Categories
Así Crece

México ante un grave problema de desnutrición, según el Informe Mundial de Nutrición 2017

México se enfrenta a un grave reto alimentario derivado de la desnutrición y la obesidad, según el Informe de Nutrición Mundial 2017.

México se enfrenta a un grave reto alimentario derivado de la desnutrición y la obesidad, según el Informe de Nutrición Mundial 2017.

En los 140 países estudiados, entre los que se incluye México, se observaron "cargas significativas" de tres importantes tipos de malnutrición que se utilizan como indicadores de tendencias más amplias: retraso de crecimiento en un 12% de los niños menores de cinco años. Más de tres quintas partes (65%) de las mujeres adultas tienen sobrepeso y un 15% de mujeres en edad reproductiva padecen anemia. Aunque está previsto que México alcance los objetivos para reducir la emaciación en niños menores de 5 años, su progreso en la reducción del retraso de crecimiento en niños menores de 5 años ha sido limitado y está lejos de alcanzar sus objetivos de reducción de obesidad y diabetes en hombres y mujeres.

 

"En los últimos años, México ha implementado exitosamente diversas acciones y políticas para tratar el retraso en el crecimiento y la emaciación en niños, así como la anemia en mujeres. Sin embargo, la obesidad y las enfermedades no transmisibles están frenando los esfuerzos para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Por ello, se requieren acciones concretas en las que participen coordinadamente la academia, las autoridades que diseñan las políticas públicas y el sector privado para acelerar el progreso en esta área", señaló la Dra. Luz María De-Regil, directora de Servicios Técnicos Globales y Asesora Técnica en Jefe de Nutrition International, una ONG ampliamente reconocida por sus expertos.

 

El Informe de Nutrición Mundial 2017 exige que la nutrición ocupe un lugar central en los esfuerzos para poner fin a la pobreza, luchar contra las enfermedades, elevar los estándares educativos y luchar contra el cambio climático.

 

"Sabemos que un niño bien nutrido tiene 33% más de probabilidades de salir de la pobreza", dijo Jessica Fanzo, profesora distinguida reconocida por Bloomberg de alimentación mundial y política y ética agrícola en Johns Hopkins University y copresidenta del Informe de Nutrición Mundial. Asimismo, añadió "Aprenden mejor en la escuela, son más sanos y se convierten en miembros productivos de sus economías. Una buena nutrición proporciona la capacidad cerebral, la infraestructura de la materia gris para construir las economías del futuro".

 

En contraparte,  el informe constató que las tasas de sobrepeso y obesidad aumentan en casi todos los países. En México, 5% de los niños menores de cinco años tienen sobrepeso, pero este porcentaje aumenta al 64% y 65% en hombres y mujeres adultos respectivamente.  Casi un tercio (32%) de las mujeres están clasificadas como obesas y a nivel mundial, al menos 41 millones de niños menores de 5 años tienen sobrepeso y el problema afecta a países de altos y bajos ingresos por igual.