Categories
Así Crece

Niños superdotados: mitos y realidades que debemos conocer

Se estima que sólo el 2% de la población son superdotados.

Se estima que sólo el 2% de la población son superdotados.

El entender realmente a los niños superdotados nos abre la posibilidad de saber tratarlos y entenderlos, algo que pocas veces ocurre. Entre los mitos más comunes sobre estos pequeños es que todos son niños con alto rendimiento, pero hay casos de niños que no sobresalen en la escuela y no tienen muy buenas calificaciones por diversas causas como aburrimiento, desmotivación o porque el sistema de aprendizaje repetitivo y tradicional requiere de un predominio del hemisferio izquierdo, mientras que estos pequeños funcionan más con el derecho y necesitan otro tipo de aprendizaje.  Así que sólo hay un porcentaje de niños con alto rendimiento académico.

 

Otra mala información es que no necesitan apoyo porque no lo necesitan, pero se ha comprobado que si estos pequeños no tienen el apoyo correcto pueden fracasar y presentan incluso asma, problemas de piel, trastornos digestivos, de sueño y alimentación a causa de la ansiedad de trata de encajar en un molde que no les corresponde. Así que un ambiente adecuado favorece que exploten sus habilidades.

 

También existe una creencia errónea que son causa de sobreestimulación cuando eran pequeños. La sobredotación tiene un componente de herencia genética y aunque tratamos de estimular a un niño, no podemos crear niños superdotados.

 

Los niños con altas capacidades son muy sensibles y vulnerables, la mayoría tienen sobreexcitabilidades sensoriales o motrices como al ruido, olores, luz intensa, les incomodan las etiquetas de la ropa, las telas rígidas y algunas texturas de alimentos. Además tienen un gran sentido de la justicia y empatía que puede llegar a ser algo obsesivo y ansiosos.

 

Estudios comentan que para que los niños con altas capacidades puedan desplegar su potencial cognitivo se debe en un 30% a factores cognitivos y un 70% de factores emocionales.