Categories
Ser Bebé

3 ejercicios de estimulación para recién nacidos

Aunque veas a tu bebé tan pequeñito, hay muchos juegos que puedes hacer con él para estimular su desarrollo.

Aunque veas a tu bebé tan pequeñito, hay muchos juegos que puedes hacer con él para estimular su desarrollo.

Durante los primeros meses de vida, el bebé necesita, sobre todo, estímulos para sus cinco sentidos: tacto, oído, vista, olfato e incluso el gusto. Hay muchos juegos de estimulación que puedes hacer con tu hijo en esta etapa. Eso sí, si notas que el pequeño se cansa o llora, es mejor dejarlo para otro momento.

 

1. En la cuna

 

En los primeros meses de vida, los bebés pasan muchas horas en la cuna. Los móviles de cuna los entretienen y les proporcionan estímulos visuales y auditivos. Los muñecos blanditos y los peluches estimulan su sentido del tacto , así como los gimnasios de cuna, que emiten sonidos cuando el bebé les da pataditas y les ayudan a empezar a descubrir las relaciones de causa-efecto.

 

2. En el baño

 

El baño es un ritual fantástico previo al sueño, ya que los relaja y les divierte. Sentir el agua sobre su piel, seguros en manos de mamá o papá, el aroma del jabón y la crema, el sonido del agua al chapotear, observar la espuma o los juguetes que flotan es todo un festival para los sentidos de los bebés, también en los primeros meses de vida.

 

No es necesario que el baño sea muy largo, ni siquiera que sea diario si tu peque no disfruta en exceso en el agua, pero pronto se convertirá en uno sus momentos favoritos del día, y más si acompañamos el ratito en la bañera con un masaje relajante antes o después del baño.

 

3. De paseo

 

Los niños necesitan tomar el sol a diario para sintetizar la vitamina D, imprescindible para la correcta asimilación del calcio y para que este mineral se deposite en sus huesos. Pero además, al pasear en su carrito o en una mochila o fular el bebé percibe otros sonidos, olores y colores, siente variaciones de temperatura y te escucha en una situación diferente de la habitual. Se mueve de una forma diferente, se balacea?

 

Siempre que sea posible, saca a tu bebé a la calle y, si ya es capaz de mantenerse sentado y el tiempo lo permite, deja que experimente en el parque con las texturas de la arena, las hojas o las plantitas y disfrute en los columpios adaptados para bebés.