Padres e hijos

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

Ya quedaron atrás las épocas en donde el castigo era la fuente más confiable para modificar el comportamiento de tu hijo/a. Ahora deberás armarte de paciencia y aplicar estas técnicas para conciliar y no perder el control.

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

Creado:

Actualizado:

Criar con paciencia a nuestros hijos parece una misión imposible. Hay que poner límites intentando no llegar a gritar o explotar. Guardar la calma, respirar o contar hasta tres antes de regañar a los pequeños serán herramientas claves para poder lograrlo. Antes de que pierdas el control con tu hijo, cierra los ojos y respira. Te damos 5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia.

A veces tu hijo saca las peores emociones que hay dentro de ti. Calma, recita en tu cabeza una y otra vez: paciencia, paciencia y más paciencia. Gritar o dejar que tu enojo se desborde en tu hijo sólo te traerá tres problemas más: te sentirás agotada, tu mente estará aturdida y tendrás la culpa de tratar mal a tu hijo.

¿Cómo no gritar?

Sobre todo, no pierdas la paciencia y no olvides que tu actitud y las relaciones familiares dentro de tu hogar son un ejemplo para tu hijo.

Si sientes que vas a perder la cordura cuando tu hijo hace alguna travesura…

.

.Keira Burton - Pexels

Sigue estas recomendaciones

1) Actúa, sin gritar. Si tu hijo hace algo que te molesta mucho, detén la acción despacio y sin arrebatos. Recuerda que tú eres el adulto en la situación y quien puede poner calma.

2) Cálmate. Si estás muy alterada, lo mejor es que dejes a tu hijo en un lugar seguro hasta que te tranquilices.

3) Desahógate. Respira hondo y suelta el aire con suavidad (exhala e inhala tanto como lo necesites). Si es posible respira a través de la nariz, esto hará que tu ritmo cardíaco se desacelere. 

.

.Pexels

4) Toma el control. Una vez que tú estés tranquila, podrás arreglar la situación. 

5) Habla con tu hijo. Está bien dejarle ver a tu hijo que su acción te molestó, te hizo enojar, te hizo sentir triste o incluso llorar, él aprenderá que mamá puede enojarse, y mucho, pero no muestres descontrol frente a él. Ofrécele un abrazo. Ayudará a conciliar y a generar empatía con lo que le pasa a mamá.

Pero ¿por qué cultivar la paciencia es importante?

La ciencia ha demostrado que la mejor forma de crianza de los niños es aplicar menos castigos. Esto forma parte de una de las premisas que la Organización de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés), publicó una guía titulada "La ciencia de la paciencia", una lista que explica por qué es importante cultivar la paciencia y dar el mensaje a nuestros hijos de que la crianza será con amor y respeto pero con límites. 

Por ejemplo, "la ciencia neurológica demuestra que el cerebro del niño no está suficientemente maduro como para enfrentar con calma una frustración. Corresponde a los padres el permanecer pacientes y calmar al niño". También explica que "cuando los padres pierden la paciencia, distraen al niño del aprendizaje real de la situación, lo cual, creará estrés y frustración". 

Ten en mente que por más mal que haya hecho tu hijo no puedes darte el lujo de estallar. Los arrebatos no educan, al contrario, te alejan de tu hijo. No es bueno que te dejes llevar por el enojo, pero sí debes mostrar tu desagrado y poner límites claros.

La ciencia de la paciencia

La ciencia de la pacienciaUNODC

tracking

No te pierdas...

Recomendamos en...

Recomendamos en...

Recomendamos en...

Recomendamos en...

Recomendamos en...

Autismo

Actividades para trabajar con un niño con autismo

El manejo de los niños con Trastorno del Espectro Autista requiere que reforcemos mediante juegos la capacidad para comunicarse y relacionarse con los demás sin generar angustia ni estrés. Revisamos varias actividades que ayudarán a consolidar estos aspectos