Categories
Así Crece

Actividades para estimular el lenguaje de tu bebé

¿Tu peque dice muy pocas palabras o sólo se da a entender por señas? Tienes que seguir leyendo esto.

¿Tu peque dice muy pocas palabras o sólo se da a entender por señas? Tienes que seguir leyendo esto.

Muchos bebés tardan en hablar más que otros, algunos creen que se debe a la falta de estímulos o simplemente a que les damos todo y atendemos a sus deseos por medio de señas. Por otro lado, estudios revelan que el retraso en el habla es más común en niños que en niñas. Pero lo que sí es un hecho es que tú puedes ayudarle a soltarse más y lograr decir sus primeras palabras. Te damos algunos tips para lograrlo.

Ejercita los movimientos de los órganos que intervienen en la fonación como son los que participan en la succión, la deglución, la masticación, la absorción, el soplo, etc. Se pueden utilizar recursos como: mandar besos; soplar en popotes, espantasuegras, flautas; inflar globos; hacer gárgaras; jugar con expresiones faciales (risa, susto, llanto, sorpresa?

 

Utiliza palabras cortas para hablarle al pequeño. De 1 o 2 sílabas, como ‘ven’, ‘toma’… casi siempre las mismas, de una manera clara y exagerando la entonación e ir aumentando el número de palabras para aumentar su vocabulario.

 

Usa frases sencillas y cortar para facilitar su entendimiento. La utilización de las frases debe seguirse de una demostración para que pueda fácilmente identificar su contenido. Por tanto, es preciso que sean cortas, sencillas, y asociadas a las acciones como por ejemplo, ‘mamá baña al bebé’ o ‘bebé toma leche’.

 

Canciones, cuentos y adivinanzas. A partir de l os 2 o 3 años, los niños ya podrán aprender versos, canciones, y cuentos muy cortitos. Las adivinanzas, los trabalenguas y las canciones de cuna y de corro, pueden ayudarles a potenciar el lenguaje y la memoria.

 

Estimula la expresión espontánea del lenguaje. Hablarle el mayor tiempo posible aprovechando cualquier circunstancia cotidiana como: visitas al parque, al supermercado, a la alberca.

 

Preguntas con distintas respuestas. Utilizar preguntas que no sólo generen respuestas afirmativas o negativas (sí o no), sino que favorezcan la elección de las cosas.

 

Respeta sus tiempos y dale la oportunidad de hablar. Es muy importante que intentes conversar con él respetando su ritmo, su esfuerzo, y que sigas animándolo con premios y elogios. Si el niño se equivoca, evita criticarlo.

 

Anímalo a pedir verbalmente lo que desee. Para estimular el lenguaje de tu bebé, evita dar por sentado que entiendes la actitud gestual de tu hijo. Así, tu bebé se esforzará para decirte las cosas que necesita comunicar.

 

Haz actividades dirigidas a mejorar su psicomotricidad. Equilibrio, orientación en el espacio y, en general, destreza y precisión en los movimientos: jugar con la arena, andar en bicicleta, pintar, dibujar, jugar con plastilinas, etc. Así, le estarás ayudando a expresarse, y a comunicarse socialmente.