Categories
Así Crece

3 tips para aprender a comer con cuchara

Tarde o temprano tiene que enfrentarse a ella, ya que forma parte de su desarrollo incluir sólidos en su dieta. En un inicio no fácil pero con practica lo logrará.

Tarde o temprano tiene que enfrentarse a ella, ya que forma parte de su desarrollo incluir sólidos en su dieta. En un inicio no fácil pero con practica lo logrará.

1.    En la periquera

 

Cuando se pueda mantener sentado, el mejor lugar para comer será su sillita especial. Puedes dejarlo practicar solo o, si lo prefieres, empieza dándole tu misma. Cada vez que le ofrezcas de comer anímalo a que tome la cuchara. En la periquera puede probar mancharse, tomar la cuchara dejarla, mojar los dedos, meterlos en el plato. Está practicando. Es bueno que experimente, al principio lo hará con torpeza, pero al final terminará siendo un experto.

 

2.    En brazos de mamá

 

Cuando el bebé es pequeño resulta más cómodo sentarlo en tus piernas y ofrecerle unas cuantas cucharadas, nunca demasiado llenas, asegurándote, por supuesto, de que no está caliente. Lo normal es que al principio ponga cara de asco y tire el alimento fuera con la lengua. Si se niega a abrir la boca no hay que insistir, prueba más tarde. Después de comer puede ofrecerle agua. En vez del biberón lo mejor es empezar con la taza entrenadora.

 

3. Qué no debes hacer

 

El avioncito. Engañar al bebé con cancionistas o cualquier otra forma de distracción no es el mejor método para que aprenda comer sólidos. Quizá de esta forma consigas que comas más rápido, pero no lo hará mejor.

 

Darle de comer. Es cierto que terminas antes, se mancha menos y, algunas veces, si hay prisa, no queda más remedio. Pero es importante respetar su ritmo. Los niños aprenden ensayando también a comer: llevar la cuchara al plato, llenarla (sin ayuda de las manos) y metérsela en la boca (no en la nariz ni en los ojos) lleva su tiempo.

 

Regañarlo o premiarlo. Pronto lo hará bien, lo más importante en este proceso es tener paciencia.