes es muy importante insistir en que los pequeños cumplan con las siguientes normas mínimas de seguridad:

Exposición solar

  1. La exposición al sol debe ser mínima en los primeros año de vida de un niño.
  2. Siempre utiliza el protector solar adecuado para el tipo de piel de tu bebé. Aplica generosamente 30 minutos antes de tomar el sol y renueva con frecuencia.
  3. Ofrécele abundantes líquidos.
  4. Además, protege a tu hijo de la radiación solar con sombrillas, gorras y gafas.
  5. Evita exponerlo al sol en las horas centrales del día.

Actividades acuáticas

  1. Enséñales a respetar las zonas de baño y la señalización de las playas.
  2. Cuídalos todo el tiempo mientras estén en la alberca o playa aunque sepan nadar especialmente cuando juegan con flotadores o salvavidas, ya que al pesar poco pueden ser arrastrados por la corriente.
  3. Pídeles salir del agua si se sienten mal.
  4. Deja pasar al menos dos horas después de la comida para ir a la alberca.
  5. Evita  que se zambullan en sitios donde no se ve el fondo o hay poca profundidad.
  6. Evitar que se bañen en zonas de riesgo de ríos, pozas naturales o bajo cascadas de agua.
  7. Enséñales a respetar las normas de seguridad de piscinas y parques acuáticos.

Foto: Pinterest

Precaución con heridas y picaduras

  1. Insiste en que utilicen calzado especial para el agua para evitar el riesgo de heridas, cortes y picaduras en los pies.
  2. Si hay riesgo de bancos de medusas conviene utilizar fotoprotectores con efecto repelente y respetar las normas de seguridad que aconsejen los servicios de vigilancia.
  3. Utiliza repelentes de insectos en las últimas horas del día y durante la noche evitando el contacto con mucosas (ojos y boca), heridas, piel quemada o pliegues profundos.
  4. En caso de los niños más pequeños se pueden proteger camas y cunas con mosquiteros.
  5. Así mismo, podemos colocar una tela mosquitera en el cochecito de estos niños pequeños procurando que los bordes de la misma estén bien ajustados.