Categorías
Ser Bebé

Una sonrisa irresistible

Entre el primer y el segundo mes aparece la sonrisa social en respuesta a la voz, los cuidados y las caricias.

Entre el primer y el segundo mes aparece la sonrisa social en respuesta a la voz, los cuidados y las caricias.

Le hemos visto sonreír mientras dormía, pero, el día menos pensado, el bebé nos regalo un momento único e inolvidable: su primera sonrisa de verdad, dedicada a nosotros en exclusiva, mirándonos fijamente a los ojos. Después, llegan los gorjeos y las carcajadas contagiosas. Con los años, podemos olvidarnos de si pasó o no la varicela o cuántos años tenía cuando se le cayó su primer diente, pero lo que nunca olvidan los padres es la emoción que sintieron al recibir, por sorpresa y a bocajarro, la primer sonrisa de su pequeño.

 

Primeras semana de vida: sus sonrisas son reflejas. Aparecen con más frecuencia durante el sueño, aunque también en algunas ocasiones al despertar o como respuesta a una caricia suave.

 

Primer mes: sonríe ante estímulos externos, somos la voz de su madre o si le ponemos las manos juntas para aplaudir.

 

Entre las semanas 5 y 8: puede sonreír antes estímulos visuales como movimientos de luces, de la cara humana, de objetos brillantes.

 

Entre las semanas 9 y la 12: la sonrisa ya es plenamente social. En esta etapa los bebés responden abiertamente a las caras humanas y, hacia los 3 meses, la sonrisa se encuentra casi siempre en las interacciones sociales.

 

Entre los 3 y los 4 meses: aparece la risa como respuesta a estímulos de diferentes sentidos (tacto, visión, etc.).

 

A partir de los 6 meses: los bébés sonríen  y ríen  durante las interacciones sociales con personas cercanas.

 

Entre los 10 y los 12 meses: sonríen abiertamente cuando llega una persona conocida, se ríen a carcajadas con juegos de interacción.