Categorías
Ser Mamá

¿Eres una mamá como tu mamá?

AVERÍGUALO RESPONDIENDO CON SINCERIDAD LAS SIGUIENTES PREGUNTAS

Muchas mamás, cuando educan a sus hijos, recurren a la experiencia de sus madres, lo cual es de valiosa ayuda porque ellas ya pasaron varias cosas que tú estás apenas por vivir. Pero también es cierto que no todos los consejos aplican para tu hijo y para ti. Busca siempre seguir tu criterio para tomar lo mejor que tu mamá y todas las demás personas pueden aportarte para mejorar tu estilo de crianza.

 

1. Tienes una idea plena de cómo educar a tus hijos porque:

 

a. Te preparas a diario con libros, consultas expertos (pediatra, psicólogo, maestra de preescolar…) y tratas de ver programas especiales enfoca- dos a la educación.

b. Tienes claro lo que quieres que ellos aprendan a lo largo de su vida contigo, por lo que te dejas llevar por tu intuición y experiencia para hacerlo.

c. Casi siempre sabes lo que quieres, aunque luego dudas.

 

2. Alguien te hace un comentario sobre tu manera de educar y tú…

 

a. Piensas que cualquiera es libre de opinar como mejor le convenga: tú sabes lo que haces.

b. Dudas, pues quizás esa persona tenga más experiencia que tú.

c. Le das toda una explicación del por qué actúas así con la finalidad de hacerle ver que haces lo correcto.

 

3. ¿Qué haces si tienes que salir y no puedes llevar a tu hijo?

 

a. Por lo general contrato a una persona.

b. Se lo dejo a mi mamá.

c. Por fortuna nunca falta la amiga o cuñada que lo quiera cuidar.

 

 

4. ¿Cómo calificas la educación que te dio tu mamá?

 

a. Buena: hacía lo correcto y hoy en día soy quien soy en gran parte gracias a ella.

b. Desde que soy madre admiro mucho más su labor.

c. Buena; creo que ella tenía muy claro cómo debía guiarme.

 

5. ¿Cómo actúas ante los berrinches?

 

a. Te armas de paciencia y calma y tratas de buscar la solución.

b. Llamas a tu mamá porque siempre tiene buenos tips.

c. Tomas el teléfono y llamas al pediatra para pedir orientación; o bien, lo platicas a detalle con un especialista (como la psicóloga o maestra de tu chiquito).

 

RESPUESTAS:

 

SI TIENES CINCO A:

¡Felicidades! Has logrado imprimir tu personalidad a la maternidad. Nada como dejar fluir lo que hay dentro de ti para sentirte plena y realizada. Claro que pides consejos a tu mamá y los sigues; sin embargo, estás segura de cómo quieres educar, cuidar y apoyar a tu hijo. Esto te ayudará a crear un vínculo indestructible entre ustedes. Disfruta la gran aventura de ser mamá.

 

SI TIENES CINCO B:

Eres el reflejo de tu madre. Es común que esto ocurra, puesto que ella es tu más cercana referencia de lo que se debe o no hacer; además, por el cariño y confianza que le tienes. Ahora tendrás la oportunidad de reflexionar qué tipo de mamá deseas ser y cuál sería la mejor forma de educar a tu chiquitín. Explota ese potencial maternal que posees.

 

SI TIENES CINCO C:

Estás en el extremo opuesto: “Todo menos parecerme a mi madre”. De manera inconsciente haces hasta lo imposible para no reproducirla. Busca relajarte y trata de aceptar que tendrás conductas semejantes a las de ella, esto es lo normal. Solo intenta imprimir tu autenticidad.