Categorías
Ser Bebé

Decirle No a llevarlo en brazos también le da una importante lección

Aunque llevarlo en brazos genera un vínculo especial entre los padres y su hijo, la cuestión es ceder justo lo necesario: saber si tu hijo requiere brazos demasiado a menudo y si es capaz de soportar un no por respuesta.

Es muy cierto que a veces no exigen brazos por necesidad, siempre que los piden los desean, ¿y quién puede decir que la necesidad es un argumento de más peso que el deseo?

Pero, aunque es importante abrazarlo para vincularlo mejor a mamá o a papá, darle seguridad emocional, también lo es permitirle experimentar el malestar para que aprenda a tolerarlo.

Él necesita que lo ayudes a que soporte las esperas y el cumplimiento de sus deseos; a tolerar la frustración. 

A los dos años, su nivel de comprensión del lenguaje es avanzado, y ya puede entender que tú también estás cansada. Pero que lo entienda no es razón suficiente para que deje de pedirte que lo cargues. Su autocontrol es escaso y no puede soportar su malestar, a pesar del tuyo.

En cualquier caso, explícaselo, porque algunas veces resulta que… ¡funciona!