Categories
Ser Bebé

¿Cómo evitar la pérdida de calor del recién nacido?

Es importante el cuidado del recién nacido con respecto a su termorregulación, ya que el bebé no se adapta a los cambios de temperatura debido a su piel delgada.

Es importante el cuidado del recién nacido con respecto a su termorregulación, ya que el bebé no se adapta a los cambios de temperatura debido a su piel delgada.

Foto: Pinterest

Una de las primeras observaciones realizadas en problemas del recién nacido, fue la facilidad que el bebé tenía para enfriarse. Este hecho fue especialmente llamativo en los niños prematuros y de bajo peso, de menos de 1500 g, que se enfriaban tenían una mortalidad significativamente alta.

Es por ello, que es importante concienciar a los papás del buen cuidado del recién nacido con respecto a su termorregulación o temperatura del bebé tanto en el hospital como en casa.

 

 

Foto: Pinterest

Los recién nacidos

son especialmente susceptibles a la pérdida de calor debido a que la  piel del bebé es delgada, los vasos sanguíneos están cerca de la superficie y cuentan con poca grasa subcutánea que los aísle. Además, la piel está húmeda por el líquido amniótico y la temperatura ambiente es más baja que la del medio uterino, donde el bebé se encontraba en una estabilidad térmica que le resultaba agradable.

Considerando lo anterior, es importante tomar las siguientes precauciones:

1. Mantener contacto inmediato piel con piel entre recién nacido y mamá.

2. Posición de flexión adecuada para evitar pérdidas de calor.
 
3. Temperatura ambiental entre 24ºC y 27ºC.                

4. Vestir al recién nacido con ropa adecuada para la estación del año.

5. Evitar corrientes de aire.

6. Especial protección de la cabeza del recién nacido.

7. Identificar signos de hipotermia del recién nacido, como  cuerpo frío, intolerancia a la comida, aumenta la frecuencia respiratoria, decaimiento, etc.  

De esta forma, puedes asegurarte que la temperatura del bebé sea la adecuada y que no esté pasando frío. De lo contrario, si notas que está con un poco de sudor, puedes quitarle alguna prenda.