Categories
Ser Bebé

Bebé prematuro: guía de cuidados en casa

La llegada de un bebé prematuro requiere de algunos cuidados especiales en casa, pero nunca olvides que lo más importante es tu amor.

La llegada de un bebé prematuro requiere de algunos cuidados especiales en casa, pero nunca olvides que lo más importante es tu amor.

Cuando un bebé prematuro recibe el alta para ir a casa, implica que es lo suficientemente fuerte y se ha recuperado en gran medida de las complicaciones presentadas al nacer; es decir, no necesita ayuda para respirar, comer, ganar peso, succionar o mantener estable su temperatura. Pero es importante seguir algunos consejos de especialistas sobre sus cuidados en casa.

 

1. Lo ideal es mantener un ambiente relativamente cálido (alrededor de los 22 grados) y sin cambios bruscos de temperatura al interior.

2. La higiene es vital, por ello es importante lavarse las manos de manera frecuente, prevenir que entre en contacto con personas u otros niños enfermos, no dejar residuos de comida u otra basura en su habitación, así como lavar perfectamente su biberón (en caso de que se use).

3. Al inicio restringir las visitas, además de evitar acudir con el bebé a lugares demasiado encerrados o con mucha gente.

4. Las infecciones más comunes en bebés prematuros son las respiratorias y las digestivas, por ello es fundamental evitar el contacto con cualquier persona, objeto o alimento contaminados.

 

TE RECOMENDAMOS: ¿Qué riesgos implica un parto prematuro?

 

 

 

 

5. Lo ideal es mantener la lactancia materna el máximo tiempo posible, para que reciba los nutrientes que le ayuden a fortalecer su sistema inmune.

6. Algunos especialistas recomiendan cambiar su pañal cada tres o cuatro horas, aunque no lo haya ensuciado.

7. Se debe ser muy puntual y estrictos con su esquema de vacunación. En el caso de la vacuna antigripal, se debe administrar a los prematuros mayores de seis meses, sobre todo si han presentado complicaciones.

8. Los bebés prematuros requieren un seguimiento médico continuo, sobre todo los nacidos con un peso inferior a 1.500 gramos, además se debe acudir con su pediatra en caso de observar cualquier síntoma de enfermedad o cambios repentinos en su estado de humor.

9. Lo más importante, recuerda que es un pequeño igual que el resto, así que el mejor cuidado que le pueden brindar es mucho amor y estímulos para crecer feliz.

 

La llegada de un bebé prematuro a casa puede generar muchas dudas y cierta incertidumbre sobre qué, cómo o cuándo hacer. Lo cierto es que si bien los bebés prematuros requieren las mismas atenciones que el resto de los pequeños, es importante saber ajustar los cuidados a su estado y edad.

 

NO TE PIERDAS: ¿Qué riesgos implica un parto prematuro?