Categories
Así Crece

Frases que destruyen la autoestima de nuestros hijos

Es cierto lo que dicen por ahí: las palabras hieren muchas veces más que los golpes.

Es cierto lo que dicen por ahí: las palabras hieren muchas veces más que los golpes.

La violencia muchas veces no es sólo física, nuestras palabras al querer educar a los niños pueden generar inseguridades, baja autoestima y varios problemas emocionales en los pequeños. Te decimos las frases que nunca debes decirle a tus hijos.

 

?Aprende a tu herman@?

Nunca compares a tus hijos, cada uno tiene sus talentos y habilidades. Respeta su individualidad y hazles saber que son diferentes pero ambos son inteligentes y capaces de hacer todo lo que se propongan. Además, el compararlos sólo genera rivalidad entre ellos.

 

?Estás chiquito, ¡no sabes hacerlo!?

Con esta frase le creas inseguridades y en lugar de darle el poder que necesita para crecer con confianza lo haces ser inseguro y no importa la edad que tenga, sabrá que siempre será pequeño para lograr lo que se proponga. Empodéralo desde que es pequeño y si no lo logra, es mejor comprender que a veces se debe intentar muchas veces antes de lograrlo.

 

?Cuando seas mamá o papá verás?

Eso le da la maternidad o paternidad una connotación negativa, nunca lo hagas.

 

Maldecirlos

Por muy enojada que estés, debes controlar tus palabras. Las palabras hirientes o groserías  son una agresión verbal muy fuerte que le va a afectar a su la autoestima y crecerá con un fuerte rencor hacia ti e incluso todas las personas.

 

?Dame espacio, no me abraces tanto?

Nunca rechaces las muestras de afecto, llegará el día que quieras un abrazo y si lo educaste a ser distante, así crecerá y cuando tenga su propia familia, será un padre o madre distante e incapaz de dar amor.