Categories
Así Crece

Pequeños chefs

¿Demasiado pronto para cocinar? En absoluto, ya puede ayudarte a preparar recetas sencillas y deliciosas.

¿Demasiado pronto para cocinar? En absoluto, ya puede ayudarte a preparar recetas sencillas y deliciosas.

A Marcela le encanta cuando su madre le pone su minidelantal de colores y le deja ayudarla a hacer la cena. Está feliz porque, además, se ha convertido en una experta en ¡batir los huevos! Y es que entrar en ese “laboratorio mágico” que es la cocina y hacer cosas de grandes es un placer para los consentidos de la casa.

Cocinar es una forma divertida de disfrutar el tiempo libre en familia. Si los fines de semana cuentas con más tiempo de ocio, no dudes ni un segundo en pedirle a tus peques que te ayuden a preparar el desayuno y por la tarde preparen un postre especial para regalárselo a los abuelos o a sus amigos.

Yo lo guiso, yo me lo como

Se la pasan en grande y, sin darse cuenta, del modo más divertido, mejoran habilidades de su psicomotricidad fina, desarrollan su creatividad y aprenden a trabajar en equipo. Además, después de meterse a la cocina se convertirán en grandes comensales. Si ellos han ayudado a hacer un platillo será mucho más sencillo que se lo coman felices o, al menos,  que lo prueben. La mejor manera de enseñar a los niños a comer bien es cocinar y comer juntos. Tendrán una relación con la comida mucho más distendida y relajada y por lo tanto, comerán mejor.

Si se organizan con tiempo, los peques también pueden participar haciendo la lista de la compra con los ingredientes que necesitas o ayudar  con la compra en el supermercado. Incluso puedes aprovechar para darle consejos culinarios, esos que siempre se recuerdan al crecer, explicándoles como se distingue cuando una fruta ya está madura o cuando ya está echada a perder o que antes de comprar un producto dben fijarse siempre en la fecha de caducidad.

Antes de empezar, es bueno hablar con los niños sobre qué cosas de la cocina pueden ser peligrosas y establecer unas normas de seguridad. Con cinco o seis años pueden ser ya unos estupendos ayudantes de cocina, pero todo lo que represente algún peligro o sea más complicado será tarea de papá y mamá. ¡Vívelo en el Gran Día Padres e Hijos!

Conoce las mejores recetas de cocina en Cocina Fácil