Padres e hijos

Gender reveal: la moda que se salió de control

¿Qué perpetúa esta celebración que encasilla a un/una bebé que ni siquiera nació? 

¿Qué perpetúa esta celebración que encasilla a un/una bebé que ni siquiera nació?

Creado:

Actualizado:

Así como hemos importando tradiciones como el Baby Shower, Halloween o hasta el Día de Gracias, en algunos hogares mexicanos, hace unos años se ha instalado la nueva tradición de hacer el Gender reveal para los futuros padres. 

El Gender Reveal o “revelación del género” tiene que ver con una fiesta planeada en torno a dar a conocer a familiares y amigos de la pareja, el género del futuro bebé.

.

.Ernesto Tijerina Cantú - Pexels

Se puso de moda en 2008 cuando Jenna Karvunidis, bloguera de Estados Unidos, decidió dar la noticia de su embarazo a través de este evento, que terminó haciéndose viral e impactando en muchos otros países del mundo que copiaron la “original” idea. 

Tiene características muy precisas como que el género masculino está representado por el color celeste y el femenino con el color rosa.

La fiesta en sí, pero sobre todo la idea detrás de ésta, podría perpetuar algunos roles de genero y preferencias impuestas, ya que se señala un color como identitario de un género.

Llevamos años ya hablando de la importancia de que uni niño pueda jugar con muñecas o que una niña pueda practicar fútbol, O NO, en ambos casos, y que se puedan vestir con la ropa que les guste, entre otras cosas. Pero hay una lucha y un abanico de información que se ha desplegado sobre nosotros como para saber que definir a una persona por sus genitales no está relacionado con la identidad de género. 

México ha cobijado con gran demanda y aceptación las fiestas de revelación de género de sus futuros/as bebés sin considerar que el resultado de una ecografía probablemente tenga poco que ver con el desarrollo de esa persona en el mundo. 

La creadora se retracta 

Jenna Karvunidis hizo la primera fiesta de revelación de género, hace 16 años. En ese entonces, emocionada por su ecografía que decía que tendría a una niña, le pareció divertido y original dar a conocer a su familia dicha información a través de una fiesta.

Una década después, Jenna comentó en la revista People en español: “¿A quién le importa qué sexo tendrá un bebé?. Yo hice eso porque no sabía lo que sé ahora: que poner el foco de atención en el género de un niño deja fuera mucho de su potencial y sus talentos, los cuales no tienen nada que ver con lo que haya entre sus piernas”.

.

.Tim Mossholder . Pexels

No se imaginaría la magnitud que cobró este fenómeno al punto de utilizar la boca de un cocodrilo para explotar una sandía de color azul, o que se debió rescatar a una paloma teñida de rosa o incluso peor, el incendio en California que se ocasionó a partir de una de las fiestas de revelación de género. Sin contar los incidentes propios de utilizar pirotecnia, por ejemplo.  

Independientemente de considerar que muchos de los extremos de las celebraciones pueden ser peligrosos a nivel físico, debemos considerar como primera alerta lo que perpetúa este evento.

Respetar la diversidad de las infancias es un derecho para su vida. Aprender a escucharlos/as genera una mejor relación con ellos al respetar su individualidad y su manera de expresarse.

tracking

No te pierdas...

Recomendamos en...

Recomendamos en...

Recomendamos en...

Recomendamos en...

Recomendamos en...