Categories
Especiales

9 consejos para tranquilizar a tu bebé

Muchas veces después de un día lleno de actividades, tu bebé puede estar sobre estimulado y no pueda conciliar el sueño. Aquí te decimos cómo relajarlo.

Muchas veces después de un día lleno de actividades, tu bebé puede estar sobre estimulado y no pueda conciliar el sueño. Aquí te decimos cómo relajarlo.

1.      Mamá? ¡tengo hambre!

La mayoría de las veces el tener hambre hace que tu bebé esté inquieto. Y si ya le diste de comer, asegúrate que haya quedado satisfecho, así evitarás que no logre dormir por querer un poco más de leche.

 

2.       La temperatura ideal

Muchas veces el cambio de temperatura o que tu bebé sienta frío o demasiado calor puede provocar que esté un poco irritado. Procura mantenerlo calientito, en un entorno agradable y sin corrientes de aire.  Y si por el contrario, hace mucho calor, mantén ventilado el lugar para que se sienta fresco y tranquilo.

 

 

 

3.      ¡Adiós gases!

Después de alimentarlo verifica que elimine todos los gases lo más posible, ya que éstos causan cólicos y son muy molestos para tu bebito. Ponlo en posición vertical sobre tu cuerpo y con pequeños golpes suaves pero energéticos logra que eructe y saque el aire de más.

 

4.      Pañal limpio y cómodo

Que tu bebé tenga el pañal sucio es otra de las causas más frecuentes por las que puede estar irritado y llorón. Verifica que esté limpio o que no le esté molestando. Además, es importante que verifiques que el pañal corresponde a la edad de tu bebé, ya que si éste le queda pequeño, le apretará o le incomodará en sus piernas o cintura. Por ello, Huggies® tienen una gran variedad de pañales para cada etapa y diferentes características para las diversas necesidades del bebé. Además, la línea Huggies® Relajante cuenta ahora con toallitas húmedas para hacer el cambio del pañal un momento lleno de tranquilidad.

5.      Hasta el más pequeño detalle importa

Si ya verificaste que comió bien, liberó el aire y su pañal está limpio, no escatimes en buscar otro detalle. Muchas veces detalles como un pelo enredado en un dedito del pie o de la mano o una etiqueta de la ropa, puede ser la causa de que esté molesto y no pare de llorar. Revisa centímetro a centímetro.

 

6.      Masaje relajante

El poder de tus manos puede ser la solución. Con un suave masaje puedes dar a tu bebé unas caricias terapéuticas que ayudan a aliviar sus posibles malestares y lograr que duerma por más tiempo. Con crema Huggies® Relajante podrás calmarlo y re hidratar su piel con su suave textura.

7.      Música suave y luz tenue

Acuéstalo en su cuna, pon música relajante y disminuye la intensidad de la luz, esto lo ayudará a ir poco a poco tranquilizándose y él entenderá que terminó el momento de jugar y llegó el tiempo de dormir.

 

8.      Tus brazos su mejor tranquilizante

No hay bebé que resista los  suaves brazos de mamá. El tenerlo en tu regazo y mecerlo es la mejor manera de que tu bebé encuentre la paz que tanto busca para lograr dormir. Camina con él y mécelo un rato, poco a poco verás que empieza un bostezo y en poco tiempo estará dormido profundamente.

 

9.       Baño relajante

La mejor manera de terminar el día y consentir a tu bebito es darle un baño calientito con un aroma ideal para antes de dormir. La línea Huggies® Bath and Body Relajante con aroma a Lavanda y Manzanilla, una mezcla perfecta para relajar a tu bebé y llevarlo directo a los brazos de Morfeo.