Categorías
Salud

Descubren origen de muerte súbita en los bebés

La muerte súbita infantil y la muerte súbita inesperada en la epilepsia son trastornos incapacitan al individuo para despertarse cuando aumentan sus niveles de dióxido de carbono (CO2) en la sangre, posiblemente debido a un reflejo neural defectuoso.

El síndrome de muerte súbita del lactante sucede manera inesperada pequeños menores de un año. Es la causa de fallecimiento más común en bebés. Su autopsia no revela una causa explicable y no presenta síntomas previos.

Ambos síndromes comparten muchas similitudes médicas pero sus causas fisiológicas no se conocen bien.

Salud en el tercer mes: El chupón disminuye riesgo de muerte súbita
Salud en el tercer mes: El chupón disminuye riesgo de muerte súbita

“Si las vías respiratorias de alguien se bloquean con una manta, por ejemplo, no pueden expulsar CO2, lo que hace que sus niveles sanguíneos de CO2 aumenten. Normalmente, esto desencadena una serie de reacciones que hacen que el individuo se despierte y se reubique, para que puedan respirar de nuevo, o pedir ayuda, como en el caso de un bebé”, señaló Gordon Buchanan, profesor de neurología en la Universidad de Iowa.

En ambos trastornos, el aumento de CO2 no desencadena la respuesta de despertador como debería, lo que puede acarrear la muerte. Todo apunta a que se trata del mal funcionamiento de un receptor de serotonina en el cerebro.

“Las neuronas de serotonina en la médula están involucradas en la regulación de la respiración, y creemos que las que están en el cerebro medio están relacionadas con la regulación de la capacidad de una persona para despertarse”, apuntó Buchanan.

En casos de muerte súbita infantil y muerte súbita inesperada en la epilepsia, las autopsias revelan anomalías en el sistema de serotonina del cerebro en el individuo.