Categorías
Ser Familia

Pros y contras de ser hijo único

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de tener un hijo único? Descúbrelas.

Pros y contras de ser hijo único

Por Mayra Martínez y Berenice Villatoro

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de tener un hijo único? Descúbrelas.

Cuando nos convertimos en papás, nuestro bebé llena nos llena el corazón por completo; tanto, que llegamos a tomar la decisión de no tener más hijos. Además, existen otro tipo de factores (como el económico) en los que apoyamos esta alternativa.

Pros y contras de ser hijo único

Sin embargo, también nos ponemos a pensar si la falta de hermanos afectará el desarrollo psicológico y emocional de nuestro hijo.  Te contamos los pros y los contras de ser hijo único:

Los pros de ser hijo único

Tu pequeño podrá gozar de una privacidad privilegiada, pues no tendrá que compartir su espacio personal con nadie más, ni tendrá que ocultar información confidencial (como cartitas o su diario).

Por otro lado, no tendrá el conflicto de compartir sus cosas, las cuales podrá cuidar con total libertad (muchas veces, son los hermanitos menores los que descomponen los objetos de los hermanos mayores). También evitará pelear por los horarios para ver la televisión o tomar la computadora.

En la escuela, un hijo único tiene la posibilidad de tener mejores notas, ya que prestamos mayor atención a su desempeño escolar y tendrá la oportunidad de participar en más actividades.

Mira cómo elevar el buen humor de tu hijo

Llena la habitación de tu hijo con los colores del arcoíris y sube su ánimo

Los contras

Gracias a los hermanos se crean valores difíciles de fomentar en otros círculos sociales: los niños aprenden a compartir y a ser más tolerantes. Un hijo único se acostumbrará a que se le dé todo a él y pueden convertirse en más demandantes y caprichosos de los normal. Le costará más de lo normal llegar a acuerdos y desarrollar empatía.

Los padres son más exigentes con un hijo único, ya que enfocan todas sus expectativas en él, como metras y triunfos. Esto puede provocar ansiedad en el pequeño por el miedo de defraudar a su familia.

Además, los papás tienden a ser más sobreprotectores: es más difícil que le permitan vivir experiencias a él solo que si tuviera hermanos.

Si has decidido tener sólo un pequeño, procura que socialice con otros niños de su edad y que aprenda a compartir; descubre una actividad que le guste y procura hacerla junto a él, y después deja que lo experimente él solo. Verás cómo crece sano y feliz.

¿Qué tan grande es tu familia?

Foto: Getty Images

Mira cómo apoyar a tu hijo

Cómo estimular la creatividad de mi hijo