Categories
Así Crece

Consejos para evitar que tu bebé se convierta en un niño melindroso

Todos los pequeños pasan por una etapa en la que se vuelven más selectivos con los alimentos. Pero esto se puede prevenir con tiempo.

Todos los pequeños pasan por una etapa en la que se vuelven más selectivos con los alimentos. Pero esto se puede prevenir con tiempo.

En los tres primeros años de vida, los niños forman el paladar que tendrán para toda la vida y por ello es la mejor etapa para inculcarle hábitos de alimentación y enseñarle a comer de todo.

Con el tiempo, la mayoría se vuelven más selectivos y definen lo que les gusta y lo que no.

Pero los expertos dan varias recomendaciones para evitar que no sea un niño quisquilloso:

Darle desde los seis meses y hasta el año de edad, papillas de todo tipo de alimentos.

No agregar sal, azúcar o condimentos.

No mezclarlos para evitar que confundan los sabores.

No adelantes la ablactación.

No le des frutas antes que verduras.

Evita forzarlo al comer.

Jamás uses la comida como un premio o castigo.

A partir de los 13 meses, debes integrarlo a la dieta familiar.

Busca equilibrio entre verduras y frutas, cereales, tubérculos y alimentos de origen animal.

Conoce las mejores recetas de cocina en Cocina Fácil