Categories
Así Crece

Lo has hecho muy bien. La importancia de reconocer sus logros.

Los halagos y las felicitaciones los hacen crecer con seguridad para afrontar la vida con valentía.

Los halagos y las felicitaciones los hacen crecer con seguridad para afrontar la vida con valentía.

No hay nada más natural que sentir la necesidad de expresar a nuestros hijos lo maravillosos que nos parecen: aplaudir cuando consigue subir al tobogán más alto, darle un buen abrazo cuando recoge su cuarto después de jugar o deshacernos en elogios con el orgulloso dibujante que ha pintado unas flores hermosas.


Es muy sano hacer saber a nuestros hijos que su tesón, su esfuerzo y sus capacidades personales nos encantan. Porque lo que nos gusta es él: esa pequeña personita que crece y nos sorprende cada día con nuevas cualidades. Sin embargo, al igual que sucede con los «te quiero», los halagos deben salir desde el corazón para que realmente nutran su autoestima y le aporten la información que necesita para crecer.

Un elogio no puede separarse de la persona que lo emite y, por ese motivo, no es lo mismo que los aplausos vengan de papá o mamá que de alguien al que apenas conoce; sin duda, nuestra aprobación vale el doble. Y es que las palabras bonitas y los halagos, nos guste o no, llevan siempre consigo un juicio de valor por nuestra parte. Y, por tanto, están condicionados por las expectativas que tenemos puestas en nuestros hijos.

Así, de forma más o menos consciente, nos convertimos en la «unidad de medida» y solemos esperar que nuestros hijos sean parecidos a nosotros. O por el contrario, queremos que sean aquello que no logramos ser: ordenados y pacíficos, que les gusten y sean muy buenos en matemáticas o que tengan una especial facilidad para la música.

Observarlo y dejarnos sorprender por las muchas cosas que hace bien a diario y de forma espontánea y señalárselas con todo nuestro cariño es una forma de decirle «¡eso es! Por ahí vas bien, me encanta cómo eres y cómo haces todas estas cosas». Y tú, ¿cómo celebras los logros de tus hijos?