Padres e hijos

Así es como afecta a la salud mental de un niño tener un padre ausente

Ya sea por fallecimiento, motivos laborales u cualquier otra razón, tener padres ausentes puede traer graves afectaciones emocionales en los niños. 

Creado:

Actualizado:

La ausencia de uno de los padres (madre o padre) ya sea por motivos de trabajo, divorcio, muerte u razones más complejas como falta de responsabilidad o abandono, puede tener un impacto importante y significativo en el desarrollo de los niños. 

La figura de los padres es fundamental en la crecimiento de los niños, ya que brindan amor, apoyo, seguridad y guía. Cuando uno de los padres está ausente, los niños pueden experimentar una serie de efectos negativos que pueden impactar en más de un área en su vida y traer consecuencias durante su desarrollo. Según Laura Hernández Trejo, profesora de la Facultad de Psicología de la UNAM, la ausencia del padre o la madre (o ambos) provoca, en primer lugar, una afectaciones principalmente en lo emocional.

Por esta razón es muy importante que los padres estén presentes en la vida de sus hijos y que se esfuercen por mantener una relación saludable y duradera con ellos.

La psicóloga universitaria reveló que la ausencia de uno o ambos padres puede tener una serie de efectos negativos en los niños y los más comunes son:

  • Baja autoestima: Los niños pueden sentirse menos valiosos o importantes si sus padres no están presentes en sus vidas. Esto puede llevar a problemas de confianza en sí mismos.
  • Dificultad para relacionarse con los demás: La ausencia de un padre o una madre puede hacer que los niños tengan dificultades para relacionarse con otras personas ya que les puede faltar habilidades para crear relaciones saludables y duraderas.
  • Estrés y ansiedad: Otro factor que puede provocar la ausencia de un padre es altos niveles de estrés y ansiedad para los niños. Su fuente de preocupación será qué les ha pasado a sus padres y por qué no están con ellos.
  • Problemas en la escuela: Los niños que no tienen padres presentes pueden tener problemas académicos como dificultades para concentrarse, problemas con la autoridad al seguir órdenes y problemas al relacionarse con sus compañeros.
  • Emociones negativas: También pueden experimentar una serie de emociones negativas, como tristeza, enojo y frustración. Estas emociones no deben ser reprimidas, sino que deben ser reconocidas y tratadas de manera apropiada.

"Si el niño está enojado, triste o enojado porque mamá y/o papá no están con él, no hay que minimizar esas emociones para ‘hacerlo sentir bien’. Hay que permitir que se exprese, y es mejor sentarse y preguntarle por qué se siente así, tratar de guiarlo en esa emoción sin intentar quitársela"–Laura Hernández Trejo, profesora de la Facultad de Psicología de la UNAM

tracking

Recomendamos en...

Recomendamos en...

Recomendamos en...

Recomendamos en...

Maria Sibylla Merian

Un legado perdurable: Sibylla Merian, pionera de la entomología

Maria Sibylla Merian, nacida el 2 de abril de 1647 en Fráncfort, fue una destacada ilustradora botánica y entomóloga. Desde joven, mostró gran curiosidad y talento para la pintura, lo que la llevó a estudiar la metamorfosis de los insectos.

Recomendamos en...