Categorías
Así Crece

7 Actividades divertidas para que tu hijo haga ejercicio sin darse cuenta

Forzar a que tu peque realice alguna actividad no es muy recomendable. Aquí te decimos cómo lograrlo súper fácil.

Forzar a que tu peque realice alguna actividad no es muy recomendable. Aquí te decimos cómo lograrlo súper fácil.

Todos los niños son diferentes, hay algunos más activos que otros y si tú pequeño es de los que no han encontrado alguna actividad física que realmente les guste y quieran practicar, te decimos cómo lograr que haga ejercicio de forma divertida. Finalmente, lo que importa es que siempre esté en movimiento.

Además, el ejercicio brinda grandes beneficios como la formación de músculos y huesos más fuertes, ayuda a evitar el sobrepeso y obesidad, disminuye el riesgo de padecer enfermedades como la diabetes, presión arterial o colesterol alto y sobre todo, ayuda a tener una mejor resistencia física.

 

1. Chapuzón en vacaciones

¡Ningún niño se resiste a una buena diversión en el agua! Aprovecha esta temporada para visitar la playa o algún lugar con alberca, verás que querrán estar todo el día nadando. La natación es uno de los ejercicios más completos que existen porque involucra a todos los músculos del cuerpo.

 

2. Patinar sobre hielo o en ruedas

Debes tener un poco de paciencia al principio, quizá te tomará tiempo que tenga confianza para hacerlo por sí solo, pero una vez que lo haya logrado, ¡le encantará! Y es que es súper divertido ya sea en ruedas o en hielo.

Es una excelente forma de estimularlo a ejercitarse sin ser consciente del esfuerzo que implica, a la vez que fortalece los músculos de sus piernas, desarrolla la concentración y gana confianza en sí mismo.

 

3. Bici

Es una de las actividades más divertidas para los niños, si ya está en edad de que pueda ir solito, es la mejor forma en la que tú y él pueden ejercitarse juntos durante un fin el semana. Los beneficios serán muchos para los dos, pero sobre todo en tu hijo estimulará e incrementará la coordinación y equilibrio.

 

4. Cascarita

Aunque tu peque no sea un experto en fútbol, una salida al parque o jardín es una magnífica idea. Correr tras el balón, intentar quitar la pelota o meter un gol es mucho ejercicio. Lo mejor es que si se juntan varios amiguitos, aprenderán a trabajar en equipo.

 

5. Trotar

¡Sólo necesitan ropa cómoda y un par de tenis! Existen muchos lugares con pista de tartán o simplemente con arcilla donde puedes compartir pequeñas distancias o disfrutar con él de una buena caminata.

 

6. Baila

No necesitas mucho espacio y con su música favorita pueden pasar horas moviéndose. A ellos les encantará compartir esos momentos contigo y la música es una gran forma de mantener su energía en balance.

 

7. Cuidar a su ?amigo peludo?

Si tienes mascota, haz que tu peque participe en su cuidado, que lo bañe, lo peine y lo saque a pasear, estas caminatas deben ser diarias y además, a todos los niños les encanta salir con su perro.